Economía

Empresarios turísticos guardan silencio sobre la decisión del BID

BID ya no habla de estrategia para turismo, sino de “guía”

Corn Island

Proyecto que se aprobó a inicios de diciembre de 2015, comenzó a "finales de 2016", dice el BID para sostener que "no hay ningún retraso"



El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) extendió hasta el primer semestre del próximo año, la fecha de recepción de la Estrategia para el Desarrollo del Sector Turismo en Nicaragua, a la cual ahora se refiere como “guía”, y por cuya elaboración tiene previsto pagar medio millón de dólares a la poco conocida empresa Avasant, a la cual ya desembolsó casi 300 mil dólares.

El compromiso era que la Estrategia (que debía partir de un Diagnóstico), sirviera para identificar cómo atraer más inversiones, dinamizar el crecimiento e impulsar la imagen del país como destino turístico. Esto requería analizar nuevos segmentos turísticos, así como los cambios institucionales a efectuar y los costos a asumir para diversificar la oferta turística y generar mayores ingresos.

Uno de los documentos del proyecto, denominado ‘Abstracto de Cooperación Técnica’, fija al cuatro de diciembre de 2015 como ‘Fecha de Inicio Requerido’, lo que implicaría que el proyecto, previsto a culminar 24 meses después, habría caído en incumplimiento el tres de diciembre pasado.

Sin embargo, una nueva versión documento, enviada por la representación local del BID, y que ahora se denomina ‘Documento de Cooperación Técnica’, muestra una pequeña diferencia: la ‘Fecha de Inicio Requerido’ ya no es el cuatro de diciembre de 2015, sino el 15 de enero de 2016, con lo que se estarían otorgando seis semanas más de tiempo.

Una comunicación del BID a Confidencial, firmada por su representación en Panamá, sostuvo que la estrategia (aún se referían así al proyecto) se entregaría a “inicios del 2018”. Minutos más tarde, otra comunicación de la oficina en Managua, señaló que “se estima que la versión final del estudio terminará durante el primer semestre de 2018”. Sin embargo, ninguna de las dos versiones explicó por qué se extendió el plazo.

Este lunes, la oficina del BID en Managua envío una nueva comunicación a Confidencial, en la cual señala que la cooperación técnica a la que se refiere el proyecto “no contempla como producto final una estrategia nacional de turismo para Nicaragua”.

“El resultado de esta cooperación –agregan– será una guía que sirva a las autoridades para mejorar el posicionamiento del país en el mercado turístico internacional, con miras a generar mayores ingresos y desarrollo derivado del incremento en inversiones y divisas”.

Además, indica la oficina de Managua que “la fecha de aprobación de la operación”, que el documento señala el 4 de diciembre de 2015, “no corresponde necesariamente a la fecha de inicio de la cooperación”.

El BID afirma que las actividades de esta cooperación técnica iniciaron a finales de 2016, “por lo cual (…) no hay ningún retraso en la ejecución del estudio”.

A pesar de la importancia que supone la elaboración e implementación de una estrategia para el sector, los empresarios turísticos guardan silencio sobre la decisión del BID de contratar a una empresa como Avasant, que tiene experiencia en muchos campos, pero no en el del turismo, y ellos han encargado a consultores privados elaborar su propia estrategia al margen del contrato del BID.