Confidencial » Blog » Leer artículo

El 'Coronista'

Los bárbaros no podrán con la libertad

Les digo a esos bárbaros, a esos poderosos, que no podrán con nosotros. Con quienes sostenemos todos nuestros valores en el valor supremo: la libertad. Ellos tienen las armas, nosotros las plumas, las palabras, las ideas

Carlos Salinas Maldonado | 7/1/2015
@CSMaldonado

Escribo estas líneas con indignación. Esta mañana, en París, extremistas islámicos, gritando consignas en nombre de Alá, asaltaron a balazos la redacción del semanario satírico parisino "Charlie Hebdo", mientras la redacción, con su director a la cabeza, planificaba el trabajo de los próximos números. En el ataque murió el director de la publicación, Stéphane Charbonnier, alias Charb, y uno de los dibujantes, Jean Cabut. Otras diez personas fueron asesinadas por los bárbaros que ingresaron al edificio disparando sus ametralladoras kalashnikov. El presidente de Francia, François Hollande, ha dicho que “ninguna barbarie terrorista podrá con la libertad”.

Las balas que asesinaron a Charbonnier iban dirigidas a todos los que trabajamos en medios de comunicación, quienes defendemos el derecho a la libre expresión para investigar, para informar a nuestras sociedades, para analizar las realidades de nuestros países y sí, para usar el humor, como es el caso de "Charlie Hebdo". El ataque contra la revista es un atentado contra ese derecho, contra las sociedades libres, contra los medios de comunicación que juegan un papel importante en países democráticos, en la fiscalización de las instituciones, de los poderes públicos y privados, en mantener sanamente informados a los ciudadanos. No importa la línea editorial de un medio independiente. El ataque contra la prensa independiente es un ataque a la sociedad entera, a los valores occidentales. Y eso es imperdonable.

No dejo de pensar en el horror que habrá vivido la redacción de "Charlie Hebdo" esta mañana. El espanto de los periodistas que simplemente hacían su trabajo. El desconsuelo de sus familias. No se calla la verdad matando periodistas, dice un lema de protesta de América Latina. Y nunca ha sido más cierto. El odio, la intolerancia, el fanatismo, el miedo al otro y la violencia que eso desata no pueden acallar la verdad. Y eso no sólo se aplica para los extremistas que basan su odio en interpretaciones erróneas de la religión, en dogmas bárbaros, sino también para aquellos hombres –y una que otra mujer– que desde la cúpula del poder quieren destripar cualquier posibilidad de crítica, quieren eliminar el periodismo que indaga, que cuestiona, que toca hasta la última puerta para descubrir aquello que esos poderosos quieren esconder, o que usa el humor como una forma sana de crítica política y social.

Les digo a esos bárbaros, a esos poderosos, que no podrán con nosotros. Con quienes sostenemos todos nuestros valores en el valor supremo: la libertad. Ellos tienen las armas, nosotros las plumas, las palabras, las ideas. No podrán con eso. La sangre de periodistas inocentes derramada esta mañana en París nos compromete a todos los que trabajamos en medios de comunicación en la lucha por el mantenimiento de esa la libertad, por el fomento al debate sano de ideas, porque la información seria y balanceada llegue a las manos de los ciudadanos para que puedan tomar sus decisiones. Los verdaderos mártires son esos periodistas. El dolor de la redacción de "Charlie Hebdo" es compartido. La valentía de Stéphane Charbonnier es compartida. El periodista venezolano Teodoro Petkoff dijo que el periodismo es un instrumento de lucha. Hoy quedó más que claro. Una lucha contra los bárbaros basada en las ideas. Una lucha por la libertad.

Descripción

Este blog intenta comentar, en crónica, pequeños hechos de la vida diaria. Aquí cabe de todo, hasta la política.

Acerca del Autor

Estoy irremediablemente enganchado al Periodismo. Bajo aquella premisa de que 'periodista es gente que le dice a la gente lo que pasa a la gente'.

Entradas Antiguas