Política

Se pone “en disposición" de la OEA para cumplir resolución aprobada en Medellín

Alianza Cívica reafirma voluntad de diálogo para superar la crisis

"Es impostergable la solución pacífica y democrática a la actual crisis sociopolítica y que la OEA pueda coadyuvar al cumplimiento de los acuerdo"



La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia envió una carta al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) poniéndose a disposición para “facilitar el proceso” de cumplimiento de la resolución sobre Nicaragua, aprobada en la Asamblea General del organismo en Medellín, Colombia, a finales del mes de junio.

Ante la falta de voluntad del régimen Ortega-Murillo para cumplir con la resolución respaldada por los cancilleres de la OEA, la Alianza Cívica recordó a la presidenta del Consejo Permanente, la embajadora de Grenada Yolande Yvonne Smith, que tampoco el Gobierno ha cumplido con los acuerdos suscritos en la mesa de negociación del INCAE.

La Alianza remarcó que falta la liberación de “104 presos políticos”, que todas las causas judiciales sean totalmente cerradas, y que el gobierno cese de detener, secuestrar, hostigar y torturar a ciudadanos, excarcelados y reos de conciencia.

“El Gobierno de Nicaragua no ha mostrado buena fe, ni voluntad de cumplimiento pleno a los acuerdos alcanzados, en particular el Acuerdo del día 29 de marzo de restitución de derechos y garantías constitucionales. Tampoco ha cumplido con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que entre otros puntos, incluye el desarme de los grupos parapoliciales”, afirma la Alianza Cívica.

Por tal razón los opositores se ponen “a disposición para facilitar el proceso”. “Anunciamos nuestra decisión de avocarnos a lo inmediato a establecer las coordinaciones y comunicaciones pertinentes con el Consejo Permanente de la OEA para coadyuvar y facilitar las gestiones diplomáticas encomendadas a la comisión, que permitan contribuir a que se logren crear las condiciones necesarias para que en la Mesa de Negociación, se pueda alcanzar una solución pacífica y efectiva a la crisis política y social que atraviesa nuestro país.”, sostiene la Alianza Cívica.

La resolución aprobada en la Asamblea General de Medellín crea una comisión para evaluar el cumplimiento del gobierno en un plazo de 75 días. La resolución de la OEA insta a la reanudación del diálogo nacional, insiste en el reingreso a Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y demanda que se liberen a todos los presos políticos entre otros puntos para la democratización.

“La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia considera impostergable la solución pacífica y democrática a la actual crisis sociopolítica del país y que la OEA pueda coadyuvar al cumplimiento de los acuerdos”, reza la carta enviada a  Yvonne Smith. “En particular, es urgente la puesta en marcha de reformas electorales que permitan reencauzar al país al orden democrático mediante elecciones justas, libres, transparentes y adelantadas. Por lo anterior, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia reitera su voluntad de diálogo”.

Hasta la fecha, el gobierno de Ortega no se ha referido a la resolución de Medellín que, básicamente, es un ultimátum a la dictadura para que negocie una salida a la crisis sociopolítica.

“Igualmente celebramos y respaldamos la decisión de la Asamblea General de insistir en el reingreso al país de la CIDH y otros organismos de derechos humanos y de nombrar una comisión de alto nivel para que, en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática, realice las gestiones diplomáticas al más alto nivel, conducentes a la búsqueda de una solución pacífica a la actual crisis que vive Nicaragua”, expresa la Alianza Cívica.