Economía

¿Efecto de desaceleración del consumo, o factores estacionales?

Cae venta de autos nuevos en la feria ANDIVA

Impuesto de rodamiento

Feria de venta de vehículos reportó disminución en ventas a pesar de esfuerzos por levantarlas.



La feria Andiva Motor Show Verano 2017, adelantada, entre otras razones, para enfrentar la caída interanual de 30% observada en el mes de febrero, profundizó el fenómeno al reportar un nivel de ventas que fue 30% inferior a ferias anteriores.

Según cálculos de la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotores, el año pasado se vendieron unas 20,000 unidades. Aunque hay muchas razones potenciales para entender lo que pasa, dentro de Andiva apuntan a las nuevas políticas de crédito como una de las razones del frenazo.

“Los bancos están viendo con mayor detenimiento las solicitudes de crédito, y subieron del 10% que pedían antes, al 15% la prima que solicitan para compra de vehículos. Entendemos que los bancos están en la obligación de velar por sus créditos, para asegurar que podrán recuperar las cantidades que prestan”, dijo una fuente de Andiva.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), atribuyó el bajón al momento elegido para realizar la feria, en referencia al hecho que en el mes de marzo, las empresas están urgidas por presentar sus declaraciones de impuestos, por lo que, a su juicio, los resultados de esta feria no se pueden comparar con los de las dos ferias anuales de Andiva.

Otra razón posible es que “en este momento muchos están pensando en los gastos de semana Santa”, lo que los llevaría a abstenerse de hacer un gasto como el que se requiere para adquirir un automotor. “Hemos visto una desaceleración en el crecimiento de algunos sectores, entre ellos el de los autos, lo que también se ha visto afectado por un aumento en las primas bancarias y las primas de seguro”, valoró.

La fuente de Andiva refirió que el gremio tratará de impulsar políticas que les permita “por lo menos mantener los niveles de venta, pero no hay que olvidar que hemos venido creciendo durante siete años, y que la capacidad de consumo no es inelástica: en algún momento se tiene que detener”, reconoció.