Economía

Dante Mossi: “El BCIE no se pronuncia sobre los asuntos internos de sus Estados miembros”

BCIE condena violencia, pero financia a la Policía

En 2018, mientras Ortega desataba la represión, el BCIE programó desembolsos por US$ 6 millones para la Policía Nacional que continúan en 2019



El presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica, Dante Mossi, aseguró que esta institución regional “condena enérgicamente el recurso de la violencia como medio para dirimir diferencias de opinión sin respeto alguno a la paz pública”.

Mossi lamentó “los hechos violentos acaecidos” en Nicaragua en 2018, que “vulneran la paz social”, como ocurrió durante la represión policial y paramilitar ordenada por el presidente Ortega, que dejó más de 300 muertos entre abril y junio de 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Sin embargo, el funcionario justificó el financiamiento millonario otorgado por el BCIE a la Policía Nacional, alegando que este forma parte de un programa para fortalecer la “seguridad ciudadana”, enmarcado en un préstamo otorgado al Gobierno de Nicaragua por un monto de 16.33 millones de dólares aprobado el 28 de junio de 2011.

CONFIDENCIAL solicitó una entrevista con el economista hondureño que ocupa el principal cargo ejecutivo en la institución regional, sobre el financiamiento a los proyectos para fortalecer la capacidad operativa de la Policía. Mossi aceptó responder por escrito un cuestionario y prometió brindar próximamente una entrevista.

Según la información disponible del programa de adquisiciones del BCIE, mientras la Policía ejercía un uso desproporcionado de la violencia estatal en 2018, se programaron desembolsos por casi 6 millones de dólares, que continúan en 2019, mientras en el país prevalece un estado de excepción de facto, bajo el control de la fuerza policial.

Sobre las violaciones a los derechos humanos atribuidas el régimen de Ortega, así como las evidencias de rompimiento del orden constitucional y la Carta Democrática de la OEA, el presidente del BCIE se excusó de pronunciarse, aduciendo que el BCIE no interviene en los asuntos internos de sus socios.

“El BCIE no se pronuncia sobre los asuntos internos de sus Estados miembros. Como una entidad supranacional, no interviene ni comenta sobre los asuntos internos cuyas decisiones corresponden exclusivamente a sus naciones socias”, comentó el presidente del BCIE.

Y sobre el impacto que podría tener en los préstamos del BCIE a Nicaragua una resolución de los cancilleres de la OEA, sobre la violación a la Carta Democrática, Mossi dijo que su institución otorga recursos en dependencia de la “viabilidad” de los proyectos, “de acuerdo con los aspectos técnicos, financieros, legales, ambientales y sociales”.

Esta son las respuestas del presidente ejecutivo del BCIE al cuestionario de CONFIDENCIAL.

 ¿A cuánto asciende el monto de los recursos desembolsados por el BCIE para Nicaragua en 2017 y 2018 y cuáles son los principales proyectos?

En los últimos cinco años del 2014 al 2018, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), aprobó un total de 9 933.1 millones de dólares para la integración y desarrollo de la región. Estas intervenciones representaron en promedio un aporte anual para la región de aproximadamente los 1 986.6 millones de dólares, con una tasa de crecimiento promedio de 11.9%. En el caso de Nicaragua las aprobaciones del BCIE sumaron a 1 753.6 millones de dólares, lo que representa un promedio de 350.7 millones de dólares por año y un equivalente del 17.7% del total aprobado por el Banco en ese período.

Los financiamientos del BCIE a Nicaragua han intensificado la competitividad por medio de inversiones en los sectores productivos para profundizar el desarrollo social. Por sector económico los fondos generaron inversiones en el área de suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado. Se benefició el suministro de agua y evacuación de aguas residuales. El financiamiento incluye mejoramiento y equipamiento de hospitales públicos. También se impulsó el dinamismo económico en actividades financieras y de seguros.

En la cartera de nuevos proyectos que están en proceso de discusión, ¿cuáles son los proyectos que ha sometido Nicaragua para su aprobación y que montos de recursos implican?

El BCIE acompaña a todos sus países miembros con estrategias de país una herramienta operativa para vincular la gestión institucional a las necesidades y prioridades de desarrollo de su país socio. La Estrategia de País Nicaragua 2018-2022 orienta intervenciones hacia sectores que estimulen el crecimiento económico con generación de empleo, y en el combate a la pobreza y la desigualdad, todo en armonía con el medio ambiente. En ese sentido, el BCIE como promotor de la integración y el desarrollo económico y social para el desarrollo de Nicaragua, promueve iniciativas para un crecimiento robusto que le permita avanzar en el cierre de las brechas respecto a sus pares regionales. Recientemente suscribimos dos operaciones, Mejoramiento para los aeropuertos del Caribe Sur por 25.6 millones de dólares, para los aeropuertos de Bluefields y Corn Island y VIII Programa de Mejoramiento y Ampliación de Carreteras 182.11 millones de dólares para carreteras en el Noreste de Nicaragua.

El mes pasado se publicó en los diarios una licitación para la adquisición de medios de transporte para el fortalecimiento de la capacidad operativa de la Policía Nacional, que incluye la compra de microbuses y lanchas con motor fuera de borda. ¿Cuántas unidades incluyen los tres lotes de medios de transporte y el monto del proyecto?

El proyecto “Ampliación de la Cobertura Rural de la Policía Nacional para Fortalecer la Seguridad Ciudadana” está enmarcado en el Programa de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica que tiene como objetivo contribuir a mejorar el desarrollo humano sostenible de la sociedad centroamericana a través de intervenciones que fomenten la seguridad ciudadana. Es un préstamo al Gobierno de la República de Nicaragua por un monto total de 16.33 millones de dólares y fue aprobado el 28 de junio de 2011. El detalle lo podrá ver en el plan de adquisiciones en la web.

La Policía Nacional, su director general, y sus principales jefes han sido señalados en informes realizados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, por su responsabilidad en actividades represivas caracterizadas por el uso excesivo de la fuerza, que produjeron centenares de muertos, entre abril y julio de 2018.

¿Existe alguna consideración de parte del BCIE o su directiva ante el hecho de que esta institución está siendo señalada de graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua?

El BCIE lamenta profundamente los hechos violentos acaecidos y se une al rechazo ciudadano sobre este tipo de incidentes que vulneran la paz social y la armonía de nuestra región. El BCIE siendo un impulsor del desarrollo económico en beneficio de la calidad de vida de sus habitantes, condena enérgicamente el recurso de la violencia como medio para dirimir diferencias de opinión sin respeto alguno a la paz pública.

 ¿Qué política tienen el BCIE y sus socios en el caso del actual Gobierno de Nicaragua, que ha sido señalado de graves violaciones a los derechos humanos, así como de señalamientos de rompimiento del orden constitucional y la Carta Democrática de la OEA?

El BCIE no se pronuncia sobre los asuntos internos de sus Estados miembros. Como una entidad supranacional, no interviene ni comenta sobre los asuntos internos cuyas decisiones corresponden exclusivamente a sus naciones socias.

 ¿Existe alguna consideración o escrutinio sobre el otorgamiento de préstamos a este Gobierno, señalado de graves violaciones a derechos humanos y al orden constitucional? ¿Se ha discutido este tema entre los socios regionales del BCIE o miembros extraregionales de la Asamblea de Gobernadores?

El Convenio Constitutivo del BCIE hace referencia en un capítulo a la organización y administración de la institución. Esta información es pública y la encontrará en la página web en este siguiente enlace.

De acuerdo al artículo 8 del Convenio Constitutivo, el Banco financia exclusivamente programas o proyectos económicamente sanos y técnicamente viables.

¿Cómo evalúa la perspectiva futura de las relaciones entre el BCIE y el Gobierno de Nicaragua, en caso de prolongarse la actual crisis política, sin que exista una solución?

El Banco, como el socio estratégico de la región, asume su compromiso con las comunidades de la región, fomentando operaciones que contribuyen directamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Respaldado por su normativa, controles internos y mecanismos de denuncia, la ética predomina en el modelo de negocios y toma de decisiones. Entre ellos destacan, el Sistema de Identificación, Evaluación y Mitigación de los Riesgos Ambientales y Sociales (SIEMAS) como herramienta para la implementación de la Política Ambiental y Social.

Como parte del ciclo de proyectos, el BCIE considera prioritario el análisis de la viabilidad de sus clientes, el cual abarca desde la debida diligencia ambiental y social previo a la aprobación de programas y proyectos hasta la realización de visitas de campo como mecanismo de verificación de los posibles riesgos ambientales y sociales, y que, además, incluye la revisión documental pertinente.

La Organización de Estados Americanos ya inició el proceso de aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua, por las graves violaciones a los derechos Humanos, y a los principios democráticos establecidos en la Carta Interamericana. Este proceso podría concluir con sanciones contra el Gobierno de Nicaragua, decididas por los cancilleres de la OEA, ¿afectaría esto la política que actualmente mantiene el BCIE hacia el Gobierno de Nicaragua?

Desde su fundación en 1960, el BCIE ha cimentado su rol como multilateral de desarrollo y fuente de financiamiento, con un modelo de negocios que ofrece soluciones financieras técnicas para atender las necesidades de inversión de sus miembros. Para ello, el Banco pone a disposición del sector público y privado de sus países socios, recursos para programas, proyectos y asistencias técnicas sostenibles; revisando la viabilidad de acuerdo con los aspectos técnicos, financieros, legales, ambientales y sociales.