Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Los chavalos que sueñan con una ciudad más amigable

Sí, otra Managua es posible

Abrazos a los extraños, hombres con labial, jóvenes en sillas de ruedas, mensajes poéticos en muros, cometas en el cielo. Éxito total de la iniciativa “100 en un Día”. ¿Por qué no hacer realidad el sueño de una mejor capital?

Cinthia Membreño | 8/8/2013
@LaMembrete

Este miércoles, los jóvenes demostraron que puede haber una mejor Managua. Desde muy temprano en la mañana, un grupo de chavalos se colocaron en puntos estratégicos de la ciudad y ante el asombro o escepticismo de muchos, regalaron abrazos y libros, pintaron murales entre los escombros, colorearon sus labios, bailaron, jugaron, declamaron. Su movimiento social provocó un cambio, aunque fuese temporal, en nuestra caótica e incompredida capital.

Alternative content

-¡Buenos días!- gritaba con entusiasmo Lucila Delgado, una muchacha de rulos rebeldes que se encontraba en la parada de buses del Club Terraza.

-Buenos días – respondía la gente en voz baja, con el ceño fruncido y la mirada esquiva.

-¿Le puedo dar un abrazo? - preguntaba ella, con amplia sonrisa.

No era la primera vez que esta veinteañera ofrecía esto en público. Ella cuenta que cuando estuvo en Barcelona (España) aprendió a dar abrazos gratuitos. “Pasé seis horas haciéndolo y me gustó tanto que después no me quería ir”, confesó emocionada.

Pero esta iniciativa no era aislada. Más bien, fue parte de un evento mayor. Uno llamado “100 en un Día”, un proyecto que desarrolla interacciones sociales simultáneas destinadas a cambiar aspectos de la ciudad que desagraden a sus habitantes. El proyecto original nació en Bogotá en 2012. Allí se hicieron 250 interacciones con unas tres mil personas y el efecto ha sido tan exitoso que se ha replicado en Dinamarca, México y España.

En la parada de buses, a Lucila Delgado le fue más bien que mal. Su interacción no estuvo exenta de personas que la dejaron con los brazos extendidos, en señal de rechazo. Otros, que se bajaban del transporte colectivo en estado automático, se sorprendían, la abrazaban extrañados y finalmente sonreían. Algo, por muy pequeño que fuera, cambiaba en su día. Lucila lo sabía. 

Durante la jornada, las reacciones de los infantes fueron las más genuinas. En una ocasión, Delgado  preguntó a un niño si podía darle un abrazo. Éste, sin dudarlo, corrió hacia ella con una amplia sonrisa, aterrizó en su pecho y la rodeó con sus pequeños brazos. Ambos se quedaron colgados uno del otro por un buen rato, provocando risas entre la gente. Así, la joven cumplía su propósito: generar felicidad.

“A mí lo de los abrazos me había gustado desde hace tiempo. Lo vi en una película y me pareció súper divertido. Entonces pensé que lo tenía que hacer en Nicaragua y cuando supe de '100 en un Día' me lo propuse. Aquí la gente ha sido bastante positiva, algunos te abrazan con pena y otros creen que hay cámaras. Me han preguntado si esto es de la Cámara Matizona”, expresó Lucila mientras se carcajeaba. 

La vida en dos ruedas


Varios metros al Este, Galerías Santo Domingo recibía a Katia Castillo Gutiérrez, una arquitecta que decidió llevar una silla de ruedas a ese centro comercial para que la gente identificara las dificultades que presenta Managua para los discapacitados. Su idea nació a raíz de una experiencia personal, ya que sufrió un accidente varios meses atrás que la dejó sin poder caminar durante tres semanas. La silla de ruedas se convirtió en su mejor aliada.

“Anduve por centros comerciales, bancos y hospitales. Noté que, además que desde el punto de vista arquitectónico los lugares no están diseñados correctamente para personas con capacidades diferentes, había mucha indiferencia hacia las personas que iban en muletas o en sillas de ruedas”, afirmó. 

No obstante, ese no sería el único obstáculo que enfrentaría la joven. Castillo tuvo que pedir permiso a la administración de Galerías para desarrollar su actividad y contó cómo los encargados le preguntaron si venía de alguna agencia de publicidad o si alguna embajada le apoyaba financieramente. Incluso, sacaron un periódico y le preguntaron por qué en un artículo habían tildado a los jóvenes de “100 en un Día” como locos.

Aunque arrancar resultó más complicado de lo que imaginaba, dialogar le permitió conseguir la autorización que necesitaba. Pablo Hernández, otro de los organizadores del evento, ayudó a convencer a la gente de circular sobre sillas de ruedas en el centro de compras. Para registrar el momento, el joven se colocó una pequeñísima cámara de video sobre la cabeza y grabó el rechazo que algunos mostraban ante este singular experimento, alegando que jamás querrían saber lo que se sentía no poder caminar. Otros, como María Magdalena Selva, fueron más receptivos.

“Cuando te vi pensé: ¡Qué muchacho más guapo el que viene en esa silla de ruedas! Tan joven y sin poder caminar”, confesó entre risas. Luego, lo felicitó por la concientización que estaba haciendo.

David Edhill, de doce años, accedió a montarse a la silla e intentó ingresar en la tienda Life Fitness, ubicada en el segundo piso de este centro comercial. A pesar de la dificultad que tuvo para abrir las puertas, nadie dentro del pequeño negocio de ropa deportiva acudió en su ayuda, demostrando que aún falta mucho para que la sociedad se sensibilice sobre el tema.

Labios masculinos pintados de carmín


“Tus puños no te hacen hombre”, rezaba el cartel que sostenía Carlos Lacayo, un joven nicaragüense que circulaba por Metrocentro, el centro de compras ubicado en el corazón de Managua. La interacción que él y sus amigos planearon consistió en pintarse los labios de rojo, para así romper con el concepto de masculinización que se tiene en el país. De paso, expresaron su rechazo a la violencia de género, un problema que, en lo que va del año, ha generado una cuarentena de femicidios.

Flavio Latino, un leonés que estudia en la Universidad Centroamericana (UCA), se unió a la iniciativa. Para él, este tipo de manifestaciones, desarrolladas por hombres que quieren romper tabúes, deberían ser cuestión de todos los días. “Nuestra sociedad está llena de prejuicios y pintarse los labios es una muestra de igualdad hacia las mujeres. La primer reacción que tienen las personas ante esto es de asombro. No entienden por qué lo hacemos, pero espero que me pregunten”, dijo el chavalo antes de unirse al grupo.

Amy Berroterán, compañera de estudios de Flavio, fue quien le pintó los labios de rojo y lo acompañó a varias interacciones en las que también habló sobre los asentamientos de la capital y la importancia de conservar las reservas naturales. La joven expresó que le resultaba refrescante el hecho de ver a jóvenes haciendo un cambio simultáneo en la ciudad. A su lado, un par de niños de escasos recursos que circulaban por el área no dudaron en tomarse una foto con su amigo, pronunciándose también en contra de la violencia doméstica.

Poesía en los escombros


Los muros abandonados del viejo centro de la ciudad tampoco escaparon de las interacciones de “100 en un Día”. En el barrio 19 de Julio, un grupo de chavalos decidieron pintar una frase que el escritor argentino Julio Cortázar le dedicó a la capital en una de sus visitas. “Esta es Managua, de pie entre las ruinas. Bella en sus baldíos”, es el mensaje que ahora se puede apreciar en el parque ubicado frente al Colegio Bautista.

Esta interacción, que también se observó en otros cinco barrios de la urbe, estuvo a cargo de Acción Poética, un movimiento latinoamericano que surgió en 1985 y cuya filial nicaragüense opera desde principios de 2013, difundiendo sus actividades a través de las redes sociales. Según Gabriela Castro, una de sus miembros, la meta es integrar la literatura como parte del paisaje urbano. 

“Decidimos pintar un mural en los escombros para conectarnos con esa parte de la ciudad que está olvidada. Elegimos un fragmento de Noticia para Viajero, que es el prólogo de 'Nicaragua tan violentamente dulce', de Cortázar. Esa fue la primera impresión que tuvo el escritor cuando llegó al país”, explicó Castro. Junto a ella, unos niños bañaban de pintura blanca la pared de la casa que fue donada para la interacción.

Cometas en el cielo


Al final de la tarde, niños, jóvenes y adultos se tomaron la sección antigua del Malecón de Managua, en donde los vientos que provienen del Lago Xolotlán tenían la velocidad ideal para volar cometas. Había sonrisas, correteo, plática, juegos y muchas fotos. La alegría se notaba en los abrazos y sonrisas de todos.

El baile también fue parte del cierre del día, pues  un grupo de muchachos, vestidos con ropa deportiva y banderas de colores que hacían alusión al movimiento de la diversidad sexual, ejecutaron un par de coreografías al ritmo de “All the single ladies” (de Beyoncé) y uno que otro reggaetón.

Mientras esto sucedía, dos mujeres se encontraron en el sitio y se saludaron en lenguaje de señas. Además, estaba también presente una delegación de Fundación Los Pipitos y un grupo de colegiales que llegaron al lugar espontáneamente. Juntos,  jugaron “El mundo al revés” en ese sitio olvidado de Managua, que aún hace contraste con el colorido Puerto Salvador Allende.

Ayer, los muchachos de “100 en un Día” probraron que se puede hacer mucho con pocos recursos, que los cambios sociales van desde un abrazo inesperado hasta la organización de un evento en el que cooperan varios capitalinos. El fondo de esa transformación fue, después de todo, generar felicidad a través de actos pequeños. Este miércoles, Managua fue una urbe distinta. Una ciudad caóticamente amigable.

Comentarios

9
Joss

Si se puede !!! No se trata de criticar si es un gozo forzado o momentáneo, se trata de ser el motor de cambio, y el cambio nace con una sonrisa, venciendo la apatía que cubre la ciudad. Muchos cerramos nuestra mente y nuestras percepciones se amargan con el desaliento. Un "buenos días" hace la diferencia. Con esta iniciativa se ha demostrado que se puede salir del abismo de la incultura, solo necesitamos promotores. Con respecto a la tienda Fitness, respeto ante todo, la periodista cumple su función que es informar lo que ve, y la tienda debe defender su prestigio. Atrás el malentendido y miremos hacia adelante.
Saludos a todos.

8
Rogelio Humberto Darle

Que bueno leer y saber de este tipo de actos que hacen personas q tienen algo que a muchos nos falta : CONCIENCIA!!!! de ahí parte cada uno de nuestros actos en la vida, con la sociedad y la humanidad. un grano de arena que hace la diferencia. felicidades, Dios los bendiga.

7
Julio D.

Creo que el artículo está dando un mensaje interesante sobre acciones relativamente pequeñas que pueden cambiar la imagen de Managua y la felicidad de sus habitantes. La gran atención en los comentarios en la tienda me parece algo extraño, pero bueno. ¡Bien interesante el artículo!

6
Claudia

Me parece muy bien lo que hacen. Pero a serca de la tienda life fitness yo he ido mucha veces y nunca he recibido una mala atencion de su personal y me extraña muchisimo el comentario que hace el menor.

Gracias

5

Me impresiona esta publicación... no es que EL CONFIDENCIAL para demostrar su seriedad y OBJETIVIDAD antes sus lectores busca siempre la otra parte de la historia para tener lo mas cercano posible a los HECHOS... y que ahora venga la "periodista" que escribió el articulo y trate de MINIMIZAR la opinión muy valida de la propietaria de la tienda a la que PERJUDICAN E INJURIAN -aunque no sea su intención el daño ya esta hecho- por no haber ayudado al "supuesto invalido" por favor en VERDAD son PROFESIONALES y mamm de nada te sirve un "GOZO FABRICADO" para engañar a la gente...si verdad quieres cambiar MANAGUA estoy claro que hay que despertar la conciencia colectiva pero dando el ejemplo no solo con anuncios de propagandas como quieren hacer AQUÍ sino también en el QUE HACER DE LA VIDA EN TU CASA FAMILIA AMIGOS VECINOS para q poco a poco ese tipo d eventos se multipliquen y marquen la DIFERENCIA. ojala y publiquen mi opinión.

4
mamm

Sharon, gracias por su comentario, esta bien que su tienda sea fundada en valores, sin embargo es sorprendente como lo que usted escribe refleja solamente una respuesta desesperada a la implicación publicitaria que tiene el articulo, cuando lo que se describe es un acontecimiento de gozo profundamente humanizado. Para la próxima esperamos recibir una acción abrazadora a la acción colectiva que se compartió en Managua, en vez de un acto impulsivo que solo es un ejercicio laboral de paranoia por las conscuencias que podría sufrir financieramente Life Fitness. Entre otras cosas usted tiene el ego demasiado inflado, deje de exponerlo así como expone otras cosas. Deje de estar deseando excelentes días que aquí no visitan los reyes magos, involucrese y aprenda.

3
Cinthia Membreño

Estimada Sharon,
¡Gracias por comentar! De hecho puse el nombre de la tienda porque me pareció justo hacer un llamado de atención. En lo que probablemente discrepamos es en una interpretación de lo que pasó, porque la idea del evento no era hacerle entender a la gente que era un simulacro y de hecho no tenía sentido que les dijeran que no era real, cuando en todos los demás intentos se hizo de la misma manera. Estoy segura que ustedes tienen valores y mi intención no es desprestigiarlos. En ningún momento. Recuerden que en caso de un error, también es bueno estar abierto a críticas.

De nuevo gracias por leernos.

Un saludo cordial.

2
Sharon Amador

Amigos de CONFIDENCIAL soy Gerente General de LIFE FITNESS (tienda especializada en equipo y accesorios de acondicionamiento físico), el día de ayer que ustedes andaban cubriendo esta actividad yo estaba en la tienda y fui testigo de la misma, vimos desde que el joven caminando se subió a la silla de rueda y se dirigió a nuestra tienda, al hacer el intento de entrar solo y no poder una de nuestra vendedora se dirigío a la puerta para ayudar y en eso le dijeron con señas que "no" y le señalaron las cámaras de video y de foto, dándole a entender que era un simulacro y q no se debía ayudar . Esto no es una justificación, ni estamos cambiando lo sucedido para defendernos, tome la decisión de escribir xq me sorprenden que ustedes tan serios hayan cambiado los hechos y nos hagan quedar mal. Life Fitness es una compañía con valores y todos nosotros tratamos de siempre aplicarlos a diario en cada una de nuestras acciones.

Deseándoles un excelente día, me despido.

1
Julio

Excelente lo que se realizó ayer en la capital, me llena de orgullo, alegría y esperanza de que los jóvenes de este tiempo, tenemos voluntad de querer hacer las cosas diferente y mejor. Aún hay mucho que hacer, pero a como dijo el filósofo chino Lao-Tsé: "Un viaje de mil millas comienza con el primer paso". Y eso ya se hizo!

Notas relacionadas

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor