Política

CENIDH y el Estado de Nicaragua reciben documentación del órgano de la OEA que vela por los derechos humanos

CIDH otorga medidas cautelares a Carlos Bonilla

El activista opositor cataloga las medidas como "un gran logro"



La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó este sábado medidas cautelares en favor de Carlos Bonilla y su esposa Gabriela García, los dos activistas que demandan saneamiento del sistema electoral y que fueron brutalmente atacados el 26 de febrero en la Colonia 10 de junio, en Managua.

La documentación sobre las medidas cautelares fue recibida la mañana de este sábado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). Este organismo había solicitado la protección de los activistas ante este órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“El CENIDH pidió medidas cautelares para la seguridad y el patrimonio de la pareja, y la CIDH entendió la gravedad del atentado que sufrieron Carlos Bonilla y Gabriela García, que fue un intento de asesinato”, informó Gonzalo Carrión, director jurídico del CENIDH.

De acuerdo a Carrión, el Estado de Nicaragua también fue notificado por la CIDH. Este mecanismo consiste que “en situaciones de gravedad y urgencia la Comisión podrá, a iniciativa propia o a solicitud de parte, solicitar que un Estado adopte medidas para prevenir daños irreparables a las personas o al objeto del proceso en conexión con una petición o caso pendiente, así como a personas que se encuentren bajo su jurisdicción, en forma independiente de cualquier petición o caso pendiente”.

Bonilla recibió con satisfacción la noticia. Calificó las medidas cautelares a su favor y de su esposa como “un gran logro”. “Demuestran que en este país no hay libertad de expresión, que si no concordas con un gobierno te mandan a matar”, dijo el activista vía telefónica.

Según Bonilla, él seguirá insistiendo “en que el gobierno del comandante Daniel Ortega lo mandó a asesinar hasta que no le demuestren lo contrario”. El activista ya se ha recuperado totalmente de las puñaladas que le perforaron el diafragma y el hígado. De hecho, ya regresó a las calles a sus labores de activismo. Este viernes estuvo en Nindirí pegando papeletas que cuestionan al magistrado presidente del Poder Electoral, Roberto Rivas.

“Regresé con el pecho marcado de por vida, regresé con mis ojos llenos de lagrimas por la emoción de estar haciendo Patria de nuevo”, escribió Bonilla en su cuenta de Facebook.

MDN hoy en Nindiri #UnPosteUnaFotoDeRobertoRivas

Posted by Carlos H Bonilla on viernes, 1 de abril de 2016

Hasta la fecha, la Policía Nacional no ha presentado a dos de los cinco atacantes de Bonilla y su esposa, quienes fueron atrapados por los vecinos poco después de la agresión.

La patrulla Yaris (placa 207) recogió a los dos sujetos y los trasladaron al Centro de Salud Francisco Buitrago para darles atención médica debido a las heridas el 26 de febrero. Después, los atacantes estuvieron detenidos en el Distrito V, pero la institución policial guarda silencio sobre el caso. Confidencial ha intentado comunicarse con relaciones públicas de la Policía para obtener información, pero el comisionado César Cuadra se niega a atendernos.