Nación

Su madre señala a la Policía, tenía señales de tortura y “estaba irreconocible”

Aparece muerto en Medicina Legal un joven desaparecido

Asesisados

Su madre lo buscaba desde el 8 de mayo, el IML lo negó el 12, y ayer la llamó cuando ella comparecía ante la CIDH



Este miércoles el presidente Daniel Ortega vociferó en plena sesión inaugural del Diálogo Nacional, que en Nicaragua no existía “ni un solo desaparecido”. La mañana de este viernes Javier Alexander Munguía Mendoza, de 19 años de edad, desaparecido desde el ocho de mayo, apareció muerto en el Instituto de Medicina Legal con señas de tortura en su rostro.

Munguía Mendoza desapareció el ocho de mayo, cerca del centro comercial Multicentro. Su madre, Margarita Mendoza, relató a CONFIDENCIAL que a su hijo se lo llevaron agentes de la Policía Nacional. “Yo lo comencé a buscar desde ese día, anduve en el Distrito Uno y me dijeron que no sabían nada, luego me fui a El Chipote y algunos reos me dijeron que habían visto a mi hijo, que estaba golpeado y lo estaban pasando de celda en celda”, explicó.

La versión que ofrecieron los forenses del Instituto de M edicina Legal tiene muchos vacíos. Mendoza contó que los doctores le dijeron que el cadáver de su hijo estaba desde el ocho de mayo en ese lugar y que había fallecido de causas naturales, sin embargo, la madre del muchacho llegó el sábado 12 al lugar a preguntar por su hijo y no le ofrecieron información.

“Yo no me explico cómo es posible que me digan esto. Si se supone que desde el ocho de mayo está aquí, por qué no me dijeron nada el sábado que vine, con foto y todo… también me dijeron que lo encontraron en una casa y ahora lo están involucrando en un robo. Mi hijo no es ningún delincuente. Yo responsabilizo a la Policía de lo que le pasó, porque ellos nunca me dieron información a pesar que sabían todo”, reclamó la madre.

Medicina Legal informó a Mendoza que su hijo falleció de causa “natural”, por un infarto o un golpe. “Ni ellos saben el dictamen y ni me lo van a decir”, refirió la madre, quien agregó que su hijo presenta señas de tortura.

“El rostro de mi hijo está irreconocible, ellos dicen que se cayó, que se golpeó y que le dio un infarto al corazón. Cómo es posible que digan eso, si mi hijo estaba joven y no tenía ninguna enfermedad, mi hijo estaba sano. Yo quiero el apoyo de otro forense porque no me conformo con lo que ellos dicen”, afirmó Mendoza.

Delegación de CIDH la acompaña

Ayer en la mañana, la madre de Javier Munguía se encontraba en el hotel Intercontinental, para exponer la desaparición de su hijo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuando recibó una llamada telefónica de Medicina Legal informándole sobre el deceso de su hijo. Una delegación de la CIDH acompañó a la madre al Instituto de Medicina Legal.

Según relató Karla Martínez, aboga que acompaña a Munguía en todo este proceso, el equipo de forenses de Medicina Legal no supo responder algunos cuestionamientos realizados por la delegación de la CIDH.

“Notamos los hechos contradictorios que el doctor de Medicina Legal le estaba diciendo a la familia y al organismo de derechos humanos (CIDH). Nos llamó mucho la atención cuando le preguntaron si no tenían un protocolo de ingreso de cadáveres. Él respondió que sí. Lo que nos preguntamos es entonces por qué no estaba registrado y por qué si le encontraron al cadáver la cédula, porque no le dieron alguna información a la mamá cuando vino aquí”, cuestionó Martínez.

 Martínez afirmó que el doctor se excusó alegando que el médico que en primera instancia lo revisó, hasta la mañana del viernes había visto la foto que estaba pegada en uno de los portones de Medicina Legal.

“Nosotros estamos pidiendo la colaboración de un forense que quiera ayudar a esta madre a averiguar de qué murió el joven. Nosotros estuvimos en El Chipote y varias personas que salían nos dijeron que Javier estaba adentro, golpeado, que le habían desgajado la clavícula y que lo estaban pasando de celda en celda”, declaró la abogada.

Mendoza declaró que esperará que un forense independiente realice una autopsia para saber a ciencia cierta cuál fue la causa de la muerte de su hijo. Lo que sí está claro, es que en Nicaragua siguen apareciendo jóvenes desaparecidos, aunque el Gobierno del Presidente Ortega, lo niegue rotundamente.