Política

Cid Gallup: 59% demanda renuncia de la pareja presidencial

Olda Acuña, presidenta de CID-Gallup: Por primera vez en la encuesta, más sandinistas opinan que el país va por el rumbo equivocado

La última encuesta de la firma CID-Gallup reveló que 62% de los nicaragüenses desean adelantar las elecciones como medida para solucionar la crisis sociopolítica que los aqueja desde abril de 2018. Los consultados opinan en un 77% que “el país va en rumbo equivocado”, y una mayoría de 54% evaluó “muy mal” la gestión presidencial del comandante Daniel Ortega.

Para el exdiputado liberal y analista político, Elíseo Núñez, estas tres percepciones ciudadanas resumen de forma neurálgica los hallazgos de CID-Gallup: “Que el problema de Nicaragua se reduce a la pareja presidencial”.

“La crisis económica que ya se siente en el país, sumado a la actitud de Ortega de no querer ceder o negociar nada, te está indicando que la población cada vez tiene más claro el panorama, y te dice que el Gobierno está por mal camino”, aseguró Núñez.

Los resultados del sondeo en general muestran una percepción negativa de la ciudadanía sobre el contexto actual, y ponen en cuestión la gestión de Daniel Ortega como presidente
Respecto al “mal rumbo que lleva el país”, el puntaje de 77% aumentó 11% en comparación a la anterior encuesta publicada por CID-Gallup, en enero pasado. Según el sondeo de opinión, cuatro de cada cinco entrevistados coinciden que Nicaragua está moviéndose en dirección incorrecta. “Ya no es solo el conflicto político que está afectando esta opinión, también la zozobra económica que ha generado la crisis política”, acotan.

“Está afectando la carestía de la vida y la falta de empleo. Al sentir que no tienen sus necedades básicas completas, sienten que el país va mal”, explicó por su parte Olda Acuña, presidenta de CID Gallup. Acuña enfatizó también que las detenciones arbitrarias cometidas por la policía han impactado en el sentimiento ciudadano patente en la encuesta.

Lo más revelador en este sentido es que hay sandinistas que opinan que el país va en rumbo incorrecto. “Por primera vez en la encuesta los sandinistas tienen esa opinión”, dijo Acuña en el programa Esta Noche

“Sandinismo bajando muy fuerte”

El exdiputado Núñez cree que el hecho que sandinistas opinen negativamente de su Gobierno responde a que Ortega no posee una base ideológica firme. Más bien la califica como “una base clientelar”.

“El sandinista de nuevo cuño depende de las dádivas del Estado no de su formación política – ideológica”, insistió el exdiputado. “Esto no es más de la amplificación de algo que pasó hace algunos años, cuando dijeron que le iban a dar mil córdobas a cada bachiller y luego que solo iban a ser 300; eso provocó protestas en los colegios. Ellos (Ortega) no tienen una base que sea leal a su proyecto político menos al familiar. El proyecto político del FSLN no existe, y el familiar es de mantenerse en el poder”, ejemplificó Núñez sin dejar por fuera a ciertos simpatizantes orteguistas que sí mantienen una postura apegada al ideal revolucionario.


En esa misma línea, la presidenta de CID Gallup señaló que los Ortega-Murillo han perdido posicionamiento ante sus bases, pero sobre todo ha disminuido el sentimiento de que Ortega ayudaba y era una especie de benefactor.

“Hay una desilusión entre los nicaragüenses. Sienten que están desprotegidos. Incluso los que seguían a Ortega y creían en los ideales del partido, también se sienten así. Ortega ha perdido ese sentimiento de que ayudaba”, afirmó Acuña. “Antes Ortega salía muy bien porque había mucha ayuda que ahora ya no hay por el problema con Venezuela (la reducción de la cooperación). El sandinismo está bajando y bajando muy fuerte”, sentenció.
Al mismo tiempo, la evaluación de la labor del comandante Ortega como presidente se ha erosionado mucho. 54% opina “muy mal y mal” sobre el mandatario, mientras que 24% ni “bien ni mal”, y apenas un 22% “bien”. Se trata de un índice de menos 30% para Ortega.

La encuesta también preguntó sobre la aprobación de la gestión presidencial en general, y los números también son negativos para el orteguismo: 60% la desaprueba.

“Deben renunciar”

Para los ciudadanos consultados por CID-Gallup, la vida no anda normal en Nicaragua. “Solo un porcentaje pequeño considera que la situación es normal. Entre los demás, cuando se les pregunta cuándo pudieran volver a la normalidad, la respuesta mayoritaria es ‘cuando salga Daniel Ortega del poder’. No señalan cómo debería irse, pero sí creen que lo mejor es que deje el poder. En segundo lugar, están quienes piden elecciones anticipadas. Y para un 76% estima que la normalidad vendrá con un cambio en el timón del país”, explica el sondeo.

Quienes piden la renuncia de la pareja Ortega-Murillo suman 59%, y quienes prefieren que terminen su periodo hasta 2021 son el 30%.


“El desempleo y la economía siempre son el problema principal en las encuestas en Nicaragua. Pero esto se agrava más con la crisis política. Todo junto. Por eso dicen que no es normal y quieren un cambio. Ahora no tienen empleo y tampoco pueden salir a buscar trabajo porque tienen temor a que la Policía los aprese”, interpretó Acuña.

Desconfianza en la Policía

CID-Gallup señala que el temor por la opresión del Gobierno constituye uno de los problemas principales de la nación. De igual importancia, están los temas económicos que incluyen el alto costo de la vida y el desempleo. “Quienes manifiestan ser seguidores del Frente Sandinista de Liberación Nacional tienen menor probabilidad de citar a la crisis política o el temor por sus hijos. Pero citan los problemas económicos como todos los demás”, asegura la encuesta.

La dictadura de Daniel Ortega mantiene un Estado de excepción de facto desde
septiembre de 2018. EFE | Confidencial.

El sondeo también preguntó directamente sobre la Policía y encontró que el rol represor de la institución ha sido clave en la crisis política. Esta encuesta revela que dos terceras partes de la población no se sienten seguras de que la Policía las va a cuidar, y consideran también que la institución no está en condiciones para defender al pueblo. “Los que sí creen que la Policía está a la orden del pueblo y que lo va a defender son los que se definen como seguidores del FSLN”, precisa CID-Gallup.

El 68% de la población no se siente segura con la Policía y 67% no cree que los oficiales defiendan al pueblo. “Llamó la atención antes la cierta confianza que había en la Policía. Se veía que estaba en función de los ciudadanos. Ahora ya los ciudadanos sienten que la Policía es parte del Gobierno. Hay temor a la Policía. Temor a la delincuencia, porque no pueden ir a la Policía”, dijo Acuña.

Encuesta asediada

La encuesta se realizó entre el siete y el 21 de mayo, en 1205 hogares distribuidos en todo el territorio nacional, con un nivel de confianza de 95% y un margen de error de +/- 2.83%, y puede compararse con otra realizada en enero.

La presidenta de CID Gallup explicó que tardaron más tiempo de lo normal en realizar la encuesta debido a las trabas impuestas a los entrevistadores en las calles de parte de la Policía.

“El equipo sufrió bastante interferencia de la Policía. Les quitaban las tabletas y los amedrentaban. No interfieren los datos porque, después de todo, las personas hablan. Tienen confianza en nosotros. Es una manera de decir lo que piensan del Gobierno. Los mayores problemas se registraron en Masaya”, narró Acuña.

Pese a las interferencias denunciadas por CID-Gallup, el exdiputado Núñez destacó que en esta ocasión “la gente logró romper la barrera del miedo” pese al Estado policíaco impuesto. Núñez recordó que la Universidad de Vanderbilt realizó una encuesta en 2016 y advirtió que los nicas tenían miedo a expresarse, en especial sobre temas políticos.

“Ahora la gente está diciendo lo que siente. En algún momento del pico de la represión salió una encuesta en la que ellos (Gobierno) salían con mejores números, pero probablemente era porque el pico de la represión era el pico del miedo”, comparó Núñez. “El cambio hoy en día es evidente. La sociedad aísla al Gobierno y los mira como el problema, pero Ortega se niega ver eso, y más bien cree que los fusiles y las cárceles son suficientes para que la gente desista de seguir tratando que él se vaya”.

Más en Política

Send this to a friend