Confidencial

Barrio Sandino fue acechado durante horas

Tres fallecidos dejó el ataque al barrio Sandino. Byron Centeno | CONFIDENCIAL.

Entre los jóvenes que murieron por el ataque el pasado lunes hecho por la policía y los paramilitares contra los habitantes del barrio Sandino de Jinotega se encuentra un adolescente de 16 años de edad, que cursaba su quinto año en el Centro Escolar Profesor José Dolores Rivera y recién se acababa de trasladar del Instituto Nacional Benjamín Zeledón.

La noche del 23 de julio del 2018 el barrio Sandino de Jinotega fue atacado por ráfagas de AK, PKM y algunos tiros de dragonov. Este día de dedicaron a disparar a matar. Esa noche falleció el joven Leythin Ezequiel Chavarría Pérez, nacido el 4 de octubre del 2001.

Según se ha conocido en Jinotega, el pasado miércoles la CIDH visitó la ciudad pero lamentablemente poco se sabía del caso de las otras personas que iban huyendo por el cerro. Los paramilitares con la policía los siguieron y fueron tirados en el cerro Sandino. Aún no se reconocen los cadáveres; según se maneja la policía en el cerro estaba haciendo pozos para fosas comunes.

Un joven que paso por allá (que mantiene su nombre anónimo) logró ver estas fosas e inmediatamente dio aviso a las madres de los jóvenes desaparecidos. A las dos y media de la tarde del miércoles fueron al cerro a buscar a sus familiares, aún no se sabe si los encontraron o no.

También ese día en el mismo barrio Sandino cerca de “la pila” (que es un lugar conocido de la ciudad), las personas del barrio encontraron dos cadáveres sin ojos, no pudieron identificar a ninguno de los dos, por el estado en que se encontraban. Sin embargo, la policía corrió amenazando a las personas y los policías mismos enterraron los cadáveres.

Para esta hora es lo que se maneja. Los que fueron secuestrados del día de hoy son siete, hasta el momento, tres que bajaron del cerro creyendo que ya no había policías y cuatro que capturaron en el atrio de la Iglesia Catedral durante la misa que celebraban para Leythin.

También detuvieron a un profesor llamado Joel Blandón Villagra. Por el momento esta es la información para que la gente de Nicaragua y el mundo conozca lo que pasa en Jinotega. En la población se habla que son muchos los desaparecidos. Se están buscando los nombres para hacer la denuncia con los organismos de derechos humanos, y lograr que aparezcan con vida.

Es recomendable que la CIDH y las organizaciones de los derechos humanos, junto con la Iglesia, hagan más investigaciones y reciban mas denuncias en el barrio Sandino.

* Por seguridad se reserva el nombre del joven estudiante que escribió este relato.