Economía

Aumenta pago de servicio de la deuda externa

Equivale al 3.7% de un Producto Interno Bruto reducido por más de un año de recesión económica

Los montos destinados para pagar deuda pública externa en 2019, aumentaron de forma nominal en casi 666 millones de córdobas, y en 0.4 puntos porcentuales, si se le mide como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).

La razón hay que buscarla no solo en el hecho que el país tiene que afrontar cada vez mayores abonos a su deuda con el extranjero, sino también al descenso del PIB, como reflejo de la debacle económica que vive el país, resultado de la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega en contra de la ciudadanía que reclama un cambio de rumbo en el país.

Entre 2017 y 2018, el servicio (pago) de la deuda pública (interna y externa), se elevó de forma significativa, al crecer en casi 5500 millones de córdobas (38.7%), lo que se explica en fortísimos incrementos en el pago de amortización e intereses de ambas cuentas.

La situación varía en 2019: según el Marco Presupuestario de Mediano Plazo del periodo 2019 – 2022, el servicio total de la deuda cae en 2444.1 millones, producto de un descenso de 3110 millones en el pago de la deuda interna, que se ve contrarrestado por un aumento de 665.8 millones en los abonos de la deuda externa.

Visto como porcentaje del PIB, esto significa que el servicio total de la deuda pública pasó de equivaler el 3.4% del PIB en 2017, a 4.6% en 2018, y descenderá a 3.7% del PIB 2019, siempre y cuando se cumpla la previsión de los economistas del Gobierno, que pronostican una caída de -2.0% del producto para este año, cuando el menos pesimista de los cálculos independientes sitúan ese desempeño en -5.4%.

Si bien, la deuda interna sigue un carrusel similar al de la deuda total (2.2% en 2017, para subir a 3.0% en 2018 y bajar nuevamente a 2.1% en la previsión para 2019), es la deuda externa la que pasa de equivaler 1.2% del PIB de 2017, a representar 1.6% del PIB en 2018, y quedarse anclado a esa misma cifra, hasta 2022.

7.77% del presupuesto 2019 para deuda externa

Si bien la contención del gasto público, y la transferencia de más de 5000 millones de córdobas al Banco Central le han permitido al Gobierno aplacar el deterioro de algunos indicadores —al precio de golpear al conjunto de la economía— el descenso imparable del PIB, observado entre 2017 y 2019, hizo que, los montos destinados anualmente al pago de la deuda, generaran una especie de subibaja, si se lo ve como porcentaje del presupuesto anual de la república.

Datos oficiales del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), muestran que, en 2017, el Estado destinó el 15.1% de sus ingresos totales para abonar a esa deuda. Al año siguiente, el porcentaje se elevó a 21.2% (producto del aumento en los montos abonados, a la vez que el PIB decrecía en -3.8%), para proyectarse que, en 2019, será el equivalente a 17.9%.

La cifra que no decrece es la que refleja el peso del abono de la deuda pública externa como porcentaje del presupuesto de cada año: si los montos abonados a los acreedores internacionales representaron el 5.45% del ejercicio 2017, la amortización de 2018 elevó esa equivalencia a 7.37%, y se espera que vuelva a escalar en 2019, para llegar al 7.77% del presupuesto en curso.

A pesar de la forma en que se incrementa el peso de la deuda pública externa, un economista consultado por CONFIDENCIAL, que solicitó mantener su identidad en reserva, explicó que duda que esos porcentajes cada vez más altos, puedan afectar al desempeño presupuestario del Gobierno.

“Acordate que los préstamos externos y la deuda interna, se pagan con los desembolsos de los nuevos préstamos que va recibiendo el Gobierno, aunque sean préstamos destinados a financiar alguna obra de infraestructura que, en este caso, viene a ejecutarse con recursos (córdobas) obtenidos en concepto de recaudación tributaria, mayoritariamente”, detalló.

Advertisements

Más en Economía

Send this to a friend