Confidencial » Nación » Leer artículo

Especial multimedia de Confidencial

SOS BOSAWAS

La gran selva centroamericana ha perdido 5,768 kilómetros cuadrados de bosque a causa de la invasión de “colonos” y el crecimiento de la agricultura y ganadería, que se apoya en una red de traficantes de tierra, protegida por poderosos intereses económicos y políticos

Carlos Salinas Maldonado | 27/4/2014
@CSMaldonado

Una investigación periodística de Confidencial revela el nivel de devastación que sufre la reserva de biósfera Bosawas, de aproximadamente 20 mil kilómetros cuadrados. La investigación muestra que entre 1987 y 2010 la selva ha perdido 564,737 hectáreas, el equivalente a 5,768 kilómetros cuadrados, y la depredación amenaza ya el núcleo de la reserva, de 8 mil kilómetros cuadrados. Si la destrucción continúa, los expertos calculan que se podría perder un 30% de la zona núcleo para 2023.

El equipo de Confidencial viajó hasta Musawas, el principal poblado indígena localizado en el núcleo de la reserva, donde líderes indígenas mayangnas están desesperados por la invasión de sus territorios por los colonos, provenientes del Centro y Pacífico del país, que llegan hasta Bosawas en busca de tierras para el ganado y la agricultura, provocando enfrentamientos y fuertes tensiones.

La investigación confirma la existencia de una intrincada red de intereses políticos y económicos que amenazan la reserva. Las invasiones de tierra son impulsadas por traficantes que arrasan el bosque y lotifican los terrenos, para luego venderlos a ricos ganadores del centro del país, que trasladan sus actividades hasta esta zona, todavía húmeda.

Los traficantes se confabulan con abogados y notarios corruptos, que elaboran títulos ilegales de compra y venta de terrenos, ante la indolencia y en algunos casos, la abierta complicidad de las autoridades.

El especial multimedia de Confidencial incluye en una sola plataforma digital, un gran reportaje investigativo, con videos, fotografías, mapas interactivos, e información documental. Es el primero, de varios esfuerzos periodísticos, para ayudar a salvar nuestra gran selva amenazada.

 

VEA EL ESPECIAL MULTIMEDIA: EL OCASO DE BOSAWAS

Notas relacionadas

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor