Confidencial » Economía » Leer artículo

Piden al Gobierno "con urgencia" ayuda para resolver problemas del sector

Ganaderos desesperados por contrabando de reses

Sospechan que unos 290,000 animales han salido del país de forma ilegal. Mataderos trabajan a un 50% de su capacidad

Iván Olivares | 18/6/2015
@IvanOlivares66

El sector ganadero del país decidió dejar de lado momentáneamente su viejo conflicto de pesos y centavos, y se unió para pedirle al gobierno de Daniel Ortega que combata el contrabando de ganado, y que detenga la subvaluación y la sobrevaluación de las reses que se exportan de forma legal.

“Tenemos temor de que se cierren las fronteras para el ganado en pie, pero también tememos al contrabando. Por eso nos concentramos en esos puntos. Lo otro, lo más difícil (el gran tema de los precios, que –admiten- deben regirse por la oferta y la demanda) quedará “para luego”, explica Alvaro Vargas, vicepresidente de Faganic.

Desde hace dos años, el sector ha observado con preocupación que cada vez llegan menos reses a los mataderos, mientras el hato sigue reduciéndose. Sospechan que unos 290,000 animales han salido del país de forma ilegal, afectando las exportaciones, el desempeño industrial de los mataderos, y hasta el empleo.

“En los últimos seis meses, las plantas están trabajando a un 50% de su capacidad, y eso impacta en el empleo y en los salarios”, reconoce Ricardo Barrios, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Carne (Canicarne), que aglutina al lado industrial de este rubro.

Del otro lado, la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, (Faganic), admite que productores y procesadores comparten “el mismo horizonte común”, por lo que es “muy necesario trabajar de forma coordinada para lograr el crecimiento del sector”. Desde luego, sin renunciar a que los productores reciban los beneficios de su trabajo.

En ese escenario, las dos instituciones, auspiciadas por la Cámara de Industrias (Cadin), la Unión de Productores Agropecuarios (Upanic), y el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), pudieron ponerse de acuerdo para firmar un comunicado conjunto.

En éste aceptan que no pueden oponerse a la exportación de ganado, en aras del libre mercado, pero requieren que ese proceso “cumpla con las leyes, normas fiscales, aduanales y sanitarias del país”. De paso, instan a investigar las denuncias sobre contrabando a través de ambas fronteras.

También insisten ante el Estado para “evitar y detener la subvaluación o sobrevaluación de ganado en pie”, y que “se agilice y cumpla con la tramitología en los procesos sanitarios, aduaneros y fiscales”.

Conscientes de que no lograrán tener avances importantes en la búsqueda de soluciones a estos problemas, los firmantes solicitan al gobierno “que nombre con urgencia una contraparte para que de manera conjunta, podamos encontrar soluciones a los problemas expuestos”.

De paso, también tendrán que investigar la tesis expuesta por Michael Healy, presidente de Upanic, quien sospecha que las variaciones en los periodos de lluvias producidas por el cambio climático, está afectando el periodo de celo de las vacas, lo que se traduce en una disminución del nacimiento de terneros. Por si acaso, también investigarán por qué está aumentando la matanza de hembras.

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor