Política

Condena la matanza y demanda castigo a los culpables

Almagro: salida a crisis en Nicaragua “debe ser electoral”

Secretario OEA califica a un sector de la oposición nicaragüense de “mentirosos”; obispos solicitan que se presente al diálogo nacional



El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este miércoles que la salida política a la crisis que vive actualmente Nicaragua, tras más de un mes de protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, “debe ser electoral”, según un comunicado de su Secretaría, en el cual además se defendió, desmintiendo una serie de noticias promovidas, según él, por “algún actor de la oposición” nicaragüense que le reclama supuestos acuerdos secretos con el Gobierno.

Almagro ofreció su pleno respaldo al informe de la CIDH y demandó el fin de la impunidad para los responsables de 76 muertes y más de 800 heridos, en la rebelión cívica que inició el pasado 18 de abril. El secretario general abogó por una salida electoral para la crisis nicaragüense, y alegó que la OEA está negociando reformas electorales con el Gobierno de Ortega, en relación al memorando de entendimiento que ambas partes firmaron en febrero de 2017, después de que la organización enviará a Ortega un informe sobre el sistema electoral nicaragüense que sigue sin conocerse públicamente.

Destaca memorando, pero no nueva situación política

“Cualquiera que piense que Nicaragua tiene una solución diferente a la electoral se equivoca gravemente. Cuando la sociedad está polarizada, la decisión debe volver en forma urgente al soberano: el pueblo”, dijo Almagro en un video divulgado en su cuenta de Twitter.

Almagro manifestó que la solución política debe incluir “un proceso electoral justo, claro, transparente” en el país.

“De hecho, nos encontrábamos abocados a ello, en un proceso negociador que tenía por objetivo alcanzar este resultado, hacer realidad las recomendaciones que en su momento realizara la Misión de Observación de la OEA para sanear el proceso electoral nicaragüense”, precisó Almagro.

En ese sentido, aseguró que no han visto “a nadie, ni organización ni autoridad electoral” que haya hecho recomendaciones más profundas y de sustancia que las que surgieron de ese informe” de la OEA y que hacerlo realidad “es fundamental para la democracia en Nicaragua”.

Sin embargo, el  secretario general de la OEA no dijo nada sobre la nueva situación política que ha surgido en Nicaragua a raíz de la rebelión cívica que propone una agenda de democratización, y acusó a un sector de la oposición de mentir sobre la actuación de la OEA.

Reclama “mentiras” sobre su posición

“Se ha mentido procurando ocultar nuestra condena a asesinatos de manifestantes, se ha mentido respecto a nuestras gestiones para la visita de la CIDH, se ha mentido respecto a nuestra posición sobre el informe de la CIDH, se ha mentido sobre nuestra posición respecto a elecciones adelantadas en Nicaragua, se ha mentido sobre la existencia de acuerdos secretos con el Gobierno”, reclamó Almagro.

El secretario general de la OEA desmintió una serie de noticias promovidas, según él, por “algún actor de la oposición” sobre acuerdos secretos con el Gobierno.

El secretario general de la OEA manifestó que han hecho suyo el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Reiteramos nuestra condena y exigimos justicia, así como el fin de la impunidad de aquellos que perpetraron estas acciones represivas”, indicó.

“La justicia deberá recorrer todo el camino que sea necesario para asegurarnos que ningún crimen quede impune”, agregó.

Obispos llaman a Almagro

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) invitó a Almagro a integrarse a la mesa de diálogo  nacional tras la visita de una delegación de la OEA al país.

“Les hemos hechos saber que como mediadores y testigos del diálogo nacional, creemos conveniente recibir en la mesa plenaria del diálogo, a la OEA, cuando la delegación esté encabezada por el secretario general de la OEA”, indicó la CEN en un comunicado leído por Monseñor Rolando Álvarez.

Además explicaron que ese “requerimiento” ya se lo comunicaron al Gobierno de Nicaragua. “Esperamos la respuesta”, precisa el comunicado.
Álvarez explicó que esa posición se la hicieron saber a la misión de la OEA, liderada por Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general del organismo; y por el consejero especial del secretario general, Luis Rosadilla, con quienes se reunieron el pasado martes.