Negocios

Café especial representa 30% de exportaciones de Cisa

Café nica premiado por Starbucks

Cafe

Desde una finca de Jinotega, seleccionado por Cisa y Mercon, el productor obtiene un sobreprecio internacional



La cadena Starbucks incluyó en marzo a la finca cafetalera Monimbó, ubicada en Jinotega, como parte de su línea de cafés exclusivos ‘Starbucks Reserve’. Esa finca es parte de la marca ‘Premium Estates’, la selección de cafés especiales creada por el grupo Mercon, con lo mejor de su cosecha de Nicaragua, Guatemala y Vietnam.

En ambos casos (Premium Estates y Starbucks) los criterios de selección no solo se centran en la calidad de la bebida que pueden servir a partir de esos granos, sino también en que el proceso productivo sea sostenible, y que tome en cuenta el bienestar de la comunidad y la protección del medio ambiente.

Federico Argüello, gerente comercial de Cisa Exportadora, principal exportadora nacional de café, explicó en el programa televisivo Esta Noche que la conexión entre una cadena como Starbucks y una finca como Monimbó, no es cuestión de momento.

En su amplio portafolio de productores, Cisa tiene varios perfiles parecidos a los de Monimbó, con un producto bastante especial, arriba del promedio nacional. La empresa exportadora envía varias muestras a las tostadoras y si alguna es del gusto de las empresas, se llenan los pedidos y se envía el café de la finca seleccionada.

“Los beneficios que los productores reciben de la relación con cadenas como Starbucks son sobreprecios o un diferencial más alto al comercializar el café”, aseguró Argüello.

La competencia del café nicaragüense

Cisa Exportadora es parte de un consorcio global que coloca en el mercado internacional café de Guatemala, de Vietnam, de Nicaragua y de otros países. El café de calidad nicaragüense compite en la categoría de “lavados suave”, que son cafés que se producen desde México hasta Perú, y se distinguen de los diferenciales de país.

“Un tostador ve en su Blend cuál es el requerimiento de su ‘lavado suave’ y si considera que puede incorporar a un país como Nicaragua, que se vende 5 puntos por encima de la bolsa, pues lo hace. Es así como el país gana terreno y se da a conocer”, afirmó Argüello.

De la operación de exportación global que Cisa realiza anualmente, el café especial representa más o menos un 30% del total. Es una tendencia a nivel mundial pues la gente está buscando una experiencia diferente y un café de calidad.

Cisa busca abrirse paso en el mercado alemán y asiático, sin descuidar el nicho que representa Estados Unidos. La búsqueda de nuevas rutas no significa buscar mejor precio, pues esto depende más de la compañía que del país.

Para conseguir el pase a nuevos mercados, la empresa exportadora implementa un proyecto llamado Lift: un programa de sostenibilidad que se compara con una universidad para los productores de café y se basa en dos pilares fundamentales que son productividad y medioambiente, y sostenibilidad. El programa ofrece una garantía al tostador de que al comprar el café en Nicaragua lo hará a un productor certificado en estos dos aspectos.

Las proyecciones de la cosecha de café para el próximo año, a juicio de Argüello, se vislumbran bastante buenas. Si bien se está más bajo que el año pasado (2.9 millones de quintales), este ciclo tendrá una cifra de exportación parecida al 2016.

La estrategia: precios a futuro

Cisa Exportadora trabaja con más de 6500 productores, a los que financia a corto y largo plazo para la construcción de infraestructura, renovación de cafetales, compra de vehículos y todo lo relacionado con la unidad productiva. En el ciclo 2016-2017 otorgaron un poco más de 23 millones de dólares.

“Aparte de eso tenemos otro servicio que es la fijación de precios, que yo diría es la herramienta más poderosa de los productores en Nicaragua. En el mundo se produce café en 63 países, de los que solo nueve tienen derecho a hacer fijaciones de futuro y Nicaragua es uno de ellos. Nosotros promovemos la fijación de precios para que el productor llegue a la banca local y preste a su banco con más seguridad”, explicó Argüello.

“Siempre tratamos de aconsejar lo mejor posible al productor. Nuestro personal tiene información al día. Hoy un productor puede ver a 130 dólares y no es un precio agradable, pero puede ser el mejor precio según nuestra información que vamos a ver este año, entonces vale la pena que fije una porción de esa cosecha”, aseguró Argüello.