Economía

Aprueban reducción gradual del subsidio

INE

Ningún diputado se opuso a la medida que defensores de los consumidores consideran nociva para las familias pobres



La Asamblea Nacional aprobó por unanimidad el préstamo de 65 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo que es parte del Programa para Fortalecer el Sector Eléctrico en Nicaragua. Con esto se inicia un proceso en el que los subsidios a la tarifa energética se reducirán gradualmente a partir del 2018, según lo establecido en el plan.

Sin embargo, funcionarios del Gobierno de Daniel Ortega como el asesor presidencial Bayardo Arce, aseguraron antes que el proceso iniciará en el 2021 y que incluirá una negociación con sindicatos y empresarios.

La propuesta del BID incluye una reducción gradual de los subsidios que actualmente son de un 50 por ciento sobre el total de la factura para quienes consumen menos de 150 kilovatios hora de energía al mes.

Esa reducción gradual significaría que las familias que, con dificultad pueden mantener el subsidio, tendrán que hacer un doble esfuerzo para bajar el consumo a menos de 100 kilovatios hora al mes o simplemente asumir que perderán el beneficio.

Para Juan Carlos López, director del Centro de Ayuda Jurídico al Consumidor, la medida será nociva para los clientes de las empresas distribuidoras de energía. “Si establecen las categorías vas a pagar 750 por un recibo de 1,200 córdobas que antes pagabas 600”, se quejó López. 

Ese cambio es insostenible para muchas personas cuyos ingresos son básicamente el salario mínimo. Pero el estudio del BID indica que el 42 por ciento de los beneficiados por el subsidio están en el rango de consumo menor a 50 kilovatios hora al mes.

Leer más: Choque de intereses en Cosep por pliego tarifario

Hay obstáculos para reducir tarifa

El Ministro de Energía y Minas, Salvador Mansell, explicó en la Asamblea Nacional que también habrá una reducción en la tarifa de energía, pero el economista Adolfo Acevedo dijo a Confidencial que todavía hace falta atender “obstáculos”, para lograr esa reducción.

Por ejemplo, Acevedo mencionó la deuda de 114.4 millones de dólares con Caruna, que fueron préstamos realizados para poder evitar un aumento mayor en la tarifa eléctrica de los aplicados desde el 2010, según explicó en esos años el entonces director del Instituto Nicaragüense de Energía, David Castillo.

Las compensaciones significaron transferencias, financiadas por préstamos de CARUNA, a DISNORTE y DISSUR por US$198.6 millones en el período 2010-2013, con un repago de dichas transferencias hasta la fecha por US$84.2 millones en el periodo 2014-2016, con lo cual restan todavía por pagar a CARUNA/ALBANISA US$ 114.4 millones”, detalló el economista.

Pero sumado a eso hay otras deudas que Acevedo considera se deben aclarar y que también serán un contrapeso a la hora de tratar de aplicar una reducción en la tarifa eléctrica.

US$ 70.9 Millones por los retrasos acumulados en el pago a los generadores por parte de las distribuidoras en el periodo 2009-2013, que deberán reflejarse en la emisión de “títulos de deuda”, a favor de los generadores, de manera que estos costos, convertidos en deuda, y los intereses corrientes que devenguen, se reflejen en el cálculo de la tarifa que pagarán los consumidores, hasta que se complete el pago efectivo de dichas deudas”, continuó Acevedo. 

“Según el FMI, al año 2016, CARUNA-ALBANISA había otorgado préstamos, a ENATREL y las Empresas Generadoras, catalogados como préstamos para la “soberanía energética”, por un monto acumulado de US$ 670.9 Millones. No está claro cómo se cancelarán esas deudas, o quién y cómo las pagara”, agregó. 

Leer más: ¿Quién defiende a los consumidores?

Cobrarán más IVA y alumbrado público

Otro detalle dentro del documento del BID que debe ser considerado es un aumento en la tasa del IVA y los cargos por alumbrado público. El Banco propone que la aplicación del IVA a los clientes sea ajustado gradualmente a partir del 2021.

Actualmente los clientes que consumen menos de 300 kWh de energía pagan el 7 por ciento del IVA, pero la propuesta indica que los clientes que usen entre 100 y 150 kWh al mes, deberán pagar un 7 por ciento a partir del 2020.

Quienes consuman entre 150 y 300 kWh al mes deberán pagar un 7 por ciento del IVA desde el 2018 hasta el 2020. Y desde el 2021 hasta el 2022, serán cargados con un 15 por ciento.

En el caso del alumbrado público que pagará el sector residencial se plantea un aumento gradual en los cargos desde el 2018. Así, quienes consuman los primeros 25 kWh al mes deberán pagar un 78 por ciento hasta el 2021 y en el 2022 el cobro será de un 80 por ciento.

Esos números se mantienen en los primeros 100 kWh de consumo, pero para los últimos cincuenta, se tendrá que pagar cargos del 80 por ciento en 2018; 85 en 2019; 90 en el 2020; 95 por ciento en el 2021, y el 100 por ciento en el 2022.

2017

2018

2019

2020

2021

2022

Primeros 25 kWh

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

80,0%

Siguientes 25 kWh

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

80,0%

Siguientes 25 kWh

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

80,0%

Siguientes 25 kWh

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

78,0%

80,0%

Siguientes 25 kWh

78,0%

80,0%

85,0%

90,0%

95,0%

100,0%

Siguientes 25 kWh

78,0%

85,0%

100,0%

100,0%

100,0%

100,0%

Fuente:  Documento Programa de Fortalecimiento del Sector Eléctrico III BID 

Jubilados también serán afectados

Además de los clientes residenciales que verán reducidos los porcentajes de subsidios aplicados, los jubilados también tendrán una disminución en los descuentos que les aplican a sus facturas de energía.

Los escenarios planteados por el BID proyectan mantener un 50 por ciento de subsidio para los consumos inferiores a los 150 kWh al mes, pero en el segmento de consumidores de entre 150 y 300 kWh al mes, eso se reducirá gradualmente desde el 2018, cuando el subsidio pasará a ser del 45 por ciento, en el 2019 será de 40 por ciento hasta un 25 por ciento en el 2022.

El segmento más afectado será para quienes consuman más de 300 kWh hora al mes que en el 2022 ya no recibirá nada de subsidio y verá su reducción aplicada desde el año 2018.

2017

2018

2019

2020

2021

2022

Subsidio Adicional para Consumos Inferiores a 150 kWh/mes

50%

50%

50%

50%

50%

50%

Subsidio Adicional para Consumos entre 150 y 300 kWh/mes

50%

45%

40%

35%

30%

25%

Subsidio Adicional para Consumos Mayores a 300 kWh/mes

50%

40%

30%

20%

10%

0%

Fuente: Documento Programa de Fortalecimiento del Sector Eléctrico III BID 

La aprobación de este préstamo se realizó sin ninguna modificación por parte de la Asamblea Nacional, por lo que no está claro si todos estos cambios empezarán a realizarse como plantean los escenarios del BID o hasta después de unas negociaciones entre empresarios y los sindicatos del Frente Sandinista.