Municipios-2017
Nación

Empresa Portuaria de San Jorge obligó a campesinos a dejar sus cédulas como una medida de control

Campesinos continúan en la lucha para derogar la Ley 840

Marcha Campesina

“Nosotros hemos sido pacíficos en las 90 marchas que han habido, nos hemos caracterizado por ser campesinos humildes e inteligentes”.



La mañana del sábado 15 de julio unas 2 mil personas marcharon en la Isla de Ometepe, en demanda de la derogación de la Ley del proyecto del Canal Interoceánico, Ley 840, la cual concede al empresario chino Wang Jing, la soberanía de Nicaragua.

“Esta es la marcha 90 y ya son 4 años de lucha”, dijo Francisca Ramírez, líder campesina, quien manifestó que cada movilización que realizan en distintos puntos de Nicaragua, es una victoria que representa la voluntad popular del pueblo.

La manifestación salió de Esquipulas a eso de las diez de la mañana y recorrió aproximadamente cuatro kilómetros hasta llegar al municipio de Moyogalpa.

“A la isla (de Ometepe) la conocemos como un oasis de paz. Después de haberle dado una ojeada a la Ley 840, he analizado que no solo la isla, que no solo la región del sur sería afectada, sino nuestro país. Eso me hace, hermanos isleños, tomar una decisión y a acompañar esta lucha hasta donde sea necesario, en el marco de la democracia y en el marco de lo pacífico”, manifestó uno de los lugareños afectado por la Ley.

Los ciudadanos afirmaron que no aceptarán ninguna prebenda de parte del presidente Daniel Ortega, asimismo mencionaron que la ley se puede abolir con la unidad de todos los nicaragüenses.

Los obstáculos de siempre

Francisca Ramírez manifestó que el día anterior a celebrarse la marcha, en la Portuaria de San Jorge, hubo obstáculos para impedir el ingreso de manifestantes a la isla. Las autoridades de la Empresa Portuaria obligaron a los campesinos a dejar sus documentos de identidad, como una medida de control.

Medardo Mairena, coordinador del Consejo Nacional por la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, señaló que a lo largo de la marcha, los campesinos se encontraron con “pequeños grupos de orteguistas que salieron a provocar a los hermanos campesinos”. Pero ellos no respondieron a los hostigamientos.

Otra de las principales razones que motivó a los campesinos de la isla de Ometepe y a otros líderes del movimiento del país a manifestarse masivamente este 15 de julio, fue el fallo por parte de la Corte Suprema de Justicia contra su lucha cívica. Para Medardo Mairena queda claro que “no existe una instancia en este país que los ayude y lo único que nos queda es tomar las calles y salir a denunciar las injusticias que han venido cometiendo”.

“Nosotros hemos sido pacíficos en las 90 marchas que han habido, nos hemos caracterizado por ser campesinos humildes e inteligentes”, sentenció Mairena.

A cuatro años de la lucha campesina y 90 marchas realizadas, Francisca Ramírez mantienen la fuerza en su discurso. “El pueblo está dispuesto a hacerlo 70 veces 7 si es necesario, pero no vamos a dejar perder la soberanía de Nicaragua y vamos a luchar por la libertad porque sentimos que nos quieren convertir en esclavos”, manifestó.