Emergencia Coronavirus

Observatorio registra más de 500 nuevos casos sospechosos de covid-19 en una semana

Reciente informe del Observatorio Ciudadano indica que en la última semana hubo un incremento del 62% en los nuevos casos reportados en todo el país

El independiente Observatorio Ciudadano covid-19 elevó a 233 muertos y a 1270 los casos sospechosos de dicho padecimiento en Nicaragua, cuyo Gobierno reconoce únicamente 25 casos y ocho fallecidos, desde que la pandemia ingresó oficialmente al país, a mediados de marzo pasado.

Según ese Observatorio, que localiza de forma independiente casos de covid-19 no reconocidos por las autoridades, la cantidad de personas contagiadas con el coronavirus SARS-coV-2 aumentó de 765 a 1270 en la última semana, es decir 505 nuevos casos sospechosos para un 62% de incremento.

Managua, con 628 casos sospechosos, es el departamento con mayor incidencia de esa enfermedad, seguido de Chinandega (106), Masaya (102), Matagalpa (81), Granada (54), Estelí (39) y León (34), según el informe.

El Observatorio, que no reporta casos confirmados debido a que solamente el Gobierno tiene acceso a las pruebas de covid-19, ha verificado 266 muertes, de las cuales 33 se categorizan como muertes por neumonía y 233 como muertes sospechosas por covid-19.

“Managua y Chinandega reportan el mayor número de muertes”, indicó.

Asimismo, el Observatorio dijo que recibió reportes de 154 trabajadores de salud con sintomatología asociada o presuntiva de covid-19. También que organizaciones y familiares alertaron que 37 presos políticos presentan sintomatología asociada o presuntiva de SARS-coV-2, y uno de ellos, Uriel Pérez, se encuentra hospitalizado e intubado en un hospital público.

Alarma en Chinandega

Para el Observatorio, la situación en el departamento de Chinandega sigue generando alarma, debido a que reportan 106 personas afectadas, 40 muertes por neumonía y sospechosas por COVID-19, así como 23 trabajadores de la salud con sintomatología.

Fuentes médicas dijeron a CONFIDENCIAL que en el hospital España, de Chinandega, se han contagiado: “cirujanos, ginecólogos, laboratoristas, enfermeras, internos, ortopedistas y médicos de base”.

También son casos positivos la directora del hospital, el subdirector, el director de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y la jefa de Enfermería, según las fuentes.

“En Chinandega las condiciones de morbilidad en particular las deficiencias renales son un problema de salud que incrementa la vulnerabilidad ante la covid-19 de la población”, advirtió el Observatorio.

Un sepulturero cava una tumba en el cementerio general de Chinandega. En los últimos días se ha incrementado el número de entierros de ataúdes sellados. // Foto: Reproducción | Esta Semana

Entierros clandestinos

El Observatorio indicó que en cinco de los 15 departamentos y dos regiones autónomas del país se reportaron entierros clandestinos o muertes sin informar a la familia, con mayor frecuencia en Chinandega.

“Los entierros nocturnos y clandestinos no pueden continuar siendo la política estatal. Las familias tienen derecho a vivir un duelo digno”, recomendó ese grupo.

El Ministerio de Salud, agregó, no debe coaccionar al personal médico a la comisión de un delito al no emitir certificados de defunción veraces.

“Le recordamos al Estado de Nicaragua su responsabilidad de garantizar el derecho humano y constitucional a la salud, y garantizar el derecho a la información”, añadió.

El Observatorio instó a las autoridades a brindar información sobre la epidemia conforme a los estándares internacionales.

Índice de letalidad

Hasta el martes Nicaragua acumulaba 25 casos confirmados, con ocho fallecidos, para un índice de letalidad de 32 %, el más alto de América, según las cifras oficiales.

El Ejecutivo ha sido criticado por diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y por no establecer restricciones ni suspendido las clases en medio de la pandemia.

El presidente Daniel Ortega se ha declarado en contra de la campaña #QuédateEnCasa porque, a su juicio, destruiría la economía local que se ha contraído en los dos últimos años y que es mayoritariamente informal.

También ha calificado de “medidas extremas” y “radicales” el confinamiento y la suspensión de vuelos internacionales, y ha dicho que su Gobierno mantendrá “las actividades normales”.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend