Economía

Gobierno se quedó solo, cuidando el dinero de los productores de café

Cafetaleros reclaman Fondo Conatradec: son más de USD19 millones

CafeNica

Exportadores han aportado más de 19 millones de dólares, que serían muy útiles al sector en un momento en que escasea el crédito bancario



La renuncia de los representantes del sector privado a sus asientos en la Comisión Nacional de Transformación de la Caficultura (Conatradec), los dejó sin esa instancia de diálogo con el sector público, en un momento en que el gremio sufre una crisis que los amenaza con la postración, por lo que consideran que sería muy útil tener acceso a los 19 millones de dólares –propiedad de los cafetaleros- que atesora esa instancia.

Dada la importancia de ese rubro como uno de los principales generadores de empleo y divisas, en mayo de 2017 se promulgó la Ley 948 que reformaba a la Ley 853, de Transformación y Desarrollo de la Caficultura, publicada en diciembre 2013, por medio de la cual se creaba un fondo ‘alimentado’ con los aportes de los exportadores del grano.

Aunque el sector privado se ha quejado ampliamente por lo que consideran falta de operatividad de la Conatradec, ese organismo siguió recolectando entre USD0.50 y USD4.00 por quintal de café exportado, sea arábica o robusta, para disponer de fondos que permitieran fortalecer al gremio.

El problema es que, desde que el sector privado decidió que no quería seguir siendo asociado con Daniel Ortega, y ordenó a sus representantes que renunciaran a los puestos que ocupaban en decenas de comisiones y directivas, Conatradec –y sus cuantiosos fondos- quedaron en manos de allegados del gobierno que ahora están libres para disponer de esos recursos sin fiscalización alguna.

“En este momento, no hay nadie del sector privado independiente en la Conatradec, pero sí el secretario político del Frente Sandinista en Matagalpa, Pedro Haslam, y el representante de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG, cercana al Gobierno), Leonel López”, dijo un productor cafetalero de la Perla del Septentrión que prefirió mantenerse en el anonimato para evitar represalias.

“Yo creo que la Comisión sigue funcionando. Nosotros éramos miembro de su junta directiva, pero renunciamos por una decisión de todo el sector privado para mostrar su desacuerdo con lo que estaba viviendo el país. Obviamente el gobierno sigue operando la Conatradec, pero no sé, ni sabemos qué es lo que están haciendo”, dijo José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan).

Mario Arana, gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), confirmó que la mayoría de los miembros privados y exportadores no están asistiendo a las reuniones de la Comisión, pero sí los siguen invitando.

“El sector cooperativo ha estado asistiendo y actualmente se discute el tema de utilizar el fondo para créditos de corto plazo que permita a los pequeños productores enfrentar los altos costos de mano de obra y mantenimiento” de sus cafetales, declaró.

Los fondos que menciona Arana provienen de un aporte -“prácticamente un nuevo impuesto”, según Buitrago- que enteró cada exportador.

“Los productores están preocupados porque el Gobierno puede usarlos para cualquier otra cosa, y esos fondos son para desarrollar y transformar la caficultura, ayudar a los pequeños productores, darles asistencia técnica, crear un laboratorio de café, pero a como estamos ahorita, no creo que vayamos a ningún lado con eso”,  aseveró.

Arana recuerda que “en la última reunión, la Conatradec presentó su informe financiero declarando que el fondo tiene 19 millones de dólares”, para usarse en la renovación cafetalera, “que es para lo que los recursos se deben utilizar. Sería una equivocación que esa plata se usara para otro propósito que no sea el mandato original. Los representantes organizados del sector han sido claros con respecto a esto”, concluyó.

Más de 400 millones de dólares al año

La expectativa del gremio cafetalero es que la cosecha 2018 – 2019 cierre en un nivel muy parecido al de la cosecha anterior, (que cerró el 30 de septiembre). Al 31 de julio de este año se habían exportado unos 2.8 millones de quintales a un precio promedio de 146 dólares, con un valor de producción de cercano a los 408 millones de dólares.

“Calculo que vamos a terminar cerca de tres millones de quintales”, señala José Ángel Buitrago, presidente de Excan, calculando que es posible exportar 100,000 quintales en agosto y otro tanto en septiembre. Si los precios se mantienen en 145 dólares por quintal en estos dos meses restantes, los ingresos por exportaciones podrían rondar los 435 millones de dólares, lo que califica como “una cifra muy buena”.

Mario Arana, gerente general de APEN, detalla que “el sector está compuesto por 45 mil productores y genera 300,000 puestos de trabajo directo e indirecto, lo que representa el 53% del empleo creado por el sector agropecuario de Nicaragua y el 14% del total del empleo del país”.

Explica que en los últimos cinco años se ha exportado café a 47 países, sumando un promedio de 428 millones de dólares anuales, lo que representa 17% del total de las exportaciones del país. “En definitiva, es un pilar de la economía nacional y la falta de atención oportuna generaría disminución en la producción, baja en las exportaciones, e impactos a nivel de ingresos y empleos”, vaticinó.