Política

Aumentan los ciudadanos que demandan que se vayan, y 60% demanda elecciones anticipadas

Cid Gallup: 61 por ciento exige renuncia de Ortega-Murillo

Marcha de los globos

“Apoyo a Ortega oscila entre 23% y 34%, no alcanza su base de 38%”, dice Eliseo Núñez; Murillo es la personalidad peor evaluada del país con -36%



La última encuesta de la firma CID Gallup, realizada entre el 6 y el 18 de septiembre y divulgada en el programa televisivo Esta Noche, revela que el porcentaje de personas que exigen la renuncia del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, aumentó del 57% en mayo al 61% en septiembre.

El tamaño de la muestra de la encuesta fue de 1200 hogares distribuidos en todo el territorio nacional. Se entrevistó una persona por hogar, lo cual formó una muestra demográficamente representativa de la población adulta del país de 16 y más años. El resultado total tiene un margen de error de ±2.83 puntos (nivel de confianza 95%).

El 56% de los ciudadanos encuestados no aprueba la gestión presidencial de los  gobernantes del FSLN, y ante la pregunta de si se deberían adelantar las elecciones presidenciales, el 60% indicó que los comicios deberían realizarse en 2019.

Según Eliseo Núñez, exdiputado y miembro del Frente Amplio por la Democracia (FAD), el número de personas que piden la renuncia de Ortega y Murillo ha aumentado debido a la muerte y la represión que el mandatario ha dirigido en contra de quienes exigen justicia y la salida del régimen. De acuerdo con el político, en un Estado de derecho, el presidente debió haber renunciado desde hace tiempo, asimismo, consideró inaudito que a estas alturas no haya propuesto una solución a una crisis que ha enlutado a más de 300 familias.

Ortega por debajo de su mínimo

“Una cosa que ves reflejada en esta encuesta, son los pisos y los techos de Ortega. Ha fluctuado entre el 22% hasta un 34% como máximo. Ahí está él, no llega ni siquiera a su base natural que era el 38%, se coloca por debajo de eso y lo vemos reflejado en todos los temas. El problema es que Ortega está demostrando que la legitimidad no le importa y ha renunciado a su capacidad de gobernar a cambio de mantenerse en el poder”, explicó Núñez.

El exdiputado insistió en que Ortega ha dejado su pretensión de ser “un buen presidente” a cambio de mantenerse en el poder, al punto de entrar en una “situación que tiene dilemas propios de prisioneros”. Es decir, que él va a hacer todos los días “lo que tenga que hacer para amanecer en el poder el día siguiente”, remarcó.

De acuerdo con los resultados de esta encuesta, el 33% de la población considera que las labores del comandante Ortega son “muy malas”, asimismo el 24% cree que están “malas”. Es decir, un 57% de la población tiene una imagen negativa del gobernante del FSLN. Solamente el 25% tiene una opinión positiva.

Núñez explicó que este porcentaje, que representa más de la mitad, es un duro golpe para la imagen del comandante, quien demostró que “lo vendido como eficiencia, no era nada más que un espejismo”, pues durante los años en que hubo bonanza, no se alcanzó un crecimiento deseado.

“En los primeros diez años, el crecimiento anual fue de 4.2% ¿Qué significa? Que Ortega no fue eficiente. Y aunque la gente no lo exterioriza con cifras, lo huele, y se da cuenta que esta crisis en la que estamos es producto de una mala gestión económica de Ortega. Y si a eso le sumás que Ortega es visto como un represor capaz de dispararle a la gente, de echar preso al que pueda y disolver manifestaciones por la fuerza, que era algo que lo hacía focalizadamente en áreas políticas, te encontrás con lo que revela la encuesta”, insistió Núñez.

Nicaragüenses no tienen un partido de preferencia

Respecto a la situación política del país, liderazgos de Gobierno y oposición, la encuesta muestra que el 67% de los ciudadanos no tienen ningún partido político de preferencia. El Frente Sandinista se desplomó al 23% de simpatía, mientras otros partidos, PLC (4%), PLI (1%), PC (1%), y otras agrupaciones se disputan el restante 10%.

El ranking de las personalidades peor evaluadas del país, con mayor porcentaje de opiniones negativas que positivas, lo encabezan Rosario Murillo con -38%; la esposa del expresidente Arnoldo Alemán y diputada María Fernanda Flores, -33%; Daniel Ortega, -26%; el jefe de la Policía Nacional, primer comisionado Francisco Díaz, -21%,  y el general de Ejército Julio César Avilés, -10%.

Respecto a las personalidades mejor evaluadas, con un balance neto de opiniones positivas se encuentra en primer lugar el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, +56%; el cardenal y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes +44%; el obispo auxiliar, monseñor Silvio Báez, +36%, y el estudiante Lesther Alemán, +29%.

La lista la completan el empresario Carlos Pellas con +19%; la presidenta de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Cristiana Chamorro, +16%; el empresario y presidente de la Unión de Productores de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, +16; el director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro, +15%; el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, +12%; el rector de la Universidad Americana (UAM), Ernesto Medina, +12%, y la presidenta de la Cámara Americana de Comercio (AmCham), María Nelly Rivas, +12%.

Cid Gallup preguntó sobre el apoyo que obtendrían José Adán Aguerri, Cristiana Chamorro y Micheal healy como eventuales candidatos de oposición contra Daniel Ortega o Rosario Murillo, Aguerri obtiene el 8% de respaldo, Chamorro 7%, y Healy 6%, mientras que el 79% dijo que no apoyaría a ninguno, o no sabe/no responde.

Los problemas del país y de las familias

El 35% de la ciudadanía encuestada por CID Gallup considera que el principal problema del país es la crisis política que vivimos. El costo de cubrir las necesidades básicas es la segunda preocupación (27%) de los pobladores, el tercero es el desempleo (13%) y otro sector (12%) manifiesta que existe temor por sus hijos y la opresión del Gobierno.

Según el exdiputado, lo que reflejan estos números es que el país no ha migrado hacia una inseguridad delincuencial, y está “leyendo” que este problema proviene del Gobierno.

“Si a eso le sumás el 12%, estás hablando casi de la mitad de la población teniendo temor del propio Estado, lo cual indica que el Gobierno incumple con su función principal, que es darle seguridad a los ciudadanos. La pregunta siempre es si al Gobierno le interesa o no este sentimiento de la población”, refirió Núñez.

El lugar que ocupa el desempleo en el resultado de la encuesta es el tercero. Núñez consideró que ocupa ese sitio porque para la población es más importante “la vida y libertad”.

El papel del Gobierno, la población y la Iglesia

La encuesta somete a evaluación entre los ciudadanos encuestados la actuación del Gobierno, la población y la Iglesia, en la crisis sociopolítica. El 63% considera que la Policía no ofrece medidas para defender al pueblo. Asimismo el 71% considera que quienes participaron en marchas y tranques no son terroristas. Y el 79% no está de acuerdo con que el Gobierno persiga a los periodistas porque cuestionan su actuación.

“Lo que queda claro es que la población no está comprando el discurso del régimen, porque el régimen ha venido sosteniendo que la Policía ha venido a poner la paz, que el tema de los tomatierras es espontáneo o de derechos sociales. La Policía no es vista como institución que protege a la población, las capturas que realizan no son asociadas con el discurso de ellos, de que son terroristas, y tenés el tema de los tomatierras que es interesante”, analizó Núñez.

Sobre el papel que ha desempañado la Iglesia católica en el diálogo sobre el conflicto, el 64% de los ciudadanos cree que ha sido muy bueno, en cambio el 27% lo considera mediocre o malo.

“Lo que estás viendo vos es que la opinión hacia Ortega está concentrándose en varios ejes, el 64% apoyando a la Iglesia, estás viendo el panorama sobre la mesa de lo que realmente está pasando en el país, un 60% o 70% en contra del régimen de Ortega y entre un 40% o 30%, que es lo que puede pescar Ortega como su máximo”, insistió Núñez.