Nación

Brenes llama “vagos” a estudiantes de UNEN que amenazan a sacerdotes

"Son unos muchachos vagos que no tiene que hacer”, afirmó el Cardenal sobre las piñatas con forma de sacerdotes que circularon en redes sociales

El cardenal Leopoldo Brenes consideró que las piñatas de sacerdotes que simpatizantes del régimen sandinista publicaron en redes sociales no son más que una forma de querer llamar la atención, “sobresalir y ganar puntos”. Al ser preguntado por los periodistas sobre esta campaña de desprestigio de parte del Gobierno, el religioso respondió que esos eran “unos muchachos vagos que no tiene que hacer”.

Las fotos circularon en las redes sociales esta semana. En ellas se aprecian a estudiantes universitarios de la Unión Nicaragüense de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), posando con las piñatas. Las figuras tenían un letrero que decía “enemigos del pueblo”, asimismo una cruz en su pecho.

“Por mi parte una oración y una sonrisa. No nos quitan nada, nos da más fuerza. Es triste que los jóvenes puedan caer en tentaciones de burlas hacia las personas. Creo que eso dice mucho de una juventud que se ha formado muy mal”, expresó Brenes este domingo a los medios de comunicación.

Luego de posar con las piñatas en un aula de clases, los estudiantes se dirigieron a las canchas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), a colgarlas del aro de una cancha de baloncesto, para posteriormente darle garrotazos. Los usuarios en las redes sociales condenaron la acción de los jóvenes.

Una campaña de nunca acabar

La dictadura Ortega Murillo mantiene desde mediados de 2018 una campaña de asedio y desprestigio contra los sacerdotes de la Iglesia católica. El último episodio de una larga lista de abusos orteguistas ocurrió el ocho octubre: policías y paramilitares hostigaron la misa y la procesión en honor a Nuestra Señora del Rosario, en la ciudad de Estelí. Los armados rodearon el templo y a los feligreses, quienes protestaron contra la dictadura.

La iglesia San Miguel Arcángel, en la ciudad de Masaya, es el templo más acosado por los orteguistas. El templo está a cargo del padre Edwin Román, un abierto crítico de Ortega y Murillo. Patrullas policiales, antimotines a pie y paramilitares en motocicletas constantemente asedian la pequeña parroquia.

“Me decía un señor que la Iglesia católica tiene cuatro propiedades, santa, católica y apostólica, pero que faltaba una propiedad, y es la de ser perseguida. No solo en Nicaragua sucede. A veces (los ataques vienen) de personas que quieren sobresalir, ganar puntos, que quieren que los tomen en cuenta”, valoró Brenes.

A mediados del año Mike Pompeo, Secretario del Departamento de Estado norteamericano, presentó este 21 de junio su informe anual sobre la “Libertad Religiosa Internacional”, y destacó de forma amplia la persecución que el régimen Ortega-Murillo ha acometido contra la Iglesia católica en Nicaragua desde abril de 2018.

Más en Nación

Send this to a friend