Confidencial » Política » Leer artículo

Profesor de Universidad de Rice advierte sobre peligros del Gran Canal

Un canal al acecho del Cocibolca

'Debería propiciarse un diálogo que sea transparente, responsable y que estimule estudios necesarios para tomar una decisión informada'. Ortega aseguró en 2007 que 'no habrá oro en el mundo que nos haga poner en riesgo el lago Cocibolca'

Wilfredo Miranda Aburto | 17/6/2013
@PiruloAr

La virtual construcción del Gran Canal Interoceánico en Nicaragua, tendría consecuencias gravísimas especialmente sobre el Lago Cocibolca, a juicio del doctor Pedro José Álvarez, profesor de Ingeniería y director del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Rice, en Houston, Estados Unidos.

En los planes del gobierno de Daniel Ortega todavía no está definida la ruta canalera; sin embargo, el Lago Cocibolca, el principal reservorio de agua en Centroamérica para consumo humano, es la conexión clave para unir el Pacífico nicaragüense con el mar Caribe.

Tal disposición preocupa a Álvarez, no sólo por la remoción de sedimentos del lago para permitir la navegabilidad de los buques Post-Panamax (cuyo calado es de 15 metros) y otros efectos ambientales, sino la posibilidad de un accidente que provoque un derrame de petróleo. “Un accidente de esos sería devastador para el Lago de Nicaragua”, indicó el docente.

Uno de los argumentos cardinales de la ilusión del Gran Canal —materializada en su primera etapa por la aplanadora oficialista en la Asamblea Nacional, al aprobar la concesión de construcción al empresario chino Wang Jing—, es que la obra podrá permitir el pase de estos mega buques llamados Post-Panamax, para así competir con Panamá, donde el canal todavía no es apto para este tipo de embarcaciones que transportan cantidades exorbitantes de crudo.

“La idea es que este fuera un canal de más capacidad. ¿Pero qué tal que haya un choque o un accidente? En cada uno de esos accidentes de tanques de petróleo se derraman al menos unos 100 mil barriles”, aseguró el experto. “Es algo de poca probabilidad pero de alto impacto. Se tienen que considerar cómo prevenir y mitigar estos eventos extremos que pueden ocurrir”, agregó.

Si bien las advertencias de Álvarez sonarán extremistas, él mismo subrayó que el tráfico diario de barcos aumenta el riesgo de un desastre ambiental, como ya ha pasado en otros partes del mundo.

“El Exxon Valdez derramó 37.000 toneladas de hidrocarburo en Alaska; en la costas de España fue el Prestige en el año 2002. Ha habido un montón de estos accidentes en el mundo. Uno en Nicaragua prácticamente mataría al lago”, dijo Álvarez, uno de los especialistas más renombrados en la materia.

Aunque las posibilidades de un desastre de gran magnitud son poco probables en el Gran Canal que el régimen de Ortega ha transformado en su nuevo mega proyecto insignia, los pequeños derrames que provoquen a diario las embarcaciones intoxicarían el lago paulatinamente.

“El transporte rutinario de barcos puede causar fugas pequeñas que van estar constantemente contaminado el lago. Incluso el ruido de los motores puede afectar el ciclo reproductivo de algunos peces”, dijo Álvarez.

Todavía no hay estudios

El profesor de la Universidad de Rice dejó entrever que todos sus planteamientos deberían estar contemplados en un estudio ambiental que considere los impactos de la construcción del Gran Canal.

“La tala, la erosión y la sedimentación que la construcción va a causar deberían estar en un estudio. También cómo va a cambiar los drenajes y los desagües; qué ríos se van a inundar y cuáles se van secar; cómo va a cambiar el uso de la tierra y qué hábitats van a desaparecer, y cómo eso va afectar la biodiversidad”, enumeró el experto.

“Yo no estoy claro si ellos están pensando también en los de las operaciones de día a día, que cuidado sean los más graves y serios, aunque sean de menos probabilidad”, insistió el docente.

Pero de acuerdo a la experiencia del científico nicaragüense, sólo esbozar la evaluación ambiental de un proyecto de la magnitud del que se ha prometido construir en el país, dura como mínimo dos o tres años. “Esto no es como si vas hacer el estudio de un edificio, que lo podes hacer en un año o menos. Estás hablando de un proyecto casi que faraónico”, expuso.

Álvarez, que fue galardonado por sus contribuciones a la ingeniería ambiental con La Medalla McKee por la Protección de Acuíferos, otorgada por la Federación de Agua y del Ambiente (WEF), afirmó que es muy difícil precisar el precio del estudio de impacto ambiental del Gran Canal.

HKND tendría primero que practicar un estudio generalizado y determinar cuáles son las áreas del terreno más “calientes y de mayor incertidumbre”. Con ese pulso se debería definir la ruta canalera, optando, aunque sea, por la más cara si es menos dañina para el medio ambiente.

“Es muy difícil calcular costo. Por lo menos trabajarán unas 20 personas en este estudio, digamos que por dos años. Si vienen del extranjero lo mínimo que van a ganar son 100 mil dólares al año cada uno, casi 4 millones de dólares en total”, hizo cuentas Álvarez.

