Reporte ciudadano

“Elevado riesgo de muerte por falta de recursos sanitarios”, alertan más de 700 médicos

"La estrategia inaudita e inverosímil del Gobierno nicaragüense ante pandemia del covid-19 continúa siendo la misma", lamentan profesionales de Salud

Al menos 716 médicos de Nicaragua alertaron en un pronunciamiento que “el precario sistema de Salud público se encuentra en vías de saturación, con una alta probabilidad de colapsar en los próximos días” por lo que demandan al Gobierno que tome medidas para reducir el impacto del covid-19 en el país. La población, afirman, tiene “un elevado riesgo de muerte debido a la falta de recursos sanitarios para enfrentar la epidemia”.

“El país se encuentra en fase de diseminación comunitaria de la epidemia y el estado continúa sin aplicar las medidas de mitigación que permitan el control del brote epidémico, ignorando de manera indolente la realidad de la pandemia en nuestro país”, afirman los doctores.

En el documento explican que, como fue advertido con anticipación por los expertos, con base en la experiencia previa de Lombardía, Madrid y Nueva York, “el incremento exponencial de la curva de casos inició en el mes de mayo y es posible que sin medidas de mitigación se extienda por varias semanas, con un impacto brutal de letalidad en la población general”.

“Desde hace días ha sido noticia cotidiana el desconcierto, dolor y luto que ya se está provocando a muchas familias nicaragüenses. Muertes que pudieron ser evitadas”, afirman.

“Inaudita e inverosímil” estrategia del Gobierno

Asimismo, denuncian que “la estrategia inaudita e inverosímil del Gobierno nicaragüense ante la pandemia del covid-19 continúa siendo la misma”, a pesar del llamado de diferentes organismos y expertos que exhortan aplicar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cambio, lamentan que el Gobierno “permanece impasible pretendiendo normalizar la realidad, anteponiendo los aspectos económicos a la salud de la población nicaragüense, convirtiéndonos en un potencial foco de diseminación de la infección para el resto de Centroamérica”.

Por lo tanto, exigieron una vez más al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo “que declare la fase de transmisión comunitaria y actúe en consecuencia, implementando las medidas de mitigación de la epidemia, tales como: la suspensión de actividades masivas, el cierre temporal de centros de educación (primaria, secundaria y superior), la suspensión de actividades no esenciales que impliquen presencia física y -de ser necesaria- la cuarentena comunitaria, todo con el objetivo de disminuir la tasa de contagios y muertes, así como de reducir la saturación del sistema de salud”.

Foto: EFE | Jorge Torres

Amenazas a médicos y estudiantes

En este segundo pronunciamiento de profesionales de la salud independientes sobre la situación actual del covid-19 en Nicaragua denuncian que “algunos médicos firmantes del pronunciamiento anterior han recibido amenazas indirectas de despido en algunas instituciones públicas y por medio de redes sociales”.

“Un punto aparte merece el estudiantado de medicina, quienes bajo presión y amenaza de retiro de becas y de matrículas, han tenido que asistir a actividades académicas en los hospitales, sin los medios apropiados de protección contra el covid-19”, aseguran.

Señalan que, como consecuencia de una demanda creciente y exponencial por padecimientos respiratorios graves a nivel nacional y de la falta de equipos adecuados de protección para el personal de salud, “muchos profesionales sanitarios y de apoyo han resultado con covid-19 lo que ha mermado la capacidad de atención a la población y conducido al agotamiento temprano de dichos recursos”.

“Muchos trabajadores se han visto forzados a abandonar su noble labor por falta de condiciones apropiadas y para no continuar exponiéndose a la infección por el virus”, insisten.

“Ocultamiento y manipulación deliberada” de covid-19

También manifestaron que hasta la fecha “la estrategia gubernamental ha sido mantener centralizadas -y de difícil acceso- las pruebas diagnósticas para covid-19 por lo que se desconoce el número de test (y sus resultados) realizados por el Ministerio de Salud, haciendo imposible conocer la dimensión real de la pandemia”.

“El ocultamiento y manipulación deliberada del número real de personas afectadas no permite la aplicación de las medidas epidemiológicas apropiadas de contención y mitigación, de manera que lo observado en el país es la evolución natural del brote de SARS-CoV-2”, advierten.

Por ello, instan a los nicaragüenses al autocuido, a quedarse en casa y continuar con las medidas básicas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros de control de Enfermedades de EEUU de América (CDC, por sus siglas en inglés) como son: el distanciamiento físico, el lavado frecuente de manos y el uso de la mascarilla al salir de casa.

Además solicitan que la OPS/OMS, Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos “valoren in situ el manejo de la pandemia de parte de las autoridades de salud de Nicaragua”.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend