Nación

Alertan liberación de femicidas que apenas comenzaban a cumplir condena

Feministas de Nicaragua alertan que violadores y femicidas fueron liberados bajo indulto, dejando a las víctimas vulnerables.

Un grupo de femicidas, golpeadores y violadores de mujeres, que no habían cumplido ni la mitad de sus condenas, fueron liberados entre los 2815 reos comunes que el 13 de mayo fueron beneficiados bajo el régimen de convivencia familiar, alerta la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV – Nicaragua).

“Dentro de lo que hemos identificado, porque aún estamos recabando toda la información, hay al menos cinco casos de hombres que tenían condenas de 15 o 20 años y solamente cumplieron tres años. Entonces, estamos alertando para que nos resguardemos porque estamos ante un Estado completamente ausente”, explica Maricé Mejía, de la RMCV – Nicaragua.

Esta es la tercera liberación de reos que ocurre este año. Según informó el Gobierno, estos indultos fueron concedidos en vísperas del Día de la Madres, que se celebra el 30 de mayo, y algunos de los presos liberados son personas de la tercera edad con padecimientos crónicos. Sin embargo, ninguno de los 86 presos políticos recibieron este beneficio.

¿Qué mensaje les da a los hombres? Que el delito que cometieron, no están grande, que pueden gozar del beneficio de la libertad. ¿Qué significa eso? Desprecio a la vida de las mujeres, y un sistema de justicia corrupto porque por qué no sacan a los presos políticos”, dice la feminista Mirna Blandón.

Víctimas desprotegidas ante femicidas liberados

Para las feministas, las liberaciones de los presos que habían sido condenados por femicidios —cometidos o frustrados— y otros tipos de violencia a la mujer, solamente consigue dejar en vulnerabilidad a las víctimas y a su vez enviarles un mensaje de desamparo.

“Esto deja completamente desprotegidas a las mujeres y a las defensoras, porque en este país cuesta mucho que haya justicia y ahora ella o el familiar que tanto le costó obtener justicia, ve que están liberando a los agresores. Entonces, la situación de inseguridad se vuelve peor. Estamos desprotegidas institucionalmente”, dice Martha Flores, de Católicas por el Derecho a Decidir.

Ante esta liberación, la Red de Mujeres contra la Violencia está brindando acompañamiento jurídico, psicológico y está creando planes de protección con las víctimas y sus familias, pues han identificados reos que habían sido condenados por femicidios frustrados.

Carlos Herrera | Confidencial

Hemos recibido al menos tres casos de mujeres alertando de que anda libre el femicida de su mama o de su hermana y nosotras estamos desde la red estamos dándole seguimiento a esto. Estamos ayudándolas a encontrar un referente de confianza que pueda ayudarlas en situaciones difíciles, donde su vida pueda estar en riesgo nuevamente”, dice Mejía.

El cambio de régimen carcelario es una estrategia que ha usado el Gobierno de Ortega, desde hace más de cuatro años, para reducir a la cantidad de reos en las cárceles del país, pues ha habido una “sobrepoblación”. Sin embargo, desde hace un tiempo las feministas han denunciado que entre los indultos hay agresores de mujeres.

“En las liberaciones que han ocurrido en los últimos años hemos identificado hombres violadores y femicidas. En enero hicimos un pronunciamiento porque en esas fechas hubo unos casos de hijos que mataron a sus padres y ellos tenían antecedentes de violencia y aún así fueron liberados. Entonces, eso se ha venido repitiendo”, señala Maricé Mejía.

Más de 24 femicidios en cinco meses

En Nicaragua desde hace muchos años las feministas han visibilizado las agresiones que sufren las mujeres. Según datos de Católicas por el Derecho a Decidir, desde 2010 hasta la segunda semana de mayo de 2020, 671 mujeres han fallecido a manos de la violencia machista.

Sin embargo, la situación de las mujeres se ha agudizado tras la crisis sociopolítica y la emergencia sanitaria mundial debido al covid-19. Pues, según denuncian los movimientos feministas, el acceso a la justicia se han reducido más.

“No se le está dando la importancia que se le debe. La ley integral de violencia contra las mujeres está completamente invisible. No se está aplicando. Ahorita tenemos 24 femicidios sin acceso a la justicia. Sin acompañamiento. Ni siquiera la línea directa está funcionando. Somos las organizaciones quienes estamos dando acompañamiento, aunque no sea nuestro papel”, dice Mejía.

La cantidad de femicidios frustrados ha aumentado este año. Hasta abril de 2019, habían ocurrido 29, pero este año hubo seis más. Y de los femicidios cometidos en 2020, solo ocho iniciaron un proceso judicial y 31 niños y niñas quedaron en la orfandad.

Asimismo, alertan que los últimos cuatro femicidios ocurrido este mes, han sido cometidos por desconocido. Son mujeres que las matado en predios vacíos.

“En esta pandemia estamos desprotegidas del Estado, porque, así como no hay cifras (del covid-19), así no hay cifras de los casos de femicidios porque siempre las ha escondido”, lamenta Flores.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend