Economía

Grupos económicos se alinean en torno a Álvaro Rodríguez, de Calsa, y María N. Rivas, de Cargill

AmCham va hoy a una elección crucial

AmCham

Amenaza de más sanciones de EE.UU. resalta importancia del nuevo liderazgo gremial que deberá cabildear en Washington y Managua



La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), renovará a seis de sus doce directores el martes 30 de enero, como acto previo a la elección de un nuevo Comité Ejecutivo, donde competirán dos candidaturas: la del presidente saliente, Álvaro Rodríguez, que busca un nuevo mandato de un año, con la de María Nelly Rivas, en un pulso electoral que pone frente a frente, a los grupos económicos que apoyan a cada uno de ellos.

Los seis directores a los que se les vence el periodo son Marco López, Dionisio Cuadra, Álvaro Rodríguez, Bosco Noguera, Mario Arana, y Miguel Zavala. Los cinco primeros se presentan a reelección; unos como parte de una plancha, otros de forma independiente. Adicionalmente, se presentan como candidados seis debutantes: Julio Ramírez, Mercedes Deshón, Ariel Granera, Rodrigo Zamora, Franco Chamorro y José de la Jara Ahlers.

Uno de los factores fundamentales para decidir la elección será el nivel de participación de los socios de AmCham, que se espera récord. De 300 socios que forman la Asamblea, el nivel mayor de participación ocurrió en 2015, cuando Roberto Sansón y Mario González obtuvieron 111 votos, en lo que sería el primer año de presidencia de Sansón.

Pero la participación también está siendo incentivada por los intereses de distintos grupos económicos que promueven a sus candidatos, y en algunos casos han conformado virtuales planchas electorales. “Esta es una verdadera puja del empresariado por ocupar posiciones en una organización gremial que se proyecta con mayor autonomía, y que jugará un rol determinante en la relación incierta con Estados Unidos”, dijo una fuente vinculada a AmCham.

Mientras a Álvaro Rodríguez, ejecutivo del Grupo Calsa, lo acuerpan los Grupos Pellas y Promérica; el banco Ficohsa y la Compañía Cervecera de Nicaragua, María Nelly Rivas, ejecutiva de la empresa transnacional Cargill, cuenta con el apoyo de los bancos BAC y Lafise, y la Aseguradora ASSA, y la respaldan los expresidentes de AmCham, Roberto Sansón, Lorena Zamora, Diego Vargas, Humberto Corrales, Róger Arteaga, Armando Castillo, y Yalí Molina.

Armando Castillo, director honorario de la Cámara, refiere que contar con el apoyo de una empresa de origen estadounidense es vital para el funcionamiento de la entidad.

“Esta es una cámara de comercio americana de Nicaragua, pero que sea ‘de Nicaragua’ es circunstancial, igual que hay una de Costa Rica, u otra de Argentina. Todas estas cámaras están asociadas a la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio de Latinoamérica (Aaccla, por sus siglas en inglés)”, que tiene sus propias regulaciones.

Una de ellas es que el presidente (o el primer vicepresidente), tiene que ser ciudadano estadounidense, o representante de una empresa estadounidense, “y eso no se ha cumplido en los últimos años, y si no se cumple, las cámaras corren el riesgo de que Aaacla las elimine”, explicó.

“Bailar” con Washington y Managua

Independientemente de la persona que elijan para que presida la Cámara este año, la organización tiene la misión de lidiar con el Gobierno estadounidense, que parece decidido a imponer sanciones a Nicaragua, y con la administración de Daniel Ortega, para tratar de que Managua satisfaga las demandas de la administración Trump.

Todo con el fin último que todos los entrevistados para esta nota repiten como un mantra: cumplir con la misión de promover el comercio y las inversiones entre Estados Unidos y Nicaragua.

“Nuestro reto principal son las sanciones de EE. UU. AmCham, como cámara binacional, tiene el rol de ser interlocutor y promotor de la inversión en Nicaragua y viceversa; de fortalecer las relaciones comerciales con Estados Unidos; de buscar que Nicaragua deje de exportar personas y exporte productos; que se genere empleos, que vengan más empresas americanas (estadounidenses)”, asegura Bosco Noguera, secretario de AmCham.

En ese contexto, “la principal amenaza que tiene nuestra economía, es la posibilidad que nuestro principal socio comercial decida aplicarnos sanciones económicas”. Por eso, “este es un año crucial para AmCham, porque tenemos que fortalecer la relación con Estados Unidos”, añadió.

Noguera piensa que “el próximo presidente tendrá un reto enorme, y tiene que ser una persona que se maneje bien en Washington. Una persona que entienda y que conozca bien cómo funcionan las cosas en Washington”, para poder cumplir con su misión de forma más eficiente.

Considerando que “la principal relación de AmCham es con Estados Unidos, que es el cliente principal de nuestras exportaciones”, Alfredo Vélez, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cargill de Nicaragua, opina que eso requiere mucha interacción con el empresariado estadounidense y con los funcionarios que manejan los temas comerciales e institucionales, para buscar cómo aumentar las exportaciones e importaciones.

Recordando el objetivo de la Cámara, Castillo explica que “AmCham está liderando un esfuerzo de cabildeo para que la Nica Act, si se da, sea lo suficientemente suave para no perjudicar nuestra economía”.

Ante esta situación, dentro de la Cámara se considera que los independientes serán decisivos para poner a uno u otro candidato en la presidencia, por lo que se supone que este año se superarán ampliamente los 111 votos con que Roberto Sansón y Mario González fueron elegidos en 2015.

Dos candidatos con mucho apoyo

De forma inusual, empresas y directores afiliados a la Cámara Americana, hicieron públicas sus preferencias de voto de cara a las elecciones de este martes, posicionándose en favor de María Nelly Rivas, directora de Asuntos Corporativos de Cargill, o de Álvaro Rodríguez, gerente general de la empresa Enimosa perteneciente al Grupo Calsa.

Una fuente ligada directamente a la Cámara, explicó a Confidencial que, a primera vista, Rivas tiene menos obstáculos que Rodríguez para alcanzar la presidencia, a partir de que él, primero tiene que lograr la reelección como director parta después buscar la reelección como presidente, mientras que Rivas está en su primer año como directora, de modo que solo requiere centrarse en buscar los apoyos de otros seis directores para obtener el puesto.

Xavier Vargas, presidente de Cargill Proteína Latinoamérica, le garantizó a Rivas el apoyo de la empresa. Alfredo Vélez, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cargill de Nicaragua, fue tácito al declarar que Nelly representa a Cargill. “Ella es una mujer muy talentosa, con mucha experiencia y gran capacidad de trabajo, que puede apoyar a AmCham”, señaló.

En ese sentido, destacó la importancia que representa para AmCham, contar con el apoyo de una empresa con la experiencia global de Cargill, (que tiene 154 años de historia, e intereses en todo el orbe), y su posicionamiento en Estados Unidos.

Bosco Noguera, secretario de Amcham, destacó que la candidatura de Rivas “viene acuerpada por el respaldo de una empresa enorme, que realiza un trabajo extraordinario, apoyando a Nicaragua en Washington. Es magnífico que María Nelly esté acuerpada por una empresa como Cargill”, aprobó.

Armando Castillo, director honorario de la Cámara, cree que para esa entidad sería muy provechoso “elegir al representante de Cargill, que es la compañía privada más grande de Estados Unidos que no cotiza en bolsa, con inversiones cercanas a USD200 millones en Nicaragua”.

“La capacidad de cabildeo [en Estados Unidos] se maximiza si es hecha por un ciudadano estadounidense, o por una empresa de ese país. Cargill respalda el esfuerzo de cabildeo independiente que se está haciendo en Estados Unidos para suavizar los efectos de la Nica Act contra la economía nica”, aseguró.

Dirección colegiada

Julio Ramírez, vicegerente general de Banpro, se postula por primera vez al puesto de director de AmCham, con la convicción de lograr que la Cámara cumpla su misión “con independencia, promoviendo siempre las buenas relaciones con Estados Unidos, para atender los desafíos que pueda significar la aprobación de la Nica Act”.

El banquero opina que aprobar esa ley “desincentivaría el clima de inversión y el intercambio comercial entre ambos países, así que AmCham puede buscar cómo atender ese punto, buscando balancear los mejores intereses de sus asociados con los de su misión”.

Ramírez señala que al elegir, es importante sopesar las capacidades del individuo, con el ‘peso’ del grupo que representa, aunque él no le da “tanta importancia a la persona, porque AmCham tiene 12 directores, todos capaces. Si me eligieran, yo trabajaría en equipo con todos los directores, fomentando el diálogo con los argumentos y las ideas de todos para formar el mejor criterio, recogiendo las experiencias de todos”.

El ejecutivo ofrece 20 años de experiencia en el banco, donde ha interactuado con muchos clientes e inversionistas y muchas empresas importadoras y exportadoras, así como su experiencia empresarial, y cree que puede “ayudar a enriquecer a la Cámara”, sumando las experiencias de ejecutivos y empresarios de prestigio asociados al Grupo Promerica, que vienen de diferentes sectores de la economía.

Lista de directores

  • Mario Arana. Termina su periodo. Busca reelección
  • Giancarlo Braccio. Tiene un año más en el puesto.
  • Dionisio Cuadra. Termina su periodo. Busca la reelección.
  • Jeannette Duque-Estrada. Tiene un año más en el puesto.
  • Marco López. Termina su periodo. Busca la reelección.
  • Álvaro Molina. Tiene un año más en el puesto.
  • Ausberto Narváez. Tiene un año más en el puesto.
  • Claudia Neira. Tiene un año más en el puesto.
  • Bosco Noguera. Termina su periodo. Busca la reelección.
  • María Nelly Rivas. Tiene un año más en el puesto.
  • Álvaro Rodríguez. Termina su periodo. Busca la reelección.
  • Miguel Zavala. Termina su periodo. No busca reelección.