Nación

Cámaras empresariales instaron a sus socios a unirse al paro

24 horas de paro nacional por los presos políticos

paro nacional

El paro es una medida "por la liberación de los presos políticos, por el Diálogo Nacional y por la paz", afirman organizadores



Mercedes Dávila recuerda que cuando iniciaron las protestas contra el régimen de Daniel Ortega no estaba de acuerdo en que su hijo Edwin Carcache participara y varias veces le pidió que se “saliera”. Sin embargo, tras recibir varias amenazas y ver que la lucha era justa le dijo a su hijo que “lo apoyaría hasta el final”. 

La prueba más dura para esta madre llegó el pasado martes, cuando su hijo fue secuestrado por paramilitares. “Mi hijo es inocente, su único delito ha sido alzar la voz en las marchas, tomar un micrófono y denunciar a este régimen, él no es nada de lo que ellos dicen”, aseguró Dávila. 

La mañana del jueves Carcache fue presentado por las autoridades policiales acusado de ser el líder de una banda “terrorista” que cometió robo agravado, obstrucción de funciones, facilitación de evasión, portación ilegal de armas de fuego, tentativa de homicidio, lesiones gravísimas e incendio en perjuicio del Estado de Nicaragua.

“Son autores de actos terroristas en tranques, destrucción, saqueo e incendio de recinto universitario, instituciones públicas y privadas, buses de transporte colectivo, tortura, secuestro y robos”, dijo el comisionado mayor Farlen Roa, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ). 

Dávila confesó, en el programa televisivo Esta Noche, que llegó incluso a comprarle visa a su hijo para que se fuera a Costa Rica. “Lo aconsejé varias veces, pero cuando empezamos a recibir amenazas de muerte, le decían que lo harían chingaste, que quemarían la casa, yo le prometí a mi hijo que lo apoyaría siempre”, explica.

Para Edwin Carcache Bello, padre del joven detenido, fue “un circo” la presentación de su hijo por parte de las autoridades. “No hemos podido ver a nuestro hijo desde que los secuestraron los paramilitares, y es irónico como lo presentan como un delincuente con la cara destapada y los policías que supuestamente son los honrados tienen los rostros tapados”, aseguró. 

Ambos prometieron seguir en las calles protestando por la liberación de su hijo. “Debemos salir a las calles, porque Edwin salió a la calle a exigir por los presos políticos, tenemos que perder el miedo y si tenemos miedo, salgamos con miedo a protestar”, insistió Carcache Bello.

Más presión para Ortega 

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia demandará este viernes la liberación de todos los “prisioneros políticos” con el tercer paro nacional de 24 horas. Azahalea Solís, integrante de esa organización, aseguró que esta es una medida de presión para exigir la liberación de los presos políticos que se suma a toda la proyección internacional de la crisis que vive Nicaragua desde hace casi cuatro meses. 

Sobre los detenidos, indicó que están brindando asesoría legal a varios, pero son conscientes que es una lucha difícil. “Estamos frente a un régimen que no entiende razón, que a los detenidos los raptan los paramilitares, los capturan sin orden judicial, hay un enorme rosario de abusos en los que se violentan las garantías legales de los detenidos”, dijo. 

Solís dijo que creen que un paro indefinido no es la medida necesaria tomando en cuenta la economía informal del país. “Las condiciones no dan para un paro indenifinido y debemos romper con esa mentalidad mágica que eso es lo último para acabar (con el régimen de Ortega)”, explicó. 

“Hemos logrado sentar a Ortega en el Diálogo Nacional, hemos logrado que no renuncie al mismo diálogo como única salida a la crisis, se ha logrado que la ONU se pronuncie y que muchos países denuncien la violencia que vivimos, eso gracias a la protesta de todos los nicaragüenses, así que debemos seguir luchando”, insistió.