Confidencial » Nación » Leer artículo

Pobladores reclaman porque B2Gold raciona energía

Enfrentamiento entre mineros y policías en mina El Limón

Disturbios dejan 8 pobladores y 6 policías heridos. COSEP rechaza actos de violencia en Bonanza y en el occidente

Wilfredo Miranda Aburto | 8/5/2015
@PiruloAr

Desde este jueves siete de mayo pobladores de la Mina el Limón, en Maipalsillo, León, mantienen un enfrentamiento violento con antimotines de la Policía Nacional que ha dejado varios heridos. La pugna se produjo porque los habitantes armaron una protesta ante la transnacional minera B2Gold por los cortes de energía que se han dado en la zona, según el minero José Morales.

La minera B2Gold posee el generador que da energía eléctrica gratuita a las aproximadamente 12 mil personas que habitan en esa localidad, pero ante tanta demanda el flujo no da abasto, indicó la empresa en un comunicado. “Desde su llegada a Nicaragua, B2Gold ha brindado energía gratuita a más de ocho mil habitantes del Distrito Minero, sin embargo en los últimos años se ha registrado un incremento de consumo que ya rebasó la capacidad instalada del sistema, resultando en apagones y otras afectaciones”, sostiene.

El  minero Morales afirmó que desde que B2Gold llegó a explotar la zona el convenio era que suministrara energía gratuita. Sin embargo, en los últimos días se han registrado apagones que duran “todo el día”.

“Aquí somos gente pobre…  nunca hemos pagado energía y lo más que tenemos en las casas es una bujía y el fogón para cocinar”, aseguró Morales, agregando que la mayoría de la población  no podría  pagar una factura energética.

Según la B2Golg, los apagones corresponden a una campaña de “ahorro energético a lo interno de la operación y de concienciación en la población para hacer uso responsable de este recurso”. “A la par se está avanzando en un plan integral de ordenamiento energético, juntando esfuerzos con el gobierno, organismos de cooperación internacional, alcaldía y actores locales”, explica la transnacional.

Ante el reclamo de los mineros en el portón de B2Gold en la mina El Limón, los obreros de las vetas aseguraron que el jefe del yacimiento en concesión, Martín Espinoza, llamado “el peruano”, llamó a los antimotines para que controlaran la protesta.

La llegada de las fuerzas armadas no se hizo esperar, de acuerdo a Morales, y desde el mediodía del jueves los efectivos policiales “sin mediar palabras” entraron lanzando bombas lacrimógenas y golpes. “Ni a los estudiantes respetaron y hasta bombas artesanales nos lanzaron. Los estudiantes rompieron las mallas del colegio y se lanzaron por veredas”, narró el minero.

La población respondió con piedras a los antimotines y el enfrentamiento se enardeció. “Los antimotines comenzaron a volarnos piedras también. Es un lago de piedras aquí las calles”, dijo Morales, quien, asegura pudo escapar de El Limón para llevar al hospital a su abuela que no podía respirar a causa de los gases lacrimógenos empleados por los antimotines.

El enfrentamiento ha dejado hasta el  momento ocho pobladores y seis policías heridos. “Es una zanganada lo que hace la maldita policía aquí, nos pega como que si fuésemos perros, sin mediar palabras”, insistió Morales vía telefónica.

Otro de los reclamos de los mineros es que entre los acuerdos para que B2Gold explotara la zona era que los trabajadores de la  mina deberían ser autóctonos de El Limón. “Pero no se ha dado, ya no contratan a nadie y es culpa del peruano que ha venido a correr a todo el mundo”, dijo Morales.

El departamento de relaciones públicas de la transnacional explicó que más del 80% de los trabajadores de la mina son autóctonos de la zona. Que la empresa emplea a 1, 228 personas, pero no tiene la capacidad para emplear a las casi 12 mil personas que habitan en la zona, y menos proveer de energía a todo el poblado, porque su generador ha flaqueado y han tenido que interrumpir las labores del molina que procesa el material con oro.

El vocero de la Policía Nacional, el comisionado Fernando Borge, dijo estar ocupado, “atendiendo a alguien en este momento”, cuando Confidencial lo consultó al respecto.

El minero Morales llamóp horas después asegurando que los antimotines rompieron las puertas y ventanas de su casa en represalia por las declaraciones que está dando a los medios de comunicación. "Esto es horrible, hermano, nos están malmatando", dijo.

COSEP rechaza violencia

El Consejo Superior de la empresa Privada (COSEP) rechazó los actos violentos ocurridos esta semana en dos distritos mineros del país, que han dejado un muerto, decenas de heridos y detenidos, y cuantiosos daños materiales.

"Rechazamos los actos violentos, vandálicos y los actos que salen de la tranquilidad y de la paz", dijo el presidente del COSEP, José Adán Aguerri.

Un minero artesanal murió y otros 33 resultaron heridos esta semana en un enfrentamiento con la Policía en medio de protestas contra Hemco, una empresa minera de capital colombiano que opera en el Caribe norte de Nicaragua. Los disturbios en los que murió el minero artesanal ocurrieron el miércoles en el municipio de Bonanza, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), donde opera Hemco.

El minero falleció "en medio de la refriega", de acuerdo con la Policía nicaragüense, que aseguró que sus agentes fueron "agredidos con objetos contundentes y armas de fuego" en el municipio de Bonanza adonde se trasladaron para "restablecer el orden" tras tres días de disturbios.

Producto de la operación detuvieron a 33 personas y decomisaron una cantidad no precisada de sacos que contenían material explosivo de fabricación artesanal. Las protestas de los mineros artesanales, conocidos como "güiriseros", empezaron el lunes pasado en demanda de mejores técnicas para determinar cuánto oro hay en cada broza que entregan a Hemco, ya que de esto dependen sus ingresos.

Hemco pertenece en un 90 % a Mineros S.A., de origen colombiano, y cuenta con permiso para explorar 115,5 hectáreas y explotar 122.412 hectáreas en Nicaragua. La compañía había anunciado que reanudaría gradualmente sus operaciones después de haberlas suspendido el lunes por la noche, cuando parte de sus instalaciones fueron saqueadas y destruidas por supuestos manifestantes.

"Esos actos los condenamos", insistió el dirigente empresarial, quien dijo esperar que la próxima semana regrese la normalidad a las dos empresas mineras.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor