Mundo

Padres de víctimas al mandatario: “Si recuperamos a nuestros hijos, usted va a ser grande”

AMLO sobre Ayotzinapa: “No habrá impunidad”

Ayotzinapa

López Obrador firma un decreto para establecer Comisión de la Verdad que esclarezca lo ocurrido a los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala



María Martínez Seferino, madre de uno de los jóvenes desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en los violentos acontecimientos acaecidos en la ciudad de Iguala, en México, se plantó la mañana de este lunes frente al micrófono en el Palacio Nacional de la Ciudad de México, para darle un mensaje directo al presidente Andrés Manuel López Obrador: Que confía en él y que espera que esclarezca lo que ocurrió con los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, cuya desaparición sigue en la impunidad.

El presidente comenzó su mandato con la firma de su primer decreto presidencial, que establece la conformación de una Comisión de la Verdad para esclarecer lo ocurrido en Iguala. “Les aseguro que no habrá impunidad, ni en este caso tan triste, doloroso, ni en ningún otro”, prometió el mandatario frente a los familiares de las víctimas que asistieron al Palacio Nacional para acudir a la firma del decreto, que establece que en un periodo de 30 días hábiles la Fiscalía General de la República convocará a familiares de los desaparecidos, expertos y técnicos, así como funcionarios del Estado para que integren la comisión.

Martínez Seferino puso sus esperanzas en esta nueva iniciativa, una propuesta de campaña del entonces candidato de MORENA, la agrupación política que llevó a la Presidencia al izquierdista. “Pedimos una oportunidad más para verlos”, dijo la mujer en un conmovedor discurso. “Estamos depositando la confianza en usted. Cuando los recuperemos usted va a ser grande”.

La presencia de los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa en el Palacio Nacional, en el corazón de la Ciudad de México, es un acto marcado de simbolismo, dado que es la primera vez que ingresan a este edificio, centro del poder político, de forma firme para exigir que se esclarezca uno de los episodios más terribles de la violencia que carcome México. “Usted está para servir a los mexicanos, demuéstrelo”, le espetó Martínez Seferino al mandatario, con los expectantes familiares sentados en primera fila, cargando las imágenes de sus hijos con la leyenda “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”. La mujer agregó: “Queremos a nuestros hijos para abrazarlos. Esta es una oportunidad más, señor presidente”.

Los padres de los 43 estudiantes han cumplido cuatro años enfrentándose al poder en México para lograr justicia y exigir que el caso no quede en la impunidad. El Gobierno liderado por el ahora expresidente Enrique Peña Nieto había afirmado en una primera investigación que los jóvenes fueron asesinados e incinerados por agrupaciones criminales, tras ser entregados por “policías corruptos”. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), conformado por juristas internacionales y expertos en derechos humanos, presentó en septiembre de 2015 un informe con las conclusiones de sus investigaciones, en el que descartaron las hipótesis iniciales presentadas por el Ejecutivo mexicano y recomendaron abrir nuevas líneas en la investigación.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación del Gobierno de AMLO, prometió el lunes a los familiares de los jóvenes desaparecidos que el Ejecutivo pondrá “todas sus capacidades” para dar una respuesta en este caso. “Vamos a conocer la verdad de lo que sucedió en Iguala hace cuatro años para así hacer justicia”, se comprometió la funcionaria.

López Obrador también prometió dar todo el apoyo a la nueva comisión y dijo que se comprometía “a acabar con la corrupción y la impunidad” en México. Aseguró que la comisión tendría amplias facultades en su trabajo de investigación. “Tengan confianza. No le debo nada a ningún grupo de interés creado. Solo tengo un amo, que es el pueblo mexicano, que es al que le tengo respeto y lealtad”, afirmó AMLO frente a los familiares de los jóvenes que lo miraban expectantes.

“En este nuevo Gobierno debe renacer la verdad, que es revolucionaria y cristiana; la mentira es reaccionaria, es del demonio”, agregó el mandatario. Está por verse si el mandatario logra, con este nuevo capítulo del caso que ha desgarrado México, enfrentar con firmeza y acabar con el mal que atormenta a este país: la impunidad.