Confidencial

58% a favor de destitución de Rivas

La más reciente encuesta de la firma CID Gallup reveló que el 58% de la población nicaragüense opina que la mejor acción a tomar respecto a Roberto Rivas es la destitución de su cargo como presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE). El magistrado ha estado en el ojo del huracán desde las sanciones impuestas por Estados Unidos a través de la Ley Global Magnitsky, en diciembre pasado.

El sondeo expone que apenas una quinta parte de los entrevistados afirmaron que Rivas se debe quedar en su puesto como jefe del Consejo Supremo Electoral. Mientras 20% no respondió o alegó no saber nada.

“La mayoría está a favor que lo destituyan”, dijo Carlos Denton, director de CID Gallup, en el programa Esta Noche. Según Denton, la población siempre ha tenido “opiniones desfavorables significativas” sobre el magistrado y el Poder Electoral, acusados por la oposición y la sociedad civil de orquestar fraudes electorales a favor del comandante Daniel Ortega.

Las sanciones de Washington por fraude y corrupción han exacerbado el sentimiento contario a Rivas, de acuerdo a Denton. Eso tiene que ver porque los países de la región centroamericana han tenido “una actitud favorable” hacia Estados Unidos.

El panorama nacional también siente preocupación por la “Nica Act”, ley que impondría sanciones económicas como castigo a la deriva autoritaria de Ortega en caso de ser aprobada. Según Denton, los entrevistados creen que una eventual destitución de Rivas sería una forma de “mitigar” la amenaza de la “Nica Act”.

Por ahora, el gobierno del comandante Daniel Ortega no pretende destituir de su cargo al magistrado Rivas: La semana pasada reformó la Ley Electoral para restarle funciones administrativas al magistrado sancionado, pero le conservó su investidura de presidente del CSE, y, por ende, su inmunidad y protección.

Las investigaciones de CONFIDENCIAL sobre su último vuelo privado (valorado en 130 mil euros) y un palacete en Madrid valorado en 9 millones de euros y que es la sede de una empresa familiar de Rivas, han causado inquietud en la opinión pública.

“Roberto Rivas  no es una figura de elección pública”, afirmó Denton. Según el director de Cid Gallup, la mayoría que opinan a favor de Ortega tiene afinidad con el Frente Sandinista. Sin embargo, en ese margen oficialista hay quienes piden su destitución: un 30%.

“Roberto Rivas es parte del grupo sandinista de fijo en el Gobierno. Tanto a Daniel Ortega como a Rosario Murillo le dan opinión favorable significativa, pero con Rivas no es así. Un componente fuerte del mismo partido quiere verlo destituido. Eso es muy significativo en una administración que tiende a tener líneas”, analizó Denton.

CID Gallup determinó que 48% de los encuestados se declararon militantes sandinistas y un 46% no tiene partido.

¿Qué piensa la gente realmente?

El sondeo muestra una aprobación del 62% sobre la labor que desempeña el Gobierno del comandante Ortega. 54% opinan que el país va por el rumbo correcto bajo la gestión actual. Asimismo, la figura de Rosario Murillo y su trabajo resultó bien evaluada: 11 puntos por encima del resultado de Daniel Ortega.

Incluso a la interrogante de quién manda en el Gobierno entre presidente versus vicepresidente, se obtiene como respuesta que cinco de cada nueve personas consideran que quien manda Murillo.

Sin embargo, cuando se pregunta sobre la situación económica, el desempleo sigue punteando como en los sondeos anteriores. 40% de los entrevistados está dispuesto a emigrar para mejorar su situación.

“Hay otros datos que no son tan positivos, como la inseguridad y el crimen. Y después uno pregunta qué la parece la gestión del presidente Ortega en la presidencia… Está perfecta, contestan. Vemos una grieta grande allí”, señaló Denton. “Yo hablo con el personal aquí y les digo: ¿Realmente estaremos llegando a lo que la gente piensa?”.

Según Denton, como firma encuestadora han encontrado en Nicaragua un “factor cautela” en los consultados. “No  hemos logrado resolver o llegar a lo que realmente piensa la gente”, lamentó Denton.

“Hay un factor, no exactamente de miedo, sino de cautela por parte del nicaragüense: En su comunidad duda de quién es el entrevistador, quizá si el vecino oye, y si digo algo negativo con el régimen puedo ser sancionado de alguna manera por los CPC… hay ciertas preguntas y no hemos logrado cómo resolvemos eso para sacar lo que realmente piensan”, insistió Denton.

El analista resaltó que Ortega es el presidente mejor valorado de la región latinoamericana con 54%. “Siempre he dicho que en el domingo de Ramos lo máximo que Jesús hubiera recibido es un 70, porque estaban los fariseos y los que estaban en contra. Estamos encontrando complicado encuestar. Necesitamos descubrir una manera de entrar al alma de los nicaragüenses”, afirmó el director de CID Gallup.