Política

Brindan legitimidad y credibilidad, según Juan Sebastián Chamorro

Alianza Cívica urge presencia del nuncio y la OEA en negociación

Liberación de presos políticos es la llave para abrir cerrojo entre el Gobierno y la Alianza Cívica, que teme retiro del delegado de la OEA



La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia no ve posible un diálogo con el Gobierno sin la presencia de la OEA y el nuncio apostólico, Waldemar Stanislaw Sommertag, ya que estos le aportan “legitimidad y credibilidad” a las negociaciones políticas, según Juan Sebastián Chamorro, uno de los delegados de la Alianza en las conversaciones con el régimen.

El también director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) comentó que temen que Luis Ángel Rosadilla, enviado especial de la Secretaría General de la OEA a Nicaragua, se retire del diálogo al ver que “no existe” una voluntad política para negociar.

“Cuando se dio la excarcelación (de 50 presos políticos) se demostró la poca voluntad política de parte del Gobierno. Lo importante de todo esto es que lo está viendo tanto el nuncio como el representante del secretario general de la OEA, Luis Almagro, y están siendo testigo de esta falta de voluntad política, a tal punto que el señor Rosadilla continúa en un estatus todavía de análisis de la situación, explicó Chamorro, en una entrevista al programa Esta Semana.

Presos políticos, una prioridad

Almagro envió la semana pasada una carta al canciller nicaragüense, Denis Moncada, en la que le indica que la OEA condicionaba su participación como “testigo y acompañante internacional” en las negociaciones, a la liberación de todos los presos políticos.

Chamorro aseguró que la excarcelación de 50 personas “muestra la poca voluntad política del Gobierno” para crear “las condiciones necesarias para un cambio en Nicaragua”.

“Cuando nosotros hablamos de un número apreciable de personas que se pudieran liberar, no estábamos pensando en 50 personas, pensábamos en un número mayor. Es una posición firme de la Alianza de que es inaceptable que existan presos políticos”, comentó.

Alejandra Centeno, vocera del movimiento estudiantil, señaló que la Alianza ha expresado que su prioridad y emergencia “es la liberación de los presos políticos”.

El régimen ha excarcelado a 160 presos políticos, quienes no gozan de libertad plena, pues están bajo la figura jurídica de convivencia familiar o casa por cárcel.

Destaco que el Gobierno ha “asumido un compromiso de liberación ante la OEA”, aunque hasta el momento “no se han comprometido con un calendario. “Desde la Alianza Cívica estamos impulsando un calendario que garanticen las maneras de liberación de los presos políticos”.

Dictadura con cero voluntad política

La Alianza Cívica condenó “enérgicamente”, a través de un comunicado, la violenta represión ejercida el sábado pasado por la Policía Nacional, contra decenas de ciudadanos que deseaban participar en una marcha pacífica. La violencia policial dejó decenas de golpeados y al menos 164 ciudadanos detenidos, que fueron liberados horas más tarde.

“Los sucesos del sábado se suman a la desesperación que experimentan cienes de hogares que continúan viendo a sus familiares injustamente detenidos, al dolor que sentimos todos por los muertos y los desaparecidos”, señaló la Alianza.

Chamorro subrayó que “el Gobierno demostró cero voluntad política (al reprimir la marcha), que también se traslada a la mesa del diálogo”.

El Gobierno acusa, en otro comunicado, a los miembros de la Alianza de formar parte de “una provocación y alteración del orden público”.

El régimen calificó de “inconcebible, contradictoria e insólita” la participación de los miembros de la Alianza en las manifestaciones.