Confidencial » Política » Leer artículo

Sergio Torres lucha por una candidatura al margen de los partidos políticos

“La Ley Electoral no prohibe las candidaturas a título personal”

Sergio Torres introdujo el pasado 18 de marzo, ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), una solicitud de inscripción como candidato popular a la Presidencia de la República, basándose en que la Constitución Política de Nicaragua establece el derecho de todos los ciudadanos y las ciudadanas nicaragüenses a elegir y a ser electos.

El CSE rechazó su solicitud, sin embargo, Torres sigue con su batalla jurídica. Presentó recientemente un Recurso de Amparo, con el propósito de que se le permita inscribir su candidatura a una diputación antes que se cierre el período el próximo 6 de mayo. Confidencial Digital le hizo llegar un cuestionario y él respondió a esta entrevista digital.

Redacción Confidencial | 1/5/2011

Archivos Adjuntos:

Entiendo que estás reivindicando una candidatura independiente, fuera de los partidos, pese a que el marco jurídico vigente (la Ley Electoral) no lo permite, ¿en qué se basa entonces tu iniciativa?

La percepción general es que el marco jurídico vigente no permite las candidaturas individuales. Creo que esa percepción es un error. 

En efecto, los grupos de poder quieren que el derecho a presentar candidaturas se limite a los partidos políticos. Prueba de ello es que hace poco tiempo eliminaron las candidaturas por suscripción popular.

Otra cosa es lo que dicen la Constitución y la Ley Electoral:

a)    El artículo 51 de la Constitución Política de Nicaragua dice: “Los ciudadanos tienen derecho a elegir y ser elegidos en elecciones periódicas y optar a cargos públicos, salvo las limitaciones contempladas en esta Constitución Política.”

b)   El artículo 55 de la Constitución Política de Nicaragua dice: “Los ciudadanos nicaragüenses tienen derecho de organizar o afiliarse a partidos políticos, con el fin de participar, ejercer y optar al poder”.

Lo establecido por el artículo 55 no puede ni debe ser interpretado como una limitación a lo establecido en el artículo 51. Es un derecho de los nicaragüenses organizar o afiliarse a partidos políticos (no un requisito para participar, ejercer y optar al poder).

Aun si se quisiera interpretar el artículo 55 como una limitación, dicha interpretación entraría en conflicto con lo establecido en el artículo 48 de la misma Constitución Política:

Se establece la igualdad incondicional de todos los nicaragüenses en el goce de sus derechos políticos; en el ejercicio de los mismos y en el cumplimiento de sus deberes y responsabilidades, existe igualdad absoluta entre el hombre y la mujer. Es obligación del Estado eliminar los obstáculos que impidan de hecho la igualdad entre los nicaragüenses y su participación efectiva en la vida política, económica y social del país”

La ciudadanía nicaragüense se obtiene al cumplir dos condiciones: ser nacional nicaragüense y haber cumplido 16 años de edad. No es necesario pertenecer a un partido político para ser ciudadano.

El derecho a ser elegido se le reconoce a los ciudadanos, ergo, no necesito pertenecer a un partido político para ser  electo (ni para ser candidato, condición necesaria para poder ser electo).

La Ley Electoral no prohíbe en ninguno de sus artículos las candidaturas de los ciudadanos a título personal y, si lo hiciera, entraría en conflicto con la Constitución.

La Ley Electoral se limita a reglamentar el procedimiento y los requisitos para la inscripción de candidaturas por parte de los partidos políticos y las alianzas de partidos políticos.

No existe un solo artículo de la Ley Electoral referido a las candidaturas a título personal. Tampoco se dice por ningún lado “Sólo los partidos podrán presentar candidatos”; ni se dice “No podrán los ciudadanos postularse como candidatos a título personal”; tampoco se dice “los ciudadanos, para postularse como candidatos, deberán ser propuestos por un partido político o alianza de partidos políticos”. Nada de eso.

Debido al vacío legal que la Ley Electoral deja en cuanto a la reglamentación de las candidaturas a título personal, para la candidatura a la Presidencia de la República no existen más requisitos ni limitaciones que los establecidos en el artículo 147 de la Constitución, ninguno de los cuales es pertenecer a, o haber sido postulado por, un partido político.

Los requisitos establecidos por la Ley Electoral para las inscripciones de candidatos por los partidos políticos o alianzas de partidos políticos no pueden ser aplicados a las candidaturas a título personal, por la disparidad de los sujetos (personas jurídicas y ciudadanos).

Por supuesto, habrá argumentos prácticos contra las candidaturas a título personal, pero son eso argumentos prácticos, no jurídicos.

¿Qué persigues alcanzar?, ¿sensibilizar a la sociedad?, ¿llamar la atención sobre el sistema político electoral?, ¿cuál es tu propósito?

El propósito está determinado por lo injusto de nuestra realidad actual y lo negativo de las metas propuestas por los grupos dominantes. 

Nuestra sociedad es manejada por grupos oligárquicos (en el sentido estricto del término, el poder en manos de unos pocos) para su propio beneficio.

Los partidos políticos son, a la vez, parte de esas oligarquías e instrumento de las mismas. Todos los partidos políticos nos ofrecen lo mismo: las grandes mayorías deben soportar el mayor peso del esfuerzo para que la economía crezca y, cuando las compañías transnacionales y los empresarios nacionales se cansen de acumular riquezas, entonces, algo de dicha riqueza caerá por gravedad en las manos de los pobres y éstos podrán acceder al paraíso del consumismo.

Las diferencias  entre las ofertas partidarias están en si vamos a transitar ese camino con un presidente vitalicio (quizás con una presidencia hereditaria) o con varios presidentes temporales.

Creo que los nicaragüenses, como mínimo, deberíamos poder decidir si eso es lo que queremos o queremos otra cosa, pero nadie nos pregunta. Creo que los nicaragüenses deberíamos poder conocer que existen otras formas de existir en sociedad y que podemos inventar-definir la nuestra.

El objetivo último es revolucionar, por la vía pacífica, el sistema político, económico y social de Nicaragua. Cambiar de forma radical el sistema para hacer que sea dirigido por todos los nicaragüenses y no por oligarquías; para hacer que su meta no sea el capitalismo consumista, sino la felicidad de todos los nicaragüenses; para hacer que los nicaragüenses vivamos en armonía con la naturaleza, de la cual somos parte y no propietarios.

Eso será posible cuando la mayoría de  los nicaragüenses se apropie de esas metas. ¿Lo veré? No es relevante, lo relevante es actuar consecuentemente con la meta propuesta.

¿Introdujiste algún escrito ante el CSE?, ¿qué pasó?

El 18 de marzo del 2011, a las 02:44’ pm, introduje ante la DGAPP del CSE mi solicitud de inscripción como candidato a la Presidencia de la República en las elecciones de Noviembre 2011.

El 25 de marzo se me informó por teléfono que no se me contestaría por escrito y que no aceptan mi solicitud de inscripción porque “sólo los partidos políticos pueden presentar candidatos”.

El 28 de marzo del 2011, a las 04:00’ pm, introduje ante el despacho del magistrado presidente un reclamo por la falta de respuesta de la DGAPP a mi solicitud y reiteré mi solicitud de inscripción como candidato.

El 4 de abril, a las 04:47’ pm, un funcionario del CSE que se negó a identificarse me informó que no me van a responder por escrito y que no aceptan mi solicitud de inscripción porque “sólo los partidos políticos pueden presentar candidatos”.

Puedes ver en detalle lo que se ha actuado hasta ahora y los planteamientos de mi iniciativa (incluyendo las imágenes de las 2 cartas con el sello de recibido del CSE) en esta dirección de internet: http://canponic.blogspot.com.

 

 

Comentarios

1
Martin Martinez

Tienes toda la razón hay que seguir insitiendo en reformar y hacer verdaderas reformas y una buena Ley electoral. que incluya que no haya reelección inmediata de los diputados sino en periodos alternos.
debemos convocar a una Asamblea Nacional Constituyente y echar todos los fierros para hacer una nueva consritucion politica nicaraguendse, y terminar con el sistema corrupto diseñado para dos, diseñados para corruptos, y con dedos benditos y malditos segun ellos, y que no existan los ...........

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política