Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Ernesto Cardenal: ¡Es muy desagradable tener esta edad!

Cumpleaños 90 bajo protesta

Cardenal, voz moral de Nicaragua y poeta de la revolución sandinista, celebra nueve décadas de vida, producción literaria y compromiso político

Cinthia Membreño | 20/1/2015
@LaMembrete

"¡Shhhh! ¡Silencio! ¡Ya vamos a grabar!", se escuchó entre el bullicio del set de la revista matutina de Sol a Sol el pasado viernes. Dos cámaras de televisión apuntaban a Ernesto Cardenal –poeta, sacerdote, teólogo y escultor– quien iniciaba la celebración de sus noventa años de existencia con un gesto inusual: aparecer por primera vez en un estudio de televisión nacional. Ese día, el canal Vos TV le rindió un homenaje, pero el primer comentario que el afamado literato hizo al aire denotó un ligero tono de desaprobación.

-Esperamos que sea de su agrado este homenaje que le estamos realizando– le dijo Egna Maradiaga, presentadora de la revista

-Hasta donde pueda ser de mi agrado, porque me desagradan los homenajes– le contestó Cardenal.

Sin embargo, cumplir noventa años siendo una figura pública de su talla requiere una celebración que, sin duda, irá más allá de sus propios deseos. Aunque el sacerdote ha dicho que no le gustan los homenajes, está consciente de que no los puede evitar. “Me producen incomodidad. No los puedo prohibir, los tolero. Es muy desagradable tener esta edad, a nadie de lo deseo”, ha confesado.

Aunque este martes es la fecha oficial de su cumpleaños, un grupo de amigos cercanos “echará la casa por la ventana” en la Sala Mayor del Teatro Rubén Darío el 27 de enero. Será una noche de literatura musicalizada a cargo de los hermanos Carlos Mejía y Luis Enrique Mejía Godoy. También asistirán invitados especiales como el escritor Sergio Ramírez, la poeta Gioconda Belli y Karla Matus. Esa noche, el poeta hará un recorrido especial por su obra con un recital de 45 minutos.

Pero la fiesta no termina el próximo martes. Según informó Luz Marina Acosta, asistente personal de Cardenal, pretenden extender la celebración durante todo 2015. El Festival Internacional de Poesía, a realizarse en Febrero, incluirá la participación de María Ángela Pérez López, quien redactó el prólogo de “Hidrógeno enamorado”, la antología con la que el nicaragüense ganó el Premio Reina Sofía 2012 de Poesía Iberoamericana y que fue publicada por la Universidad de Salamanca (España).

Durante el encuentro se venderán ejemplares de esta obra que hasta ahora no había sido comercializada en Nicaragua. Otra de las obras que también se podrán conseguir en Febrero es "90 en los 90", una colección de noventa poemas de Cardenal que el escritor Sergio Ramírez seleccionó en secreto. Sin permiso para hacer la edición, pero con la aprobación para sacarla al mercado, la antología refleja gran parte de la producción del literato en décadas anteriores. "No tengo nada que ver con ella (la antología). Sergio la hizo con mucho cariño", ha dicho Cardenal.

Luego de visitar Alemania a finales de Febrero, y de ser invitado de honor de la ciudad de San Francisco, California, en Mayo, Ernesto Cardenal regresará para participar en otros homenajes que la comunidad artística nacional organizará para él. Entre ellos, y todavía por confirmar, se mencionaron eventos de la Academia de Ciencias, la Universidad Americana (UAM), Universidad Centroamericana (UCA), Fundación Libros para Niños y el Instituto de Cultura Hispánica (INCH).

Poeta de fama mundial


En el set de Vos TV, Cardenal contó a los televidentes cómo inició su relación con Dios. A pesar de que su compromiso religioso ha sido el más importante de su vida, decidió aceptar su vocación entrada su adultez. “Desde niño la tenía, pero la rechazaba. Hasta que resolví, bastante frustrado, que la vida se trata de probar. Y lo último que me faltaba era probar a Dios, aceptar lo que él me pedía, que era todo (…) Él me llenaba enteramente. Desde entonces mi vida se transformó”, explicó, mientras los jóvenes presentadores del canal lo escuchaban absortos.