El impacto del cambio climático

El cambio climático, que está derritiendo el hielo polar, está abriendo nuevas rutas naturales de tránsito para los cargueros en el Ártico que, desde ya, ha empezado a pasarle a la factura a Singapur, ruta obligada para los barcos.

“El transporte que venía de China para Europa puede pasar por allá arriba, ya no tiene que pasar por el sur, usando los puertos de Singapur. Ellos ya han protestado por eso”, narró Álvarez. “En 50 años, cuando Nicaragua retome posesión del Canal, tal vez ya no haya tanta necesidad de él”.

A decir del especialista, si Wang decidió hacer una inversión multimillonaria en Nicaragua, debe tener alguna proyección para obtener ganancias mientras dure la concesión que, se supone, es prorrogable 50 años más.

“Cuando Nicaragua tome posesión del Canal y empiece a ganar, ¿quién te dice que el mercado va a disminuir o a crecer en ese tiempo, cuando se están abriendo por el deshielo otras rutas naturales directas y menos costosas para los tigres del oriente que son los que están exportando?”, se preguntó Álvarez.

Todas esas objeciones, según el catedrático, obligan a preguntarse cuáles van a ser las ganancias, tomando en cuenta muchos factores de incertidumbre a largo plazo.

“Si los beneficios son jugosos y enormes, entonces se tendría que llevar a cabo un estudio de impacto ambiental en serio”, apuntaló Álvarez. “No quiero vender miedo, pero hay muchas preguntas que deberían considerarse a fondo. Debería propiciarse un diálogo que sea transparente, responsable y, al mismo tiempo, que estimule estudios necesarios para tomar una decisión informada”, añadió.

Un chino sin experiencia en mega-proyectos

Al  menos la actitud del gobierno de Ortega, denota que el mega-proyecto va a realizarse a toda costa. El círculo oficial ha expresado que después que se realice el estudio de factibilidad buscarán los recursos para invertir. No obstante, las operaciones de la sociedad Ortega-Wang han causado suspicacia en torno a la veracidad de acometer semejante empresa. Para citar algunas, HKND fue creada en tres semanas con un capital inicial de 64 mil dólares en Hong Kong, mientras que el currículo del chino sugiere que solo tiene experiencia en telecomunicaciones.

“Cuando uno se va asociar con alguien para desarrollar un proyecto de esta magnitud tiene que asegurarse que la compañía tenga la experiencia y el record de eco-responsabilidad apropiada. Pero se sabe muy poco de esta compañía. No sabemos qué experiencia tiene. Qué otros proyectos similares han construido. Generalmente se hace una competencia y se invita a empresas que estén interesados en el proyecto y se comparan las diferentes ofertas”, dijo Álvarez.

De concretarse a cabalidad la ilusión del Gran Canal, al catedrático de Rice le afligen los movimientos de tierra que provoque la construcción, pues causarían sedimentación y erosión. También le preocupa cómo se afectaría la hidrología y la flora y fauna.

“¿Va a provocar esto sequía en algunos lugares debido a los traspasos de agua? No sabemos nada… ni cuál va ser la ruta. (…) ¿Qué impactos va a tener en la geología, la biología, en las partes sociales (pueblos indígenas) cuando haya que moverlas a otro lugar y construirles infraestructura para alojarlos?”, dejó las interrogantes abiertas el experto.

Según Álvarez, hay aspectos positivos potenciales en el desarrollo cuando suben las posibilidades de proteger el ambiente. Una encrucijada que ahora le compete valorar al gobierno de Daniel Ortega: satisfacer las necesidades del presente sin sacrificar las futuras oportunidades de las próximas generaciones, zanjó el experto.

 

Aquella promesa de Daniel Ortega

Ernesto Valle Moreno

  • “No habrá oro en el mundo que nos haga poner en riesgo el lago Cocibolca con un mega-proyecto como un canal interoceánico”, dijo Ortega en 2007.

Ortega tenía apenas cuatro meses en la presidencia de Nicaragua y su Gobierno presentaba la política forestal que regirían los cinco años siguientes. William Schwartz –el director del Instituto Nacional Forestal–, hablaba de los planes y estrategias para defender los bosques, cuando alguien refirió el tema: un canal por Nicaragua que uniera los océanos. Su posible vía sería el Lago Cocibolca. El presidente respondió: “No habrá oro en el mundo que nos haga ceder en esto, porque el Gran Lago es la mayor reserva de agua de Centroamérica y no lo vamos a poner en riesgo con un mega-proyecto como un canal interoceánico”.

Ortega se perfilaba entonces como un protector del medio ambiente. No quería correr el riesgo de contaminar la mayor reserva de agua potable del país y de Centroamérica. El mandatario además, se había negado a la construcción de una planta hidroeléctrica en el centro del país, argumentando los daños ecológicos y sociales que traería consigo este proyecto.

Seis años han pasado de aquella exposición y todo ha dada un giro de 180 grados. Fidel Castro dejó el poder en Cuba para pasárselo a su hermano Raúl, Hugo Chávez murió y Wang Jing ha aparecido en el panorama del país.  Un empresario chino de 41 años que es el presidente de HK Nicaragua Canal Development, empresa encargada para la construcción del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua que desde el jueves tiene luz verde por parte de la Asamblea Nacional para gestionar la gigantesca obra.

