Nación

Antimotines vuelven a atacar a manifestantes en Jinotepe

Población resiste nuevo intento de represión y fortalecen tranque de Dolores ante "fuga" de camioneros en Diriamba, incomunicando ahora ambas ciudades

Poco después de las siete de la mañana se escucharon varias disparos en las calles de Jinotepe.  Antimotines y paramilitares rodearon varias de las calles principales de la ciudad para reprimir a los ciudadanos que mantienen barricadas desde el martes pasado, cuando sufrieron el primer ataque represivo de las fuerzas represivas orteguistas.

El barrio San José, cercano al principal tranque levantado por los manifestantes en la entrada a la ciudad, fue el foco de los mayores ataques cuando los manifestantes fueron reprimidos con gases lacrimógenos y balazos.

“Apenas nos estábamos preparando para ir al mercado a hacer nuestras compras cuando empezaron los disparos en ráfaga”, cuenta una de las vecinas de la estación policial de Jinotepe. Los jóvenes que se mantienen en el tranque, otros que resguardan barricadas y vecinos salieron de inmediato a defenderse.

Los pobladores iniciaron así, una ofensiva ante la represión y de inmediato se propusieron obligar a los policías a atrincherarse en su cuartel, a siete cuadras del tranque. El enfrentamiento duró casi diez horas.

Lograron controlarlos

Tras la reacción de los pobladores, que salieron por todas las calles, los oficiales se atrincheraron en la estación policial de Jinotepe desde donde siguieron haciendo disparos. El enfrentamiento se produjo principalmente en la calle de la Policía Nacional sobre la Carretera Panamericana y el barrio La Competencia, que está ubicado detrás de la estación policial.

“Aquí esta el pueblo, salgan si tienen valor”, gritaban varios de los jóvenes. Poco antes de las cinco de la tarde, el enfrentamiento se detuvo y los jóvenes aprovecharon para gritar con un altavos a los policías que intentaron reprimirlos.

Al menos cinco jóvenes resultaron heridos, pero de inmediato fueron trasladados por los jóvenes autoconvocados a los puestos médicos de voluntarios y todos tenían heridas leves.

Los manifestantes quemaron una moto que le quitaron a uno de los policías y le quitaron una escopeta a otro de ellos. Un grupo de encapuchados intentó quemar los Juzgados de Jinotepe, pero finalmente el fuego fue sofocado y solo hubo daños parciales

Fortalecen tranque en Dolores

El tranque de acceso principal a Carazo, ubicado en Las Esquinas, fue atacado durante la madrugada de este viernes y decenas de furgoneros varados desde hace más de dos semanas aprovecharon durante la tarde para volverse y abandonar Diriamba.

Ante el temor de la llegada de camionetas con antimotines y paramilitares, los pobladores de Dolores terminaron de abrir una zanja donde se realizaba instalación de tubería desde hace varias semanas para cortar el tránsito. Ahora ambas ciudades están incomunicadas.

Otros pobladores de Diriamba, Dolores y Jinotepe, también levantaron nuevas arricadas sobre la Carretera Panamericana para evitar nuevos ataques.

En la tarde, pobladores de El Rosario circularon la información de que los oficiales habrían abandonado la sede policial del municipio porque esta cerrada. Sin embargo, horas después el alcalde sandinista de ese municipio, Evert López, desmintió esa información.

Más en Nación

Send this to a friend