Luz Marina Acosta, quien ha trabajado para el literato desde 1979 e incluso levantó sus memorias, estuvo a su lado como es de costumbre. La coordinadora del Proyecto Editorial del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE) lo llevó de la mano de la entrada del canal Vos TV hasta el estudio, no sin antes asegurarse de que quienes estuviesen en las afueras hicieran espacio para él. Nadie quería que el día que finalmente accediera a aparecer en televisión, pasara un mal rato. Y así se hizo, camino despejado. 

Ya al aire, Luz Marina relató que una de las cosas que más le han sorprendido de laborar con Ernesto Cardenal ha sido el reconocimiento que el poeta tiene a nivel internacional. Su asistente ha sido testigo de cómo los viajeros lo reconocen en aeropuertos de otros continentes. Es muy probable que su eterna boina negra y cotona blanca - que hacen juego con su cabellera y barba - faciliten la tarea, pues se han convertido en su sello personal.

“¡Es un fervor que hay por él en el extranjero! En Alemania sobre todo. En las calles la gente siempre quiere tomarse una foto con él. Me preguntan si ése es Ernesto Cardenal y yo les respondo que sí”, contó. Luz Marina además afirmó que el poeta le ha agradecido por tomarse el trabajo de levantar sus memorias, en un texto titulado La Obra Primigenia de Ernesto Cardenal. “Él me agradece a mí. Yo le agradezco a él por su vida. Creo que Nicaragua le debe mucho a este gran poeta nicaragüense”, aseguró.

Daisy Zamora –poeta, ensayista y viceministra de cultura hasta Octubre de 1982– confesó haberse sentido halagada cuando el sacerdote, después de revisar sus escritos de la época, le dijera que ella era poeta y combatiente al igual que Leonel Rugama, seminarista y guerrillero del Frente Sandinista. “Eso fue maravilloso para mí”, confesó quien además es miembro de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE), también presente en el set.

Los profetas, su mayor inspiración

A pesar de su edad, Ernesto Cardenal todavía escribe cuando un tema le inspira, caso que sucedió con el poema “El celular”, una denuncia literaria contra la explotación humana que tiene lugar en la República Democrática del Congo, en África Central. Sus versos revelan la realidad sangrienta del desarrollo tecnológico.  

Hablas en tu celular

y hablas y hablas

y ríes en tu celular

sin saber cómo se hizo

y menos cómo funciona

pero qué importa eso

lo grave es que no sabes

como yo tampoco sabía

que muchos mueren en el Congo

Miles y miles

por ese celular

mueren en el Congo

en sus montañas hay coltán

(además de oro y diamantes)

usado para los condensadores

de los teléfonos celulares

por el control de los minerales

corporaciones multinacionales

hacen esa guerra inacabable

5 millones de muertos en 15 años

y no quieren que se sepa

El poeta afirmó que no sabía de este problema hasta que unas monjas compartieron una circular denunciando el caso por Internet. Al darse cuenta de esto surgió el compromiso social y político que siempre lo ha caracterizado, mismo que lo llevó a fundar una comunidad católica con los campesinos del archipiélago de Solentiname y a apoyar la Revolución Sandinista, cuyos líderes hoy le dan la espalda.

A sus 90 años, Cardenal sigue motivándose con textos religiosos.

-¿Quiénes han sido los escritores que lo han inspirado? - le preguntó Egna Maradiaga al finalizar la entrevista

-Pues muchos, pero sobre todo los poetas de la Biblia, los profetas. Mi libro favorito es el Cantar de los Cantares – aseguró.

Al finalizar los diez minutos que tenían para platicar al aire, se escucharon chasquidos del otro lado del set. Era la productora de la revista matutina, quien indicaba que ya era hora de terminar. Cuando las cámaras terminaron de grabar y el poeta pensaba que se marcharía, apareció Valeria Sánchez –copresentadora del programa– con un pastel para él. Una decena de personas se acercaron para cantarle Feliz Cumpleaños. Y Cardenal, un poco abrumado, dibujó una tímida sonrisa para las cámaras fotográficas que congelaban su rostro.

 

Una vasta producción literaria

Entre las publicaciones que más destacan de Cardenal se encuentra Epigramas (1961, reeditado por editorial Trotta, Madrid, 2001); Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965); Canto Nacional (1972); Cántico Cósmico (1989, reeditado por Editora Patria Grande en 2013); El celular y otros poemas (Centro Nicaragüense de Escritores, 2012); La revolución perdida (Trotta, 2004); y El Evangelio en Solentiname (1975, reeditado por Trotta, Madrid, 2006).

Notas relacionadas

Más en: Los 90 de Cardenal

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor