Nación

CEN respalda a obispo Báez y sacerdotes y sociedad se solidariza

Amenazan de muerte a obispo Báez y productores de Upanic

"Hemos sido objeto de amenazas realizadas públicamente por periodistas de medios de comunicación afines al Gobierno", denunció Upanic



El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, otros sacerdotes que participan como mediadores en el diálogo nacional y también representantes de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) en la citada mesa, han recibido amenazas de muerte, según dos diferentes denuncias divulgadas este martes, entre ellas una firmada por la misma la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que reúne a todos los obispos del país.

“Nos vemos en la urgente necesidad de informar a nuestro pueblo sobre el descrédito y las amenazas de muerte de las que estamos siendo objeto obispos y sacerdotes, particularmente nuestro buen hermano monseñor Silvio José Báez Ortega, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua”, denunció la CEN en un comunicado.

Horas después, Upanic  también denunció que sus miembros han sido objeto de amenazas, que viene de parte de periodistas de medios comunicación afines al Gobierno.

“Hemos sido objeto de amenazas realizadas públicamente por periodistas de medios de comunicación afines al Gobierno de la República de Nicaragua“, indicó la Upanic, precisando que las mismas ocurrieron “minutos después de finalizada la sesión del diálogo nacional”, del pasado 21 de mayo, en la que el presidente de la Upanic, Michael Healy, exigió la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega.

La Conferencia, por su parte, detalló que monseñor Báez ha recibido amenazas “a través de distintos medios: ataques del Gobierno orquestados a través de periodistas y medios de comunicación oficialistas y cuentas anónimas en redes sociales como Facebook y Twitter”.

Amenazas contradicen recomendaciones de la CIDH

Monseñor Báez es conocido en Nicaragua por sus fuertes críticas a la administración de Ortega, y por haber impedido que la Policía Nacional extendiera su ataque a cientos de estudiantes universitarios durante la represión orteguista, que según cifras que el Gobierno dio a la CIDH suman un saldo de 76 muertos.

“Como mediadores y testigos en el diálogo nacional, estamos llamados a proponer y promover todas las vías posibles para alcanzar la tan deseada democratización del país y, por tanto, es nuestro sagrado deber pronunciar la Palabra Verdadera que nos haga libres”, resaltaron los obispos.

A juicio de Upanic, las amenazas contra sus representantes “atentan contra la integridad moral y física” de sus miembros e instalaciones.

“Esta acción representa una clara violación al acuerdo suscrito en el Diálogo Nacional, referido a acoger las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

“Una de ellas exhorta a las autoridades estatales a abstenerse de hacer declaraciones públicas que estigmaticen a manifestantes, defensores de Derechos Humanos, periodistas o a utilizar los medios estatales para hacer campañas públicas que puedan incentivar la violencia contra las personas por razón de sus opiniones”.

En las redes sociales, diferentes actores sociales se solidarizaron con monseñor Báez, a través de su cuenta de Twitter: @silviojbaez También el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que recientemente estuvo en el país, Paulo Abrāo se refierió en entrevista con CNN a la intimidación a la que son sometidos los defensores de derechos humanos en Nicaragua.