Nación

159 000 personas incomunicadas por lluvias en el Caribe Norte

Se eleva a quince la cifra de muertos por lluvias persistentes

Inundaciones

Una nueva víctima de 23 años en Boaco, mientras Crecida de río Wawa Boom separa Puerto Cabezas y Waspam, en Caribe Norte



Al menos quince personas han muerto a causa de las lluvias persistentes de las últimas semanas en Nicaragua, que mantiene en vigor alertas amarilla y roja en distintas zonas de su territorio.

Los cinco fallecidos más recientes, cuatro hombres y una mujer, son originarios del norte del país y todos fallecieron al intentar cruzar ríos o quebradas crecidas, según información oficial.

Cinco de los fallecidos fueron la semana pasada, durante los sistemas de baja presión que afectaron el Pacífico y Centro.

Un total de 677 personas fueron evacuadas en la ciudad de Matagalpa (norte) por la amenaza de ríos crecidos, según información oficial.

Adicionalmente, 8798 familias se encuentran sin energía eléctrica, y 13 796 sin servicio de agua potable.

Bilwi y Waspam incomunicados

Las lluvias recientes también han dejado incomunicados los municipios de Puerto Cabezas y Waspam, en el noreste de Nicaragua, que juntos suman cerca de 159 000 habitantes, informó el Gobierno local.

Los municipios, que pertenecen a la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), quedaron incomunicados debido a la crecida del río Wawa Boom, cuyo nivel aumentó en dos metros, comunicó la Alcaldía de Puerto Cabezas, a través de medios del Gobierno.

Datos del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) indican que en Puerto Cabezas, cabecera de la RACN, habitan 101 216 personas, casi todas en la ciudad de Bilwi, y otras 57 320 viven en Waspam, cerca de la frontera con Honduras.

Las lluvias recientes provocaron una muerte más y ya totalizan siete en Nicaragua. La nueva víctima fue identificada como Wilder Enoc Sevilla Aguilar, de 23 años, un profesor originario de Boaco, que el lunes había sido arrastrado por la corriente de un río en dicha ciudad, ubicada en la zona central.

Boaco no fue incluido en el decreto de alerta roja emitida ayer por el Gobierno de Nicaragua, que sí aplicó para los departamentos de Chinandega, Jinotega, León, Managua, Matagalpa y Nueva Segovia, ubicados en el Pacífico y norte de Nicaragua, además de la Región Autónoma Caribe Norte (RACN) y Región Autónoma Caribe Sur (RACS), en la costa este de Nicaragua.

Los restantes ocho departamentos que componen Nicaragua se encuentran en estado de alerta amarilla, que manda a los habitantes a estar listos para actuar ante un posible desastre.

Las lluvias de las últimas dos semanas han dejado al menos siete muertos en Nicaragua, miles de familias han necesitado ser evacuadas y cientos de viviendas se reportan dañadas, según el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

Las precipitaciones se deben a la presencia de un centro de baja presión ubicado en el océano Pacífico, con altas probabilidades de evolucionar hacia depresión tropical en las próximas horas, según las autoridades.

Las lluvias persistentes son normales en esta época del año en Nicaragua.

La temporada húmeda en Nicaragua se extiende desde mediados de mayo hasta fines de noviembre.