Confidencial » Economía » Leer artículo

Envía al Legislativo proyecto para cambiar el MEFCCA

Ortega quiere reformar su súper Ministerio

Después de despidos masivos de técnicos, renuncia de ministros sin mayores explicaciones, la queja del asesor presidencial Arce, que lo calificó como “un relajo”, Ortega ordena cambios en institución. Diputado Langrand señala que partidarismo hace sucumbir combate a la pobreza. Percibe pugna entre mandatario y Murillo por control de instituciones

Octavio Enríquez | 21/8/2015
@cabistan

Archivos Adjuntos:

Con mayoría sandinista en el Parlamento, el presidente Daniel Ortega inició el trámite legislativo para reformar el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, un superministerio creado el seis de julio de 2012, cuestionado por operar bajo la sombra del partidarismo y atrapado en  una pugna de poderes al más alto nivel del Ejecutivo, según diputados de la oposición.

Después del despido de 200 técnicos en noviembre de 2014, la renuncia de ministros sin mayores explicaciones del Ejecutivo nicaragüense, la queja del asesor presidencial Bayardo Arce que calificó como “un relajo” la situación de la institución, el mandatario sandinista envió el 18 de agosto pasado un proyecto de reforma a la ley 290, de Organización, Competencia y Procedimientos al Poder Ejecutivo.

Al momento de su creación, el MEFCCA absorbió el Instituto de Desarrollo Rural, el Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa y el programa de seguridad alimentaria del Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR), con un consejo asesor formado por representantes de 19 instituciones del Estado, quedando entre una de las funciones la regulación de las cooperativas.

Ahora Ortega pretende “delimitar y fortalecer las competencias” del Ministerio en la atención a los pequeños negocios, los emprendimientos familiares, la agricultura familiar y las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) que en el caso, de estas últimas, serán atendidas por un Viceministro.

¿Una nueva estructura?

Según el nuevo proyecto del Ejecutivo, el MEFCCA tendrá dos dependencias: el Instituto de Fomento Cooperativo y la Administración Nacional de las Ferias de la Economía Familiar. Ortega explicó que la institución estatal trabajará directamente con las pequeñas industrias artesanales de la ciudad y cita el caso de las panaderías.

El Ejecutivo plantea que bajo la sombra del Ministerio continúen programas que consideran emblemáticos como Bono Productivo Alimentario y Usura Cero, pero además el Crédito Cristiano, Socialista, Solidario (CRISSOL), CRISSOL café, CRISSOL granos básicos, entre otros.

La Administración Nacional de las Ferias sería un organismo descentralizado para impulsar estas actividades. “Se promoverán ferias, tiangues, y otros espacios demostrativos como estrategias para la promoción, comercialización, transferencias de los saberes tradicionales, generación de oportunidades, y encadenamientos productivos, para los pequeños negocios y la pequeña producción que deviene de la agricultura familiar”, dijo Ortega.

El mandatario plantea también que se desconcentre el Registro Nacional de Cooperativas para que sean atendidos directamente en las delegaciones departamentales, regionales y territoriales  del MEFCCA.

Entre las funciones del Ministerio está diseñar programas  dirigidos al rescate, conservación y promoción de la medicina tradicional ancestral y la medicina natural, una serie de actuaciones que en apariencia son positivas.

El partidarismo y la pugna de poderes

Para el legislador opositor Carlos Langrand, vicepresidente de la comisión económica del Parlamento, el MEFCCA ha tenido un sesgo orientado a “promoción de carácter político” y menos enfocado a la solución de problemas de pobreza.

Langrand relató que recibieron hace cinco meses que el Ejecutivo les había planteado su interés de fomentar la agroindustria en Nicaragua. “Pero al final la estrategia no se aplica y puede tener buena intencionalidad quien está tratando de impulsar el trabajo de MEFCCA, pero si no lo descontaminamos del clientelismo, de política, esos criterios de atención no se van a lograr”, anunció.

La partidarización denunciada para esta cartera del Estado ocurre con la misma intensidad en otras instituciones como el Ministerio Agropecuario Forestal, el Ministerio de Educación y al Instituto de Turismo, advierte Langrand.

El opositor percibe una pugna entre el titular del Ejecutivo y la Primera Dama Rosario Murillo. “El sacrificado es el pueblo, es tiempo desperdiciado en atención. No se ponen de acuerdo el titular y vice titular”, añadió. El legislador explicó que el sector agropecuario, que sería en parte atendido por el MEFCCA,  aporta el 17% del Producto Interno Bruto del país.

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor