Confidencial » Economía » Leer artículo

Cómo usar la tarjeta de crédito y sobrevivir en el intento

Recomiendan que cada persona mantenga ordenadas sus finanzas, haga su presupuesto y revise cuánto puede gastar al mes en base a sus ingresos.

Iván Olivares | 18/11/2012
@IvanOlivares66

Vilipendiadas y alabadas de forma desigual, las tarjetas de crédito son un instrumento que facilita o complica la vida, en dependencia del uso que se le dé, de la estabilidad financiera de su usuario, y (aunque los banqueros no lo quieran reconocer), de las tasas de interés que cobran.

En la entrada más reciente de su blog, el economista Néstor Avendaño, presidente de COPADES, habla de este tema cuando se refiere “especialmente aquellas personas que usan tarjetas de crédito, por cuyo uso pagan una tasa de interés ‘coludida’ de 50%, y ese uso es financiado con los depósitos de los ahorristas que devengan una tasa de interés de 1%”.

Cuestionamientos aparte, siendo que las tarjetas son parte de la vida de varios centenares de miles de personas, tal vez lo que queda es enseñarle al público a usarlas de forma inteligente, para poder aprovecharlas sin dejarse el salario ni hipotecar el futuro por ello.

María Elena Barrios, Gerente de Mercadeo de Credomatic, dijo a Confidencial que “es muy importante que cada persona mantenga ordenadas sus finanzas, haga su presupuesto y revise cuánto puede gastar al mes en base a sus ingresos personales y/o familiares”.

Consciente de que es posible que ese cliente necesite financiarse con cualquier tipo de préstamo, recomienda en este caso que “calcule lo que puede pagar cada mes como cuota para integrarlo a su presupuesto”.

“En Credomatic buscamos que nuestros clientes tomen decisiones de consumo debidamente informadas y consientes; por eso hemos puesto en marcha acciones informativas y educativas que les permitan hacer un mejor uso de nuestros productos y servicios”, aseguró.

Contratar un seguro

La funcionaria detalló que “como parte de nuestros programas de Responsabilidad Social hemos desarrollado el taller de Educación Financiera para la Vida, con el que este año hemos capacitado a casi 5 mil personas, brindándoles herramientas para un mejor manejo de sus finanzas familiares, guiándoles en la elaboración de su presupuesto y estableciendo la importancia de la creación del ahorro y del manejo responsable del crédito”.

“En el tema de seguridad constantemente hacemos recomendaciones a nuestros clientes en el uso de las tarjetas para protegerse contra robos y fraudes”.

En esta misma línea de pensamiento se enmarcan los consejos de Carmen Urtecho, Gerente de Tarjetas de Crédito del BDF, para quien “es muy importante que los clientes utilicen las tarjetas como una herramienta de financiamiento de manera responsable”.

De todos modos, el Banco ofrece “seguros para mayor tranquilidad del cliente”, como el que protege contra robo y fraude, y uno más que funciona como seguro de vida para pagar el saldo deudor en caso de fallecimiento del titular de la tarjeta.

Urtecho también recuerda que “durante todo el año, los tarjetahabientes pueden gozar de las promociones y programas de lealtad que les permiten obtener premios y grandes ahorros por sus compras con las tarjetas”.

José Ángel Rodríguez, Director de Banca de Personas de Citi – Nicaragua, también definió a las tarjetas de crédito como “una herramienta muy valiosa si se utiliza adecuadamente”.

Es por ello que invitó “a nuestros clientes… a leer nuestro manual de Consejos Prácticos para el buen uso de la tarjeta de crédito disponible en nuestra página web. Ahí encontrará todo lo necesario para manejar bien sus finanzas y utilizar correctamente sus tarjetas”.

 Más información aquí.

Comentarios

1
jose

Todo mundo sabe que las tarjetas son necesarias en este mundo globalizado, pero el problema aqui en Nic. es que el interes es usurero, el estado, los diputados mal nacidos no quieren aprobar una ley que no pase mas del credito convencional, aprobado por el banco central.
Los bancos explotan a la poblacion con estas tarjetas porque los diputados y el presidente quieren que los ricos banqueros sigan haciendo dinero a costilla de los tontos, que pagan semejante interes. El instituto de defensa del consumidor debe seguir trabajando para regular esto, igual que el combustible.

Notas relacionadas

Más en: Economía

Otros artículos del mismo autor