Confidencial » Opinión » Leer artículo

Candidaturas Populares, Todos Podemos

Sergio Torres Corrales | 27/4/2011

Juristas, constitu-cionalistas y académicos han sentado cátedra afirmando que las candidaturas a título individual, en Nicaragua, están legalmente prohibidas.

Expresiones tan floridas como “es una locura” o tan sesudas como “los partidos políticos tienen el monopolio de la promoción de candidatos a funcionarios públicos” se utilizan en la argumentación de los juristas, constitucionalistas y académicos.

Sin pretender polemizar con las señaladas personalidades que han emitido esos profundos conceptos (¿cómo me atrevería?), y desde mi posición de simple ciudadano nicaragüense, me tomo la libertad de exponer mi opinión al respecto.

Las leyes que aborda el tema son la Constitución Política de Nicaragua y la Ley Electoral.La Constitución, en su artículo 51 dice “Los ciudadanos tienen derecho a elegir y ser elegidos en elecciones periódicas y optar a cargos públicos, salvo las limitaciones contempladas en esta Constitución Política”.

¿Quiénes son ciudadanos? El artículo 47 de nuestra constitución nos aclara esto: “Son ciudadanos los nicaragüenses que hubieran cumplido dieciséis años de edad. Sólo los ciudadanos gozan de los derechos políticos consignados en la Constitución y las leyes, sin más limitaciones que las que se establezcan por razones de edad.

La pregunta del millón es ¿Hay en la constitución artículos que limiten el derecho de los ciudadanos a ser electos, en el sentido de prohibir las candidaturas a título personal o que establezcan la facultad exclusiva de los partidos políticos a postular candidatos?

Sin ser jurista, ni constitucionalista, ni académico, simplemente aplicando la habilidad de leer el español que me enseñaran devotas maestras en mi infancia, me atrevo a decir NO, no existen tales artículos.

Lo más cercano (y queda bastante lejos) es el artículo 55 de la constitución que, a la letra, dice: “Los ciudadanos nicaragüenses tienen derecho de organizar o afiliarse a partidos políticos, con el fin de participar, ejercer y optar al poder.”

Si prestamos atención al texto del artículo 55 nos damos cuenta que la afiliación a, u organización de, partidos políticos es un derecho, una facultad, no una condición a requisito para optar al poder. Y mal podría serlo, ya que quienes tenemos el derecho de ser electos somos los ciudadanos, no los partidos políticos.

Hay quienes dirán que esa debe ser la interpretación del artículo 55, que éste establece que sólo los partidos políticos pueden “participar, ejercer y optar al poder”.

Aun en el caso de que aceptáramos esa interpretación tan liberal, entonces, el mencionado artículo 55 entraría en conflicto con los artículos 51 y 47, además del artículo 48 que dice “Se establece la igualdad incondicional de todos los nicaragüenses en el goce de sus derechos políticos; en el ejercicio de los mismos…”, ya que esa interpretación daría más derechos a los ciudadanos organizados en partidos políticos y menos derechos a los ciudadanos no organizados en partidos políticos.

Pasemos a la ley electoral. En cuanto a las postulaciones de candidatos, veremos que dicha ley se limita a reglamentar la postulación de candidatos por los partidos políticos y las asociaciones de partidos políticos. En ningún artículo de la ley electoral se mencionan las candidaturas a título personal, ni para prohibirlas, ni para reglamentarlas. Tampoco se establece en esta ley el derecho de postular candidatos como exclusivo de los partidos políticos.

Recapitulando:1)     La Constitución reconoce el derecho de los ciudadanos a elegir y ser electos, sin más limitaciones que las establecidas en la misma constitución.

2)     Aunque no examinamos las limitaciones establecidas en la constitución, dejamos claro que ninguna de ellas tiene nada que ver con prohibir las postulaciones a título personal o establecer la exclusividad del derecho de postulación a los partidos políticos.

3)     La ley Electoral simplemente no aborda para nada las candidaturas a título personal.

4)     En conclusión, dichas candidaturas a título personal están permitidas legalmente y no tienen más requisitos ni condiciones que los establecidos en la Constitución para cada cargo de elección popular.

Hay consideraciones de índole práctica que podríamos abordar, pero como estamos limitando este artículo al ámbito legal, lo dejaremos para otra oportunidad.

También hay consideraciones de índole política que explican la necesidad de las candidaturas populares, igual podremos abordarlas en otra oportunidad. 

http://canponic.blogspot.com

Nota: los resaltados son míos.

Comentarios

9
Sergio Torres C.

Llamé por teléfono al tribunal de Apelaciones de Managua para preguntar por la situación de mi recurso de amparo.

La señorita que me atendió me informó que aparece como "en trámite" y que no hay en el sistema computarizado ninguna otra información.

¿Qué ha hecho en estos seis días hábiles el tribunal?

¿Decretó la suspensión del acto?

¿Notificó al CSE?

¿Envió el recurso a la Procuraduría General de la República?

¿Envió el recurso a la CSJ?

8
El gato

Ya salió el agente de Lenín Cerna, el tal Camilo García. ¿Por qué ataca la propuesta de Sergio, si según él no amenaza al que "gana con el 65% y que nunca ha hecho fraude"? (me parto de la risa, o es tonto o cree que nosotros lo somos)? La ataca porque a pesar de todo el discurso populista, le tiene terror a la verdadera participación popular, o sea, la que no pueden manipular los jefes de mafias que se hacen llamar partidos políticos, su jefe DOS incluido.

Y para que más te ardás, Camilo, te recuerdo que la justificación que dieron los majesadiestrados orteguistas de la Corte para declarar inaplicable la prohibición constitucional a la reelección, fue precisamente argumentar lo mismo que Sergio: que esa prohibición violaba la igualdad de todos los ciudadanos para ejercer sus derechos políticos, tal como la establecen esos mismos artículos que cita Sergio, el 51 y el 47. Así que, si se aplica ese criterio para permitirle a Daniel Ortega postularse, anulando completamente una prohibición expresa de la constitución, ¿por qué no puede usarlo cualquier otro ciudadano? Ah, pero entonces tus jefes perderían el monopolio del poder.

Triste tu vida, camilito

7
carlos

para empesar nuestra constutucion debe ser reformada por que aunque ya existe arto que en ella proiben la reeleccion de ortega hay una famosa sala de lo constitucional donde le dieron el visto bueno a ese satrapa de ortega a haora les preguntos a esos grandes juristas si tener una sala de esas no es entrometerce en otro poder que no tiene que ver con un poder constituyente que es el que da lugar a la reformas o creacion de una constitucion, lo que crearon es un arroz con mango entonces para que la divicion de los poderes si al fin y al cabo a sen las cosas a combeniencia

6
Sergio Torres C.

Así es Carlos, la soberanía es del pueblo, de todos y cada uno de los nicaragüenses, no de los partidos.

Las Peras del Olmo, la Constitución dice (artículo 173, numeral 1) que es atribución del CSE organizar y digir las elecciones de acuerdo con lo establecido en la Constitución y en la ley.

En la Constitución se establece el derecho a ser elegido para todos los ciudadanos. Negar el derecho a ser electos de los ciudadanos sin partido es inconstitucional.

El que los legisladores hayan hecho mal su trabajo y hayan dejado vacíos legales no debe ser cargados en la espalda de los ciudadanos.

5
las peras del olmo

La Constitución dispone que el proceso electoral se realiza de acuerdo a la ley de la materia: la Ley Electoral y esta no establece candidaturas individuales, sólo a través de partidos. La suscripción popular fue eliminada por los acuerdos del pacto ortega-alemán.

4
Carlos A. Lucas A

En uno de esos sitios de la red, alguien lanzó la pregunta:"Por qué el salmón, nada contra la corriente?" Una de las respuestas mas sabias y práctica fue: "¿Y por qué no?"

Nadar contra la corriente es épico, especialmente cuando al final del camino, ese esfuerzo revolucionario termina dando la razon a quien emprendió ese camino contracorriente.

La respuesta sabia "Por qué no"? aplica para este caso, Sergio, porque evidentemente en Nicaragua los partidos politicos tanto de derecha como de izquierda han perdido la representatividad, la legitimidad y el valor ético de los delegatorio.

Si, necesitamos una revolucion ciudadana, que sepa prescindir de los partidos politicos como sustitutos de la soberania popular, mas bien, como usurpadores oficiales de esa soberania. Mientras mas directo el poder, los partidos se vuelven prescindibles.

Ojala sigas adelante en tu esfuerzo contracorriente. Es la unica manera de abrir caminos que se creian cerrados.

Como el camino de la suscripcion popular, un avance que el pacto enterró impunemente.



3
Sergio Torres C.

Estimado Sr. García, gracias por su comentario.
La dispersión del voto independiente es una realidad hoy.
Lo triste de nuestra situación es que, con las candidaturas actuales, si el voto independiente se concentrara en uno cualquiera de los candidatos de oposición, no cambiaría la situación socio-económica de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, si acaso empeoraría, al desaparecer la caridad que el gobierno actual ejecuta.
Es mi convicción que si los ciudadanos nicaragüenses reciben una opción realmente diferente y que les retorne el derecho de regir sus propios destinos, sin la mediación de los partidos políticos y asegurando el deber de los funcionarios públicos de responder por sus acciones, la van a examinar y acoger con alegría.
En cuanto a su apreciación de que añoro "otroras días en el poder", le aclaro que nunca he tenido una posición de poder, siempre he sido un trabajador que vive de su salario.
Tampoco tengo aspiraciones de poder. Claro, Ud. se dirá ¿Cómo puede ser eso cierto si se está postulando para Presidente? La respuesta la encontrará en el plan de gobierno en http://canponic.blogspot.com.
Saludos.

2
camio garcia

Sergio con tu cara melancolica parece que añoras otroras dias en el poder, te invito a que te inscribas y motives a otros a que se inscriban como candidatos a presidente, de seguro que los militantes sandinistas y el mismo Daniel te lo van a agradecer, pues asi se dispersa mas el voto "independiente" y al final DOS de todas formas logra su objetvo, pues ya nadie duda que gana y con el 65% y nunca ha hecho ni necesita hacer fraude.

1
omar

Hay que reconocer y aunque parezca paradojico, que la justicia esta al margen de la ley. Por muy profundos que sea los analisis y que estos provengan de connotados juristas, estudiosos del derecho consuetudinario y expertos en jurisprudencia, nada va a pasar, pero si, despiertan la conciencia y el espiritu de equidad. Debemos procurar la implementacion de la justicia mundial.

Más en: Política