Política

“Provocación imprudente con EE.UU.”

Discurso de Ortega provocó retiro de embajadora Dogu a unos días de que Trump tome posesión

El retiro de la embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, mientras el comandante Ortega pronunciaba el discurso inaugural de su gobierno durante su toma de posesión, provocó preocupación entre directivos de la Cámara de Comercio Americana Nicaraguense, Amcham, quienes calificaron la retórica contra EE.UU. como una provocación imprudente.

Un oficial de la embajada de Estados Unidos confirmó a Confidencial que “la embajadora se retiró temprano debido a que en una buena parte de su discurso, el Presidente [se refiere a Ortega] se dedicó a criticar la relación de nuestros países en el pasado, en lugar de enfocarse en el presente y en el futuro”.

“La historia entre Estados Unidos y Nicaragua es bien conocida. En el presente, Estados Unidos está enfocado en el futuro de nuestra relación con Nicaragua y cómo podemos ayudar a los nicaragüenses. Hemos estado trabajando en la construcción de una agenda de futuro para apoyar una Nicaragua próspera, segura y democrática”, añadió el funcionario.

Aunque la salida de la diplomática norteamericana no se apreció en las tomas de la televisión nicaragüense, el abogado Yalí Molina, ex presidente de Amcham y vicepresidente de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio de Latinoamérica y el Caribe (Aaccla, por sus siglas en inglés), lamentó el hecho diciendo que “no es la primera vez que sucede”.

Molina recordó que “en otras oportunidades, la delegación de Estados Unidos también se ha levantado, porque a lo largo de toda su carrera política, Ortega ha tenido un discurso repetitivo en contra de Estados Unidos. Un discurso que ve al pasado, y no hacia el futuro”.

La actitud del mandatario le parece inapropiada pensando no sólo en los cambios de vientos que se avecinan en ese país, sino también en la importante conexión existente entre nuestras economías. Estados Unidos es el principal destino de nuestras exportaciones, una importante fuente de inversión extranjera, así como el origen de casi un millardo de dólares al año en remesas.

“Estamos a unos días de la toma de posesión de [el presidente electo, Donald] Trump, y todo mundo está esperando para saber cómo actuará. Antes, le decías una grosería a EE. UU., y (talvez) no pasaba nada, pero Trump ha dicho claramente que ellos van a ser amigos de sus amigos. Siendo que EE.UU. es nuestro mayor socio comercial, sería muy imprudente andar provocando una reacción negativa de parte suya”, valoró.

Molina recordó que Estados Unidos “le ha tendido muchísimas veces la mano a Nicaragua y siempre se ha encontrado con una barrera, una excusa, un pretexto, o un discurso en su contra”. Con todo, opina que “esa barrera es retórica. No es real, porque Ortega le dice una cosa a los norteamericanos, y luego dice otra distinta en público”.

Más en Política

Send this to a friend