Confidencial » Arte y Ocio » Leer artículo

Nicaragua en los tiempos del duopolio televisivo González-Ortega

El ojo crítico de los medios

Guillermo Rothschuh Villanueva presentó su nuevo libro, “Medios y poder en Nicaragua”

Julián Navarrete | 19/3/2015
@juliannavarret9

El escritor y ensayista Guillermo Rothschuh Villanueva presentó su nuevo libro “Medios y poder en Nicaragua”, una obra que ofrece un foco crítico del panorama de los medios de comunicación, una “ventana para ver la realidad”, según Andrés Pérez Baltodano, profesor de ciencias políticas de Western University de Canadá.

El director de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC), Adrián Uriarte, afirmó que la nueva obra de Rothschuh es un “suculento análisis” de los medios en Nicaragua, frente a un contexto donde predomina el duopolio televisivo, conformado por el empresario Ángel González y la familia Ortega-Murillo.

“Es un texto que sirve como punto de partida para que desde otras disciplinas se continúe dialogando y construyendo conocimiento sobre el perfil dinámico de la comunicación en Nicaragua”, agregó Uriarte, encargado de comentar la obra de Rothschuh, junto al periodista de La Prensa, Moisés Martínez.

Martínez reconoció que  Rothschuh fue quien lo guió “en los caminos” del periodismo. “Usted profesor (Rothschuh) me enseñó qué era el oficio (periodismo), quién eran aquellos que teníamos que criticar, o aprender de ellos. Al final, el periodismo me atrapó y estamos todos aquí compartiendo este evento”, agregó.

El último ganador del premio periodístico Pedro Joaquín Chamorro calificó a  Rothschuh como “el cronista de los medios”. “Es el gran relator de los cambios que ocurren en los medios de comunicación de Nicaragua. Cambios que documentan a periodistas, estudiosos y curiosos, para que comprendamos y reflexionemos”, sostuvo.

Según Martínez la consolidación del duopolio televisivo y la caída de El Nuevo Diario, adquirido por un grupo financiero que ha cambiado la línea editorial del medio a una cobertura más edulcorante, son los temas más importantes en “Medios y poder en Nicaragua”.

“Recopilando las investigaciones de destacados periodistas, Rothschuh analiza detalle a detalle cómo todas esas transacciones violentan las leyes del país y lo peor, se convierten en puñaladas certeras a la libertad de expresión”, dijo el periodista.

Ante el auditorio mayor de la UCC, donde se llevó a cabo la presentación, Rothschuh dijo que la televisión ocupa un lugar central en la discusión de los temas más importantes de la sociedad y que la monopolización televisiva se traduce en beneficios para el Gobierno.

“En estos canales televisivos  solo dejan escuchar una sola voz: su voz, nada más. Una de las características de los medios de la familia gobernante es no ceder espacios ni permitir que otras voces que no sean las de sus partidarios o aliados políticos, una concepción que revela la manera cerrada con la que maneja sus medios”, agregó.

Estos canales se comportan más como medios de propaganda que programas informativos, según el ensayista. “Es impensable algún cuestionamiento al desempeño del Gobierno. Sólo existen para elogiar y defender a quienes tienen el poder”.

Es por esa razón, según Rothschuh, que la defensa de la libertad de expresión constituye “un imperativo político y moral”, ya que los nicaragüenses se encaminarían en otra dirección si la controversia y el disentimiento no estuviesen penados.

Rothschuh aseguró que la vigente ley 200 de telecomunicaciones afecta directamente los intereses de Nicaragua. “Urge la promulgación de una nueva ley que incorpore todo los retos que plantea la digitalización, ya que la ley actual fue aprobada hace 20 años (1995) y ya está obsoleta”, puntualizó.

Según el comunicólogo, el apartado del libro que dedica a la crónica tiene la intención de reivindicar el “enorme” significado de este género periodístico. “Si los medios escritos no se liberan de publicar texto de más de 1,500 palabras, los cronistas tendrán a desaparecer en el momento que más se necesita”, sostuvo.

Más en: Arte y Ocio

Otros artículos del mismo autor