Emergencia Coronavirus

Cámaras empresariales demandan al Gobierno transparencia por coronavirus

“Como sector empresarial enviamos una guía a nuestros socios”, pero “la responsabilidad es del Gobierno”, dice Carmen Hilleprandt, presidenta de CCSN

La “estrategia” que impulsa el régimen Ortega-Murillo frente a la pandemia del coronavirus en Nicaragua, está marcada por la “desinformación” e “irresponsabilidad”, opinaron Carmen Hilleprandt, presidenta de Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), y Sergio Maltez, titular de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin).

“Sentimos que hay desinformación. Quisiéramos ver a un Minsa que explicara cuáles son las medidas que debemos tomar. Saber si van a suspender o no las clases y si el Gobierno tiene la capacidad de atender pacientes”, manifestó Hilleprandt en el programa Esta Semana, que se transmite en el Canal de Youtube de Confidencial, como consecuencia de la censura televisiva impuesta por el régimen.

La presidenta de la Cámara de Comercio señaló que el gobierno debería de tomar en cuenta las experiencias de otros países y las medidas dictadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Expresó que hasta el momento no conocen cuál es el protocolo a seguir si un trabajador comienza a tener síntomas, es decir, si debe informar a una línea telefónica, asistir al hospital o quedarse en casa.

“La responsabilidad es del Gobierno. Nosotros como sector empresarial enviamos una guía a nuestros socios. Es un plan preventivo de cómo lavarte las manos, qué deben hacer las empresas para evitar aglomeraciones dentro de sus locales y aplicar prácticas similares a las de otros países”, indicó Hilleprandt.

La desinformación y el desabastecimiento

La falta de información sobre la situación y procedimientos frente al coronavirus ha generado que la población tome sus propias decisiones. Por ejemplo, en las farmacias de Managua y supermercados de la capital existe un exceso de compra de algunos como jabón, papel toalla e higiénico, alcohol en gel y tapabocas.

CONFIDENCIAL realizó un recorrido por algunos de estos establecimientos y comprobó el desabastecimiento que existe. Por ejemplo, en la farmacia Medco que está en Plaza Once, la farmacéutica indicó que no tenía tapabocas y que recién había vendido las últimas dos botellas de alcohol en gel.

“No creo que vengan. Es que no están trayendo. No sé cómo están haciendo los distribuidores”, afirmó la vendedora, quien agregó que tapabocas no tiene desde hace veinte días.

En otra farmacia de Managua, el farmacéutico que atendía indicó que tampoco tenía esos productos. Explicó que todo está en manos de “los acaparadores y el Ministerio de Salud”, y que esa información la había recibido de uno de los distribuidores que llega al establecimiento donde trabaja.

Algunos supermercados como Walmart limitaron la venta de este tipo de artículos y solo permite tres por cliente. Hilleprandt hizo un llamado a la ciudadanía a ser solidarios y no comprar todos los productos de los establecimientos, pues de nada sirve que “yo esté bien preparada, si otra persona no anda bien cuidada”. Insistió en que el Gobierno debería actuar ante este tipo de situación, y marcar la pauta y “lucirse ante la ciudadanía”.

Esta semana el Cosep emitió un comunicado en el que solicitó al Gobierno beneficios fiscales para los productos que se utilizan en la prevención del virus. Maltez indicó que además de este tipo de acciones, se están ejecutando campañas específicas con todas las cámaras para que tengan un plan de acción ante la pandemia.

“Con el tema de las importaciones se está teniendo problemas en varios sentidos. Muchos de los distribuidores, los laboratorios autorizados, para ser autorizados, tienen que llenar requisitos bien rigurosos. Han estado solicitando al Minsa el alcohol en gel para producirlo, pero les están mandando a decir que tienen que hacer registros sanitarios y en eso te podés volar hasta seis meses”, dijo Maltez, quien consideró que el Minsa debería agilizar los trámites para ser efectivos antes de que existen cientos de casos de coronavirus en el país.

El interés del Gobierno

Mientras la prioridad en el debate mundial es buscar la salud de la ciudadanía, en Nicaragua, tras la “estrategia” adoptada por el Gobierno, pareciera que existe una intención de propiciar una suerte de normalidad económica, que no afecte el consumo y el turismo. Este fin de semana el régimen seguía recibiendo cruceros de turistas y promoviendo el Plan Playa de Semana Santa.

Maltez recordó que el mismo día que la Organización Mundial de la Salud declaró pandemia el coronavirus, el Gobierno de Daniel Ortega, aprobó la Ley Fitosanitaria, cuyo objetivo es completamente recaudatorio.

“En lugar de estar trabajando en una campaña educativa sobre cómo prevenir todas estas situaciones (aprueba esta ley)”, reflexionó Maltez, quien agregó que los socios de Cadin han externado su preocupación por el desabastecimiento de tapabocas que son usados, además del cuido de la salud, para otras actividades comerciales.

Sobre este tema el catedrático de Incae, Alberto Trejos, expresó que la prevención a final de cuentas va a salvar vidas y a mediano plazo los costos económicos, sin embargo, pese a que lo aconsejable es desarrollar una excelente campaña educativa y seguir las indicaciones de la OMS y la OPS, en el país pareciera que “todo está normal”, pues hasta ahora no se ha detectado un caso positivo, no se activa la prevención y la preocupación predominante está relacionada con que la recuperación económica.

Fascade of the Fernando Velez Pais Hospital in Managua. Photo: Ivette Munguía

Aunque la “estrategia” del régimen parece no dar marcha atrás, Hilleprandt advirtió que podría ser peligroso priorizar el interés económico del gobierno sobre la salud de las personas, pues si esta pandemia no se soluciona en el próximo trimestre y además entra al país y se reportan muchos casos, es posible que la economía no crezca y sea un año más negativo que el pronosticado

“No hay que ser ciegos, sordos y mudos. Nosotros que representamos el sector comercio e industria, no estamos siendo exagerados, estamos previniendo a nuestros socios”, indicó la presidenta de la Cámara de comercio, quien explicó que la disposición de tener un plan de acción es una posición de todas las organizaciones que conforman el Cosep.

Señaló que, aunque entre el Gobierno y la empresa privada no existe un interlocutor para tratar este tipo de temas, es una buena noticia el hecho de que alguien de la OPS dijera en conferencia de prensa que el Gobierno está siguiendo los protocolos y que se preparan ante cualquier eventualidad.

“Si a nosotros nos llaman y nos dicen ‘esta es la directriz’, estamos obligados a acatarlas porque nosotros tenemos que ser responsables. Si nos dicen ‘estas son las medidas, las campañas, o este es el contacto’, nosotros vamos a hacerlo porque es nuestra responsabilidad, nosotros no queremos tendaladas de enfermos y menos de muertos”, finalizó Hilleprandt.

Sigue aquí toda la cobertura de CONFIDENCIAL ante la amenaza del coronavirus en Nicaragua.

 

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend