Política

Sobre el ofrecimiento de México para mediar en crisis nacional el obispo expresó que "lo importante es la voluntad política"

Báez señala que México no es la solución del Diálogo Nacional

Monseñor Silvio Báez

"Si no está dispuesto a dialogar, ni con el mejor mediador del mundo se puede lograr (una solución)", señaló el obispo



El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio José Báez, reaccionó a la propuesta del Gobierno mexicano del presidente Andrés Manuel López Obrador, de ser mediador para encontrar una solución a la crisis política de Nicaragua. Báez expresó que lo importante en este tema es la voluntad política, pues si esto no existe, “ni con el mejor mediador del mundo” se podría lograr una salida a esta situación.

La semana pasada, Maximiliano Reyes, subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina del Gobierno mexicano, afirmó que México estaría dispuesto a mediar para encontrar una salida a la profunda crisis política que sufre Nicaragua desde abril, cuando iniciaron las protestas contra Daniel Ortega y que hasta el momento ha dejado 325 muertos confirmados, miles de heridos y más de 600 presos políticos.

Báez expresó que el diálogo saldría adelante si los “dialogantes” o las dos partes quieren conversar. El obispo reafirmó que si el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo está dispuestos a dar este paso, cualquier mediador podría ayudar a solucionar la crisis nacional.

“Si está dispuesto a dialogar, con cualquier mediador el diálogo será posible. Si el Gobierno, no está dispuesto a dialogar, ni con el mejor mediador del mundo se puede lograr (una solución), el mediador es importante, pero lo más importante es la voluntad política del Gobierno”, reiteró Báez.

Al ser preguntado sobre cuál es la posición del Gobierno sobre el diálogo, Báez lamentó que la dictadura esté cerrando el camino a esta opción y que esté rechazando toda plática pacífica para solucionar la crisis sociopolítica de Nicaragua,

“Todos los nicaragüenses hemos visto una posición cerrada (del Gobierno) y de rechazo a todo diálogo y a toda plática pacífica para solucionar la crisis”, dijo Báez, luego de oficiar una misa este domingo en la parroquia Santo Cristo de Esquipulas de Managua.

Un grato recibimiento

Báez llegó a la Parroquia Esquipulas arropado por los feligreses de la localidad, quienes aplaudieron la visita del obispo auxiliar de Managua. Los videos del recibimiento inundaron las redes sociales la mañana de este domingo.

Durante la homilía, Báez recordó que hay sociedades en las que falta vino, y que esto sucede cuando en la sociedad existe miedo y se impone el discurso mentiroso y amenazados. Asimismo cuando no hay libertad y no se respeta la dignidad de la persona humana.

“En estos últimos meses hemos sentido la falta de vino, porque hemos llorado a tantas víctimas de una represión irracional, porque falta la humilde voluntad política de quienes tienen el poder para sentarse con buena voluntad, escuchar y dialogar”, dijo a los feligreses Báez.

El obispo auxiliar de Managua reiteró que en la sociedad nicaragüense sigue faltando el vino, pues hay detenidos ciudadanos por motivos políticos, otros se encuentran en el exilio, además de la gente desempleada y quienes lloran a sus muertos. “Ha sido un tiempo en que nos hemos descubierto como una sociedad triste, enfrentada, oprimida”, consideró.

La salida de Báez de la parroquia estuvo colmada de más aplausos y de las voces de más feligreses que junto al obispo cantaron “soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios. Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios”.