Economía

Agencias de viajes con cero clientes por covid-19 temen su cierre

Sin vuelos, sin viajes y sin clientes debido a la pandemia, las agencias de viajes intentan mantenerse a flote, y algunas sobreviven con vuelos chárter

Desde que se confirmó en Nicaragua el primer caso positivo de covid-19, el 18 de marzo pasado, las agencias de viajes empezaron a recibir cancelaciones de los paquetes que ofrecen para quienes quieren venir o salir del país. Como consecuencia, sus clientes se redujeron drásticamente, en algunos casos “a cero”, a pesar de que algunos ya tenían paquetes reservados y otros hacían planes a futuro.

Jahoska Porras Sandy es gerente general de JP Travel. Desde el 20 de marzo cerraron las oficinas y trabajan desde casa. “Las aerolíneas han venido mes con mes cancelando la reanudación de los vuelos, esta parte es la que nos obliga a estar sin ofertas”, explica.

Porras afirma que aunque no tienen clientes, aún no han despedido a ningún trabajador en su empresa. Las aerolíneas han permitido que los pasajeros puedan posponer sus viajes sin penalización, pero el costo es que mientras ese proceso se extienda no ganan dinero como de costumbre, y sus finanzas ya se encuentran en una situación “delicada”.

Adán Gaitán es propietario de Mundi Tours, una agencia que describe como familiar y que se ha mantenido, según explica, gracias a que desde antes de la pandemia había adoptado el ahorro como una práctica.
Gaitán asegura que gracias a eso, y pese a que sus oficinas están cerradas, no ha despedido personal y puede brindarles un pequeño apoyo para que enfrenten el desafío económico que representa la pandemia para ese sector.

Casi cinco meses cerrados, y en el futuro: la incertidumbre

Las agencias de viajes generan sus ingresos, principalmente, de vender paquetes a turistas o viajeros en general. Por ello cobran una comisión y los guías también pueden recibir propinas de los turistas. Ese modelo de negocios está prácticamente paralizado desde marzo, afirman, y se agudizó con la cancelación de operaciones de las aerolíneas, que continúan posponiendo su regreso.

“Todo esto genera incertidumbre. Vamos sobre cinco meses cerrados sin nada de entrada”, lamenta Gaitán, quien detalla que algunos clientes han proyectado viajes para inicios del próximo año, pero todo dependerá de cómo mejore o empeore la situación en otros países, Estados Unidos incluido.

Una forma en la que sí están ganando algo de dinero las agencias de viajes es con vuelos charter, vuelos privados que se están organizando con las aerolíneas para llevar personas a otros países, principalmente Estados Unidos y España. Sin embargo, la ganancia es poca porque la comisión es de 30 dólares y estos vuelos no son diarios. La cantidad de clientes tampoco se compara.

Esmeralda Vargas es gerente de ShuVar Tours, una agencia que ofrece paquetes turísticos, boletos, hoteles, renta de autos, cruceros y seguros de viajes. Vargas explica que en su empresa sí tuvieron que recortar personal y por el momento están sosteniéndose con los vuelos chárter que organizan.

“Con los chárter se está logrando sacar ventas de los pasajeros que les urgía salir o que tenían viajes médicos y eso ha ayudado un poco”, detalla Vargas.

Un vuelo chárter, puede salir cada semana o cada quince días, según menciona, pero eso depende de qué tanta demanda de pasajeros haya.

Cada pasaje de un vuelo chárter cuesta aproximadamente 700 dólares, solamente de ida, y la agencia cobra un porcentaje por hacer la venta.

Gaitán dice que normalmente su empresa tenía unos 30 clientes al mes. Un promedio bajo en comparación con otras agencias, porque aclara que su servicio es muy específico, pues venden paquetes para que vengan turistas a torneos de pescas, que son pocos, aunque se pagan bien.

Porras, de JP Travel, detalla que sus clientes, entre empresas y particulares, podían rondar los 150 mensuales, pero la cantidad cayó dramáticamente cuando se cerraron las fronteras en todos los países por la covid-19.

¿Cuánto aguantarán las agencias de viajes en estas condiciones? Porras valorará cómo avanza la situación durante el resto del año, a la espera de que no necesite hacer mayores cambios en la forma en que trabajan.

Gaitán, por su parte, teme que posiblemente nadie verá a Nicaragua como un destino turístico en el corto plazo, debido a que las condiciones de la pandemia son bastante inciertas.

Vargas afirma que de agosto a diciembre muchas empresas tendrán que cerrar si la situación no se normaliza, porque a pesar de que están logrando generar algunos ingresos, es imposible que se sostengan de esa manera para siempre.

A mediados de julio, el Gobierno anunció a través del Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) que exigiría a todas las aerolíneas que, para autorizar su llegada al país, envíen con 72 horas de antelación las fotocopias de los pasaportes de los pasajeros y la tripulación de los vuelos, y que estas se encarguen de que los pasajeros tengan sus pruebas negativas de covid-19.

La presidenta de la Cámara de Turismo (Canatur), Lucy Valenti, lamentó que el sector turismo dejará de percibir unos 350 millones de dólares de los 460 millones que tenía proyectados para este año.

Este cuatro de agosto, el Gobierno de Daniel Ortega “flexibilizó” sus exigencias para la reanudación de los vuelos después de las quejas del sector turístico sobre los requisitos excesivos para las aerolíneas. Sin embargo, el mismo día también se informó que American Airlines, una de las aerolíneas más importantes, pospuso su regreso a Nicaragua por otras cinco semanas, hasta el próximo siete de octubre.

“El turismo sigue estando prácticamente en cero, y seguirá así, mientras no reinicien los vuelos”, lamentó Valenti la semana pasada en declaraciones a CONFIDENCIAL. Acto seguido agregó que aunque se reinicien “de todos modos, no sabemos cuántos vuelos semanales vendrán, ni con cuántos pasajeros”. Condiciones de las que dependen las agencias de viajes como las de Porras y Gaitán.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend