Confidencial

Acción 10 ante amenaza oficialista: “seguiremos nuestro trabajo”

Periodistas de Canal 10 en el estudio del telenoticiero Acción 10. Foto tomada de Facebook | Confidencial

Ante los rumores sobre el control de la política informativa del noticiero Acción 10 y la revista matutina Acción 10 En la Mañana, de parte del Gobierno del presidente Daniel Ortega, el jefe de prensa de este medio de comunicación, Mauricio Madrigal, aseguró que “el compromiso continúa con la población y no hay ninguna variación en nuestro trabajo”.

“La dirigencia del Canal 10 no me ha notificado nada. Hablé con el jefe regional en Miami y me confirmó que nos vamos a mantener haciendo nuestro trabajo, tal como lo hemos venido desarrollando hasta ahora”, afirmó Madrigal a los medios de comunicación.

Desde el domingo 19 de agosto existe el rumor de que Oscar Ortiz, periodista oficialista y jefe de sucesos del Canal 8, se haría cargo de la revista de la mañana y posteriormente del noticiero Acción 10, para establecer una política informativa que no cuestione las acciones del régimen orteguista frente a la crisis sociopolítica que afecta al país.

El lunes por la mañana Ortiz llegó a las instalaciones del Canal 10 a realizar un recorrido por el área de control máster y prensa. A su entrada dijo que “se presentaba en nombre de don Carlos Pastora”, gerente general de ese medio de comunicación, para trabajar formalmente en el noticiero.

“Vino un periodista, de nombre Oscar Ortiz, que venía a ver la política informativa, que alguien lo había contratado. A mí me causó sorpresa y más nada, porque casualmente paso en comunicación con el jefe regional de prensa, y me dijo que nada. A todos nos llenó de sorpresa y se corrió el rumor que esta persona andaba llamando al resto. Pero se reitera que se mantiene la misma política informativa”, afirmó Madrigal.

El jefe de prensa de Acción 10 aseguró que solo “el día que yo venga y renuncie, es porque algo está pasando”, sin embargo, enfatizó en que hay tranquilidad, sostenibilidad, que se mantienen la misma línea informativa y que “no tengo orientación ni de cambiar a nadie ni de incluir a nadie”.

La presión del Gobierno a Canal 10

El noticiero Acción 10, antes de la crisis sociopolítica del país, mantenía su agenda copada de nota roja y muy pocos temas políticos. Una vez que la protesta recrudeció y la represión gubernamental aumentó, el medio de comunicación optó por informar sobre estos hechos relevantes.

Durante estos cuatro meses de protestas, dos periodistas de Acción 10 han sufrido la represión en carne propia. Uno de ellos es el corresponsal de Granada, Roberto Collado, quien fue secuestrado y golpeado por paramilitares, aunque posteriormente liberado.

El otro periodista es Paco Espinoza, corresponsal de Jinotega, quien desde hace más de veinte días está huyendo de la Policía Nacional. Sobre él pesa una orden de captura de parte de la Policía Nacional, mientras que los líderes políticos del Frente Sandinista han publicado en redes sociales un precio de 7000 dólares a cualquier información sobre su paradero.

Madrigal explicó que “hay personas o sistemas” que van a buscar como afectar la labor periodística, sobretodo en una coyuntura tan delicada. Sin embargo, el noticiero seguirá informando como lo ha hecho antes, pese a las amenazas que incluso el propio jefe de prensa ha recibido.

“Hemos sufrido amenazas, tortura, persecución. Este canal es uno de los canales que ha puesto más víctimas. Ustedes mismos han visto la campaña sostenida de un medio en mi contra y todo es parte de esa presión. Solo pedimos a Dios que nos proteja y nos mantengan con vida y libertad”, declaró Madrigal.

Por su parte Yelsin Espinoza, periodista de Acción 10 y presentador de la revista matutina, expresó que la visita de Ortiz al Canal, fue un intento de presión de parte del Gobierno para “callarnos” pero “no lo vamos a permitir”, pues seguirán “informando” debido que es un “derecho y al mismo tiempo un deber”.

Espinoza reafirmó lo dicho por su jefe de información, de que la agenda informativa del Canal seguirá como ha estado durante estos meses de protestas, pues entienden de que son un apoyo para la población en materia informativa, y el único objetivo es llevar un contenido veraz e imparcial.

“Los micrófonos de Canal 10 son de la población. Sabemos que somos un blanco, pero no van a lograr doblegarnos. Tenemos valores y un compromiso con el pueblo. Los periodistas de este medio seguiremos siendo los que la gente ya conoce. Sabemos que son situaciones que se van a dar y se van a seguir depurando”, insistió el periodista.