Nación

Despidos por persecución política se estiman en 200 de personal médico y 40 académicos

CIDH actualiza cifras de la represión orteguista

Masaya

Registran al menos 300 presos políticos o detenidos arbitrariamente y confirman que de los 325 asesinados, 24 eran menores de edad



A cinco meses del inicio de su mandato, el Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha actualizado las cifras de la represión orteguista a las protestas cívicas contra el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que estallaron el pasado 18 de abril, por las ahora fallidas reformas al sistema de Seguridad Social.

La CIDH mantiene en 325 muertos el número de asesinados, estimando que al menos 24 eran menores de edad. Además, calcula en al menos 300 personas el número de detenidos arbitrariamente. Los organismos nacionales de derechos humanos, por su parte, cifran el número de presos políticos en más de 610.

A causa de la represión orteguista y su persecución política, unos 200 profesionales de la salud han sido despedidos por hacer su trabajo y también 40 profesionales de universidades han sido despedidos, detalla el Meseni.

A principios de noviembre, el Mesini calculó que el Gobierno de Daniel Ortega tiene 400 presos políticos diseminados en los distintas cárceles y penales del país.

Sin embargo, a pesar de las constantes denuncias de maltratos en las celdas, el Mecanismo de la CIDH no ha podido corroborar el estado de salud físico y psicológicos de los privados de libertad, quienes son acusados de los presuntos delitos de “golpismo y terrorismo” por participar en las protestas cívicas y demandar justicia y elecciones anticipadas.