En tiempo record, y con la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) como única opositora, los diputados del FSLN aprobaron la Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructura Asociadas, un instrumento legal que permite no sólo la construcción del canal interoceánico, sino la edificación de un ferrocarril, un oleoducto y dos zonas de libre comercio (en el Pacífico y  el Atlántico del país). Además, se le otorga la concesión a HKN Canal Development. Atrás quedaban aquellas palabras de Daniel Ortega, con las que aseguraba a todo un país  que “no habrá oro en el mundo que nos haga poner en riesgo el lago Cocibolca”.

Comentarios

8
yop

Nooooo a este proyecto, les pica el culo! Quieren destruir a Nicaragua, poner en riesgo todo lo que tenemos solo por un poco de dinero que se acabara y solo nos dejara consecuencias! El Cocibolca no merece ser puesto en riesgo por algo asi.!

7
Nano

Me parece que está bien consultar a expertos extranjeros, pero también a los nacionales. Aquí tenemos gente muy capaz, por ejemplo tenemos centros de investigación con prestigio nacional y talla internacional como el CIRA, el CIGEO, ambos de UNAN, el INETER, el CIDEA, las escuelas de ingeniería. Lógicamente no tenemos experiencia construyendo canales, pero sí expertos ambientales muy capaces, muchos de ellos formados en universidades gringas, europeas y rusas. No hagamos lo mismo que está haciendo el gobierno al ignorar la opinión de los nuestros.

6
Leonel a. Marin Mc Ewan

Daniel Ortega no puede ni hablar y cuando lo hace repica. El lago Cocibolca ha perdido su nivel de agua. No pueden navegar los trasatlanticos y los grandes buques. Esto del canal es puro cuento chino. Lo que quiere el neopburgues de Daniel es mas millones de dolares. Siempre ha vivido del erario y no es ningun estadista porque no asisitio a ninguna Universidad; es un mengalo, asaltante de banco calley dagnall, mato al chofer de la furgoneta y se robo C$ 400,000 en la bonanza economica de los 70 s.

5
Tono

No a la construcción del canal, NO a las mafias depredadoras de los recursos naturales

4
Scholar

A Manuel Gonzalez, el Dr. Alvarez no está promoviendo que se deshielen los polos. Él está explicando el impacto del cambio climático en los polos. Debido a que no se pararon las emisiones de carbón, el calentamiento global YA NO se pueden detener. De hecho el concejo ártico tiene años de estar trabajando en esta zona y desarrollando la infraestructura necesaria para aprovechar las nuevas rutas de transporte mundial. No solo eso, aunque China no tiene territorio en esa zona, ya ha pedido la admisión a este concejo como miembro observador. Así que como dice el Dr. Alvarez, que es muy difícil planear en el largo plazo ya que debido al cambio climático todos los patrones de transporte habrán cambiado y lo que hoy se ve como un gran negocio en el futuro ya no lo será. Mientras tanto por tener una visión miope, habremos vendido nuestro país a pedazos y destruido la bella naturaleza con la que fuimos bendecidos.

3
Manuel Gonzalez H.

Osea que segun este cientifico superdotado es mas logico que se deshielen los polos que el canal de Nicaragua? desde ahi saquemos conclusiones de sus comentarios apurados y su interes ecologico,,, y que seria mas viable para el comercio de los gigantes asiaticos darle la vuelta a todo norteamerica (alaska ,canada y groenlandia) para llegar hasta la costa este de USA , pricipal zona comercial de asia en ese pais y asiento de las mayores ciudades (NY,Detroit,Atlanta. Miami etc), mas da la razon con estas declaraciones a la necesidad del canal y demuestra que no conoce mucho de ecologia,rutas comerciales, y sobretodo LOGICA.

2
Diogenes Sevilla

Pero si solo se estan haciendo los estudios que daran paso a lo constructivo. Es un empecinamiento increible , toda la maquinaria de confidencial dirigida a descalificar el proyecto. Dejen avanzar los estudios que hasta parece purga esto de andar avriguando y sacando opiniones de gente que ni un pie ha puesto en Nicaragua ni conoce nuestra realidad, escribir es bien facil el papel y la internet aguantan todo Sr.

1
luis rodriguez

Hay canales por todas partes del mundo, Suez, Europa se comunica por canales internos desde hace siglos, Holanda es un ejemplo de esto, Panamá tiene un siglo de usar el Lago y esta dando pronto apertura a un segundo canal para barcos de mayor calado...porque ser tan negativo, todavía no estan los estudios definidos, las zonas afectadas y articulas cosas no ciertas,,,este canal de ser realizado, vendría a dar mayor impulso al crecimiento económico de Nicaragua, miles de personas serían beneficiadas,,,proque oponerse,,,puedo entender si perteneces a otro partido político o grupo económico, que nosotros como simples ciudadanos debemos de apoyar esta iniciativa y Dios quiera que logremos hacerla realidad

Más en: La promesa del Gran Canal

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor