Política

Alianza Cívica pospone votación sobre su permanencia en la Coalición Nacional

Opositores suspendieron la sesión para atender el acoso policial contra la sede del movimiento de mujeres trabajadoras María Elena Cuadra

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia pospuso para el lunes 28 de septiembre, la decisión sobre si se saldrá o no de la Coalición Nacional. Se esperaba una votación reñida, pese a que el sector de jóvenes estudiantes y los gremios empresariales apoyan el retiro. Ellos no están de acuerdo con el papel predominante de los partidos políticos dentro de la plataforma opositora.

La única votación que se realizó este viernes en el pleno de la Alianza fue para suspender la sesión. Además, se estableció que los puntos de agenda que se tenían previstos, entre ellos la votación para decidir su permanencia en la Coalición, pasarán a ser discutidos la próxima semana.

“Se acaba de suspender (la sesión) para atender la escalada de represión que se está viviendo —la Policía Nacional asedió por horas la sede del movimiento María Elena Cuadra—. Los puntos de agenda de hoy pasan a una próxima sesión. Hay una sesión permanente de la Alianza sobre el tema de la represión”, dijo el vocero de la Alianza José Dávila.

Esta es la segunda vez que se suspende esta votación, pues el lunes 21 de septiembre también se postergó y sería discutido este viernes 25.  El pleno de la Alianza tiene 22 votos de miembros propietarios, y la decisión se tomará con al menos dos tercios de los votos,  según los estatutos publicados en su página web. 

Sistema de votación

El pleno de la Alianza Cívica, para realizar reforma de Estatutos, aprobar estrategias, formación e integración de alianzas, ingreso y expulsión de integrantes de la Alianza Cívica, sanciones, elección y remoción de autoridades, así como abordar la disolución y definición de bienes, se requiere voto cualificado de dos tercios (2/3) de la totalidad del pleno”, indica el estatuto. 

Se necesitarán 15 votos para tomar una decisión sobre el rumbo que seguirá la Alianza, pues hay 22 miembros propietarios que tienen derecho a voto. 

Estos votos están distribuidos en cinco sectores: empresarial que tiene cinco miembros; jóvenes y estudiantes: cuatro; sector político: tres; sector académico: tres; los representantes de la Costa Caribe: tres, la sociedad civil: dos; y el sector laboral (médicos y maestros): dos votos.

La pregunta que queda es cuál sería la estrategia de la Alianza Cívica fuera de la Coalición. Pero ninguno de los miembros que votará este viernes respondió a las consultas de CONFIDENCIAL. Miembros del sector político, empresarios, sociedad civil y estudiantes, se negaron a dar declaraciones antes de la reunión.

La discusión se inició el pasado lunes, pero no se sometió a votación. En esa ocasión, la Alianza apoyó la suscripción de la propuesta de reformas electorales y constitucionales que fue consensuada en la Coalición Nacional por el Grupo Promotor de las Reformas Electorales, y firmada de forma individual por movimientos cívicos como la Unidad Nacional, la Alianza Cívica, el Movimiento Campesino, los jóvenes de la Unidad Nacional, y partidos políticos como el PRN, el FDN, el PLC y Yatama, con el respaldo de los gremios empresariales agrupados en Cosep y AmCham, y Funides.

Vida y crisis de la Alianza Cívica

La Alianza Cívica surgió durante el Diálogo Nacional instalado el 16 de mayo de 2018 entre miembros de diferentes sectores de la sociedad civil y el régimen de Daniel Ortega, en medio de las protestas masivas en contra del Gobierno que respondió con violencia, represión y muerte, dejando más de 300 asesinados, más de 800 presos políticos, miles de heridos, desaparecidos y exiliados.

“Una vez convocados al Diálogo Nacional, algunos de los participantes y asesores decidimos unirnos y creamos la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD). En conjunto canalizamos nuestra propuesta a los temas allí planteados; con una visión clara de que la unión y la diversidad de actores comprometidos, son necesarios para la Nicaragua que queremos”, resume la descripción de la Alianza, publicada en su sitio web.

La Alianza también fue fundadora de la Unidad Nacional Azul y Blanco, pero en enero de este año, se retiró de la UNAB, argumentando una división de roles. 

Posteriormente, la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco se constituyeron en el “núcleo fundacional” para crear un movimiento opositor aún más amplio que denominaron la Coalición Nacional. En el proceso de constitución de la Coalición, la Alianza Cívica lideró la convocatoria para que formaran parte de la misma los partidos políticos, integrando al PLC, PRN, FDN y Yatama. 

Sin embargo, una semana antes de la concreción del acuerdo, la Alianza objetó los Estatutos de la naciente Coalición, que solo firmó al aprobarse un artículo transitorio, para seguir deliberando sobre sus demandas de modificar los mecanismos para tomar de decisiones y la inclusión de los jóvenes y estudiantes.

Días antes de aquel 25 de junio, la Alianza Cívica perdió a uno de sus miembros fundadores: el Movimiento Campesino que decidió abandonarla el 21 de junio, argumentando que “nuestro retiro obedece a que la Alianza nunca nos ha visto como parte de la misma. Hasta el momento de emitir este comunicado nuestros puntos de fondo no han sido escuchados ni nuestra delegación consultada debidamente”. 

También se han retirado el abogado y exdiputado José Pallais, del sector político; la escritora Gioconda Belli (suplente del doctor Carlos Tünnermann) y la defensora de los derechos de las mujeres, Sandra Ramos. 

Mientras, en los últimos meses se han integrado al pleno de la Alianza: Anelly Pérez, por la Unidad Médica Nicaragüense; José Dávila, Yubrank Suazo, y María Eugenia Alonso, por el sector político; y María Asunción Moreno, por el sector académico.

Mientras tanto, la Alianza dejó de participar en las comisiones de la Coalición Nacional que desde la firma de sus estatutos, a finales de junio, también vive su propio conflicto. El integrante de esta alianza opositora y miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Félix Maradiaga, reconoció durante una entrevista en el programa Esta Noche, en agosto, que “hay una crisis en la Coalición Nacional”, y que eso abriría la posibilidad de que la Coalición fuera “replanteada desde el inicio”.

Más en Política

Share via
Send this to a friend