Confidencial » Nación » Leer artículo

Autoridades señalan a miembros de la Juventud Sandinista

Asalto criminal a recinto de URACCAN

Pugna entre facciones de UNEN por el control de la universidad. Autoridades académicas de Nueva Guinea condenan el ataque: "lesiona institucionalidad y autonomía universitaria"

Alvaro Navarro | 6/8/2015
@NavarroNewsNic

Un grupo de jóvenes encapuchados atacaron a morterazos  y pedradas las instalaciones del recinto universitario de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN), sede Nueva Guinea, para detener el proceso electoral convocado por el Comité Electoral de Recinto de UNEN en esa casa de estudios.

El grupo que tomó por asalto el reciento irrumpió aproximadamente a las siete y cuarenta de la noche y permanecieron destruyendo equipos y saqueando aulas y oficinas hasta las cuatro de la madrugada, según confirmaron vía telefónica el vicerrector de la universidad, Eugenio López y el actual presidente de UNEN Recinto, Moisés Castro.

"Entraron tirando morteros, quebraron decenas de puertas y ventanas y se robaron computadoras de las oficinas y unas pantallas que los profesores ocupan para sus clases", declaró Castro vía telefónica.

Los atacantes fueron armados por la dirigencia municipal y departamental de la Juventud Sandinista, según dijeron tanto el vicerrector como el dirigente estudiantil.

Universidad condena injerencia

En un comunicado oficial emitido por la URACCAN, las autoridades de dicha casa de estudios condenaron que "fuerzas externas a nuestra institución educativa, intervinieron en un conflicto entre estudiantes, lesionando la institucionalidad y la autonomía universitaria", dice el documento.

Las autoridades además de rechazar "enérgicamente la injerencia de elementos externos a los asuntos propios de la universidad", condenaron "la violencia, y la destrucción de bienes, durante el enfrentamiento entre estudiantes...". También lamentaron "los daños en la infraestructura, la destrucción de mesas, puertas, pupitres, persianas, entre otros, y la sustracción de equipos informáticos con los que se laboraba para abonar al compromiso educativo, que como institución nos certifica", dice la institución.

Toman a estudiante de rehén

El presidente de recinto además narró que en horas de la madrugada, cuando un grupo de estudiantes intentaban proteger la sede, los armados acorralaron a tres universitarios, "los asaltaron, les robaron todo... uno se les escapó ileso, otro forcejeó y le hirieron la mano con un cuchillo y a un tercero lo tomaron como rehén y en la cancha lo tenían del cuello  y con un gran puñal que parecía machete. Lo amenazaban y gritaban que lo iban a destazar si no me presentaba yo", detalló el dirigente actual de los estudiantes.

Castro identificó como los cabecillas de la toma y asalto a Saira Reyes, Elyin Acevedo, Jessica García, Heyner Ugarte, y Jeyner Rodríguez, todos con cargos de coordinación en la estructura juvenil del FSLN en la zona.

Según el dirigente del reciento universitario, los atacantes "fueron lanzados por el presidente nacional de UNEN, Isaac Bravo, quien (a través del movimiento partidario) intenta recuperar el control del reciento", confirmó Castro. Confidencial contactó vía telefónica a Bravo, pero luego de identificarnos cortó la llamada.

La acción contra el recinto universitario ocurrió unas horas antes de que se celebraran comicios estudiantiles convocados por el Comité Electoral de Recinto. En el proceso estaban inscritas las planchas denominadas Fuerza Estudiantil Intercultural y Comunitaria y Fuerza Estudiantil Renovadora. Una tercera plancha que no logró cumplir con el requisito para competir, fue la que encabezó la asonada.

"Entiendo que no se inscribieron porque no quisieron cumplir con el requisito de recoger firmas. Tenían que cumplir con un porcentaje, que establece el Reglamento Estudiantil, que eran 415 firmas por plancha", explicó Moisés Castro.

Las autoridades de la universidad interpusieron denuncia ante la Policía Nacional de Nueva Guinea, pero hasta ahora no hay respuesta ni investigación sobre el paradero de los equipos robados.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor