Mundo

Bolivia: Escrutinio favorece a Evo Morales ante denuncias de fraude

Los datos del recuento rápido descartan un desempate en segunda vuelta, mientras OEA califica de "inexplicable" el cambio de tendencia

El escrutinio provisional de las elecciones generales en Bolivia ubica a Evo Morales al borde de una victoria en primera vuelta. Después de más de 20 horas de suspenso y de haber suspendido el conteo, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) actualizó los datos con una estrechísima victoria para el presidente Evo Morales, que no obligarían a una segunda vuelta.

Con más del 95% del voto del recuento preliminar escrutado, Morales obtiene un 46,86% de votos frente al 36,72% del expresidente Carlos Mesa.

La misión de observación de la OEA instó al órgano electoral de Bolivia a “defender la voluntad ciudadana” de manera “ágil” y “transparente”, y señaló que mantiene la esperanza de que el resultado definitivo “se apegue a la voluntad de los electores”.

“Instamos a la entidad electoral a que defienda decididamente la voluntad de la ciudadanía boliviana con estricto apego a la Constitución Política del Estado y leyes complementarias de manera ágil y transparente”, expresó el jefe de la misión de observación de la OEA, Manuel González, en una rueda de prensa en La Paz.

El jefe de misión también llamó a la calma y exhortó que se evite cualquier forma de violencia en “esta delicada situación” para que los cómputos departamentales continúen sin interrupciones.

“Mantenemos la esperanza de que el resultado del cómputo definitivo se apegue a la voluntad de los electores manifestada en las urnas y se respete la integridad de voto”, expresó González en las recomendaciones que realizó para encarar una segunda vuelta.

Un cambio extraño

De la misma manera, sostuvo que es “difícil de justificar el cambio dramático de tendencia” en los resultados preliminares que el domingo con más del 80% de las actas computadas “indicaban claramente una segunda vuelta”.

“Después el tribunal presentó datos con un cambio inexplicable de tendencia que modifica drásticamente el destino de las elecciones y genera pérdida de confianza en el proceso electoral”, señaló González.

Añadió que en la observación de estos comicios generales testificaron la “inequidad evidente entre las candidaturas” y que ha sido notorio el uso de recursos públicos durante la campaña electoral.

“A pesar de estas condiciones, la ciudadanía participó de manera pacífica, ordenada y masiva el domingo”, recalcó.

Llamado a vigilar resultados

Carlos Mesa llamó a los suyos el lunes a concentrarse para vigilar que no se produzca un fraude, al denunciar que el tribunal electoral obedece al interés del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales y que intentan que no haya una segunda vuelta.

Mesa calificó de “fraude escandaloso” tras conocer los nuevos resultados y tachó al TSE de “una vergüenza para el país”.

“Confiamos que la ciudadanía no va a aceptar este resultado tergiversado y amañado”, agregó Mesa.

El Gobierno boliviano, por su parte, pidió tranquilidad a la espera de los datos definitivos y garantizó la transparencia del recuento.

Enfrentamientos en rechazo al recuento

En varios departamentos del país se registran protestas por el conteo de votos como en La Paz, en donde se enfrentaron adeptos del MAS y Comunidad Ciudadana a puerta del hotel donde se realiza el cómputo de las actas.

Los observadores de la OEA instaron al órgano electoral a “mantener informada a la ciudadanía” sobre el proceso de resultados para evitar las sospechas que llevó la noche anterior a paralizar la transmisión del recuento provisional cuando apuntaba a una segunda vuelta entre Mesa y Morales.

El vencedor necesita el 50% de los votos o el 40% con diez puntos de ventaja sobre el segundo, pero de no conseguir estos porcentajes los dos más votados van a segunda vuelta, en principio en diciembre.

Según los datos premilinares, Morales se aseguraría un cuarto mandato y ser presidente del país andino hasta 2025.

Con información de EFE

Más en Mundo

Send this to a friend