Centroamérica

El empresario mexicano recibió US$ 27 millones de publicidad oficial tras financiar ilícitamente campaña presidencial de Otto Pérez Molina en Guatemala

Ángel González involucrado en lavado de dinero

Reclaman que la Procuraduría General de la Nación le quite las licencias televisivas a Ángel González



El Ministerio Público junto con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) descubrió una red de lavado de activos, diseñada para captar fondos durante la campaña electoral del Partido Patriota (PP) en el 2011, que llevó a la presidencia a Otto Pérez Molina y, a la vicepresidencia, a Roxana Baldetti Elías.

Esta actividad ilícita inició con el financiamiento por parte de dos de los canales de televisión de El Fantasma Ángel Remigio González González de US$ 2,2 millones en el período 2008-2011, previo a la asunción de Pérez Molina. Esos fondos fueron utilizados para comprar vehículos (10 caminos, 1 micro, 4 camionetas Toyota y 1 Chevrolet) que se utilizaron para la campaña presidencial y no fueron reportados al Tribunal Electoral.

Como contrapartida, durante el gobierno de Pérez Molina (2012-2015), esas mismas televisioras -Radiotelevisión Guatemala (Canal 3) y Televisiete (Canal 7), dos de los numerosos medios propiedad de Ángel González-, recibieron el 69% del total de la pauta televisiva gubernamental, lo cual representó cerca de US$ 27 millones de dineros públicos.

La investigación da cuenta que Pérez Molina captó fondos de estas televisoras y otros conglomerados empresariales para su campaña a través de las empresas COMERCIAL URMA, PUBLICMER, PUBLIASES y SERPUMER, todas controladas por Roxana Baldetti -entonces diputada y aspirante a la vicepresidencia-

Tras conocerse este entramado que involucra al poder político y poder económico, un grupo de estudiantes reclaman que la Procuraduría General de la Nación le quite las licencias televisivas a Ángel González, quien adquirió los canales 3 y 7 en 1981, durante la dictadura de Fernando Romeo Lucas García. Además de estas emisoras, el Fantasma tiene otras televisoras, configurando un monopolio en Guatemala, además de numerosas radioemisoras.

Información de Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia