Confidencial » Reporte ciudadano » Leer artículo

Testimonio de agresión

Oscar Hernández, uno de los jóvenes en la protesta del #OcupaINSS, relata cómo fue agredido el 22 de junio por turbas oficialistas

Reporte Ciudadano | 1/7/2013

Yo, O.G.H.Z, estudiante de Comunicación Social en la UCA, estaba presente desde las 4:30 de la tarde del día viernes 21 de Junio del 2013, pasada la media noche siendo ya 22 de Junio del 2013 el equipo de sonido siguió amenizando a los protestantes presentes hasta las 3:45 am aproximadamente, terminada la música en los parlantes procedimos a mantenernos despiertos en la vigilia tocando guitarra y cajón peruano mientras otros muchachos cantaban y jugaban ajedrez; 15 minutos de estar cantando habían pasado cuando de pronto escuché un grito de pánico 'tírense todos al suelo y no griten, todos boca abajo', naturalmente me dispuse a observar que pasaba cuando divisé más de 120 personas encapuchadas con camisetas de la Juventud Sandinista 19 de Julio puestas al revés, al observar las turbas me tiré al suelo buscando refugio a los pies del cordón policial que resguardaba la zona del INSS, al momento que hago esto pido ayuda a gritos a los policías, 'por favor ayúdennos, nos van a matar', a lo que por respuesta recibí patadas que me empujaban hacia las turbas, luego sentí a una de mis amigas aferrándose a mis piernas al preciso momento en que 2 encapuchados (as) la halaban hacia el centro de la calle, ella gritaba 'ayudame por favor' con lágrimas y gritos de angustia, ante la impotencia de escuchar sus gritos y saber que no podía hacer nada volví a pedir ayuda a los oficiales, quiénes me patearon una vez más hacia las turbas al mismo tiempo que sentí a dos encapuchados halándome hacia el centro de la calle a golpes y patadas, luego me llevaban de este a oeste en formación lineal una y otra vez para recibir golpes de encapuchados que seguían llegando a cumplir su objetivo, entre golpes y patadas alcancé a observar el panorama cuando me di cuenta que destruían los carros con bates de madera, martillos, tubos de hierro y piedras.

Recibiendo golpes y patadas nuevamente, escuché la orden de desnudar a los que nos golpeaban (solo a algunos pudieron desnudarlos), mientras escuchaba dicha orden alcancé a ver como empujaban de las sillas a dos ancianas que estaban dormidas. 2 minutos de golpes y patadas entre 5 personas contra mí habían pasado cuando uno de ellos me robó el celular e intentaba quitarme mi billetera, al momento de defender mi billetera me empujó hacia el suelo, mientras permanecía en el suelo las 5 personas arremetieron contra mi cuerpo a patadas a pesar de los gritos de personas refugiadas en casas vecinas pidiendo que dejaran de golpearnos. 5 minutos de golpes y patadas después me soltaron y dijeron 'corre para allá y seguilos' cuando escuché esto corrí detrás de un amigo, Carlos Villanueva, quien iba siendo golpeado de la misma manera y nos reunieron a cinco de los jóvenes cerca de las casas para el pueblo y nos ordenaron tirarnos al suelo boca abajo, al cabo de un minuto nos ordenaron levantarnos, dar media vuelta y nos dijeron 'les damos 10 segundos hijueputas para correr sino los matamos', dicho esto empezamos a correr los 5 jóvenes (4 hombres y 1 mujer) cuando reconocí a una señora, quién llegaba a vender mangos al lugar del plantón, y le pedí refugio para mí y los 4 que venían conmigo. Luego de escondernos en esa humilde casa procedimos a contactar a nuestros amigos para que llegaran a auxiliarnos y poder salir seguros de la zona dado que la señora que nos refugió salió a rondar la zona minutos después del ataque para cerciorarse que no hubiesen más JS en el lugar. 15 minutos después la señora regresó diciendo que los carros estaban siendo llevados detrás del cordón policial en dirección hacia el INSS, y que los JS seguían rondando el perímetro en motos, media hora después fuimos auxiliados por una camioneta del CENIDH.

Más en: Reporte ciudadano